General Tecnología

5 lugares que no quieren que veas. Los censurados de Google Maps.

Mapa pixeladoYa hemos hablando unas cuantas veces en ReadWriteWeb.es de lo que nos gustan Google Maps y Google Earth. Son herramientas potentísimas, divertidas de usar y que valen para multitud de tareas.

Algo con tantísima información es inevitable que esté lleno de pequeños misterios que, a veces, ni sus propios creadores conocen. Pero hay algunos que, suponemos, conocen perfectamente: las zonas borrosas. Determinadas areas, normalmente muy pequeñas, que están, de una forma u otra, ocultas o al menos distorsionadas.

Aunque en muchos casos el motivo del “borrado” se puede deducir perfectamente, seguridad nacional, en otros no está tan claro. El hecho de que, a veces, aparezcan censurados en un servicio -por ejemplo Google Maps- y sin censurar en otros -como Yahoo Maps- complica hacer una predicción adecuada. En cualquier caso lo que más se censura son instalaciones militares y otras, civiles pero estratégicas, como las centrales eléctricas.

La curiosidad de la gente hace que muchísimas de ellas estén perfectamente identificadas en el mapa. Los métodos de borrado son variados y, también, misteriosos. A veces una mancha uniforme del color del suelo, otras veces la superposición otro lugar cercano, el clásico pixelado o la utilización de imágenes desfasadas (caso del tejado de la Casa Blanca) son las más habituales.

5 ejemplos curiosos

Algunos ejemplos variados de zonas censuradas son:

  • Base aérea Predator (Pakistán): Una base militar desde la que despegan UAVs, aviones no tripulados de propósito militar. En este caso el borrado es muy sutil, y solo están eliminadas las marcas blancas de pista de despegue y aterrizaje.
  • Cuarteles militares en Nangang (Taiwan): Los edificios están totalmente pixelados.
  • Huis ten Bosch (Holanda): Una de las cuatro residencias oficiales de la familiar real holandesa. La traducción literal es “casa en el bosque”. Toda el area de la casa y los jardines más próximos están pixelados.
  • Millerhof (Rusia):  Un enorme palacio inspirado en el Palacio Peterhof, San Petersburgo, fue construido durante 2008 y 2009 a las afueras de Moscú. No se sabe quien es su propietario aunque se sospecha que es Alexei Miller, CEO de la potente Gazprom, por eso el nombre. Su exclusión, superponiendo hierba- de Google Maps (a pesar de aparecer en otros servicios como Bing Maps), fue precursora de alguna teoría de la conspiración.
  • Penal de Sing-Sing (Estados Unidos): El mítico penal de máxima seguridad de Nueva York también se ve raro en las imágenes por satélite. En este caso, parece que se han suavizado los trazos hasta hacer cualquier detalle irreconocible.

Aunque con estos cinco ejemplos no vas a poder, muchos de los lugares censurados por Google Maps pueden ser accedidos a pie. Si te pica la curiosidad, simplemente prepara una excursión.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.