e-conomía General

5 cosas a tener en cuenta antes de mover tu startup a la nube

cloudsky_may10Aunque no supone una tecnología nueva, el cloud computing conserva el rumor de ser una de las últimos -y potencialmente transformativos- elementos de la industria. Pero sigue habiendo bastante confusión acerca de qué es exactamente el cloud computing, y formulándose a menudo la pregunta de si una startup debe, o no, estar en la nube. Es difícil responder.

¿Deberías mover (o fundar) tu startup en la nube? Los partidiarios del cloud computing te dirán que sí inequívocamente. Las fuerzas más conservadoras de las IT te responderán que inequívocamente no.

Cloud Computing: Definiciones rápidas

Hay tres categorías principales de cloud computing.

Software as a Service (Saas): el uso más común de la nube, SaaS es también conocido como “software bajo demanda”. Antes que descargar y usar el software localmente, los clientes acceden al mismo vía Internet.

Platform as a Service (PaaS): Como el propio nombre sugiere, PaaS conlleva la distribución de una plataforma informática con capacidad para desarrollar y hacer uso de sitios web y servicios vía Internet.

Infrastructure as a service (IaaS): IaaS provee todos los pilares computacionales, pero es la elección más compleja. Esto te permite construir tu plataforma y tus servicios.

5 cosas a tener en cuenta antes de moverse a la nube

  1. Tus necesidades: Igual que si tuvieras que evaluar tus necesidades de ordenadores fuera de la nube, moverse a la nube requiere cierta planificación. ¿Necesitas un proveedor que ofrezca una gran flexibilidad? ¿Cuáles son tus expectativas de actuación y disponibilidad? ¿Necesitarás soporte y servicios adicionales?
  2. Tu presupuesto. Aunque ahorrarás dinero evitando las inversiones en hardware, alojarse en la nube no es necesariamente más barato. Mientras que la nube trata el ordenador como un servicio, se te pasará una factura dependiendo de tu uso.
  3. Escalabiliad y flexibilidad. El cloud computing posibilita un escalamiento más sencillo,facilitando la activación de servidores nuevos y más grandes (o retroceder ante instancias menores).
  4. Seguridad. La seguridad puede ser uno de los argumentos principales de los que están en contra de la nube, que temen que la co-localización en la nube es más peligroso que la co-localización en un servidor local.
  5. Backup. Nada es infalible, y simplemente porque estés en la nube no significa que debas olvidarte de las copias de seguridad.

A pesar de la promesa que mantiene el cloud computing, no deberías tomar la decisión de manera superficial (de la misma manera que, esperamos, no tomes la decisión de comprar un montón de hardware sin informarte primero).

Original: Audrey Watters

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.