Entrevistas

Sergio García (HM Hospitales): “El futuro pasa por la ‘eHealth”

sergio-garcia-hm-hospitales-2
Escrito por Esther Macías

Sergio García lleva más de 12 años al frente del área de TIC de HM Hospitales, uno de los grupos hospitalarios privados más destacados en España. Éste nos explica la casuística y proyectos de su organización en esta materia y cómo las nuevas tecnologías han cambiado por completo la asistencia al paciente y la propia gestión hospitalaria.

Sergio García lleva más de 12 años al frente del área de TIC de HM Hospitales, uno de los grupos hospitalarios privados más destacados en España. El director de Sistemas de Información y TIC nos explica la casuística de la entidad en esta materia, los principales proyectos en los que está inmersa y cómo las nuevas tecnologías han cambiado por completo la asistencia al paciente y la propia gestión hospitalaria.

  

TICbeat.- Lleva más de una década liderando las TIC de HM Hospitales, un grupo en plena expansión que en estos años habrá experimentado una completa transformación tecnológica. ¿Cómo ha vivido ésta?

Sergio García.- Cuando entré en el grupo éste tenía dos hospitales, y ahora tiene ocho y varios policlínicos, así que la transformación ha sido total. Solo en máquinas e infraestructuras hemos pasado de tener 200 PC y 50 impresoras, a 1.700 PC, 150 servidores, más de 1.000 impresoras, conexión wifi y líneas de Internet que mientras que antes iban a 2 megas hoy tienen caudales de giga. Porque uno de los grandes cambios que hemos visto es que cada vez hay más tráfico de red: en el último año casi lo hemos duplicado.

En cuanto a nuestros sistemas, en estos años hemos trabajado para que todo esté centralizado. Todo converge a través de un motor de integración y los sistemas son únicos, eso nos permite que los profesionales puedan trabajar viendo la misma información desde cualquier punto y hospital. Esto lo hicimos fusionando los HIS (sistema de información hospitalaria) de los dos hospitales iniciales, el de HM Madrid y el de HM Montepríncipe, de forma que a partir de ahí cualquier sistema periférico vuelva todo a un sistema de integración que conecta todo a la historia clínica electrónica.

Yo diría, por hacer un balance, que del escenario inicial al actual el gran cambio es que prácticamente todo pasa por los sistemas de información, lo que hace que éstos sean críticos. Obviamente, esta alta disponibilidad conlleva una mayor complejidad, de ahí el aumento de caudal de las líneas. Y cada vez nos apoyamos más en las nuevas tecnologías.

 

Del escenario inicial al actual el gran cambio es que prácticamente todo pasa por los sistemas de información, lo que hace que éstos sean críticos”

 

TB.-¿Con qué plataforma de historia clínica electrónica trabajan?

SG.- Es un desarrollo propio implantado hace ya ocho años llamado HOSMA que integra tanto la historia clínica electrónica (HOSMA DR) como el HIS. Gracias a esta plataforma cualquier proceso de negocio que se lleve a cabo en el episodio de un paciente queda reflejado y perfectamente monitorizado, desde el tiempo que tiene que esperar para entrar a la consulta, hasta lo que se factura por esa consulta, al tipo de consulta que es, si es un episodio de ingreso o una revisión o una operación, etc. Es decir, todo el ciclo de interactuación del paciente con nuestros hospitales es único; para eso tenemos un NIP, un Número de Identificación de Paciente, que es unívoco para nosotros. De hecho, trabajamos mucho en la unificación de la información del paciente. Porque por mucho que pongamos muchos filtros y seamos muy concienzudos para la entrada de datos, y que la entrada de estos sea el HIS, tenemos duplicidades. Así que tenemos también herramientas para comprobar los datos y que salten alarmas si no concuerdan e incluso un proceso manual que busca eliminar esas duplicidades.

 

TB.- ¿Por qué no optaron por un desarrollo del mercado, como las plataformas de HCE o HIS de HP, Cerner, Indra, etc.?

SG.- Porque aunque en el mercado hay productos muy buenos ninguno es tan flexible como un desarrollo a medida; un desarrollo que, además, queremos empezar a comercializar ahora. Además, HOSMA le saca cierta ventaja operativa y funcional a lo que hemos visto en el mercado. Gracias a que es un desarrollo propio hemos llegado a incorporar cambios semanales, y eso es porque está hecho por y para los clínicos. Aunque la plataforma tenga una parte de facturación, en la parte asistencial de la HCE participan todos nuestros profesionales, direcciones médicas, jefes de servicio, supervisores… Eso le da una riqueza al producto que lo convierte en diferencial frente a una solución comercial que pueda tener una compañía tecnológica del sector. Quizás en algunos aspectos no estemos en el nivel de HP o Cerner, pero en lo que respecta a los requisitos del personal clínico cumple muy bien sus exigencias. Es más, permite hacer cosas que otros sistemas no permiten.

Claro que, para mi departamento, tener una plataforma propia con posibilidad de tanta personalización conlleva más trabajo. Conseguir una estabilidad de ese software en producción 24/7 y los 365 días al año con tantos cambios de versión es complejo. De hecho, ahora estamos en un momento complicado porque estamos cambiando la anterior versión de HOSMA a una nueva. De momento están conviviendo las dos.

 

TB.- ¿Cómo es esta nueva versión?

SG.- HOSMA 2.0 es multiplataforma y multidispositivo de forma que permite acceder a la aplicación desde un smartphone, tablet con IOS o con un sistema operativo Android móvil y, sobre todo, es 100% virtualizable. La anterior versión era más costosa de mantener porque requería de un cliente pesado en lo que respecta a los equipos. Así que la vida útil que le dábamos al PC era menor. Ahora no. Los únicos que tienen que crecer son los servidores centrales que es donde se ejecuta casi todo el cálculo. Es decir, todo el proceso de ejecución lo sacas de la máquina cliente y al final lo que tienes allí es solo un visor. Esto es ideal para un personal ajustado como el que tenemos. La nueva plataforma nos permite, en definitiva, ser más flexibles al tiempo que abaratamos costes.

 

TB.- ¿Cuándo la tendrán completamente implantada?

SG.- Ahora tenemos implantado un 50% de los módulos de la nueva versión pero esperamos que este verano, a lo sumo en septiembre, esté totalmente implantada y podamos ‘apagar’ HOSMA 1. Posteriormente integraremos también la nueva plataforma en los dos hospitales que adquirimos el pasado año y en el nuevo que abrimos.

 

Nuestra tecnología de HCE y HIS la empezaremos a comercializar seguramente el próximo año de mano de TRC, cuando ya esté plenamente operativa la nueva versión en todos nuestros centros”

 

 

sergio-garcia-hm-hospitales

 

TB.- Me gustaría ahondar más en lo que contó al principio, acerca de su idea de comercializar su plataforma de HCE y HIS. Con este movimiento pasan a convertirse en proveedores de TI para el sector sanitario…

SG.- Sí, en realidad no es la primera vez que comercializaríamos un desarrollo propio. Ya vendimos nuestro sistema de llamadas a pacientes al Banco Santander, para que lo implantara en el Policlínico que tiene en la Ciudad Financiera, un sistema que han puesto en producción en febrero.

Respecto a la tecnología de HCE y HIS, la empezaremos a comercializar seguramente el próximo año, cuando ya esté plenamente operativa la nueva versión en todos nuestros centros. La idea es comercializarla de mano de TRC, que es la empresa que dará el soporte porque nosotros no nos queremos meter en ese aspecto. HOSMA es ideal desde para un médico privado o una clínica hasta un grupo de hospitales como nosotros. Tenemos bastantes esperanzas en que esto sea un caso de éxito. Desde luego ya hay gente interesada.

 

TB.- Pasan a competir, por tanto, con los otros jugadores de este sector como HP, Indra…

SG.- Bueno, yo diría que más bien competiríamos con Florence, desarrollada por Ribera Salud, o plataformas de este tipo pero para eso hace falta ver que número de clientes captamos.

 

TB.- ¿Cuántas personas forman parte de su área de TIC y cómo se estructura éste?

SG.- Unas 20 personas. El área de sistemas de información se compone del Departamento de Seguridad y Sistemas, un Centro de Atención a Usuarios (CAU) y Telecomunicaciones y un área de Desarrollo de Software.

En la atención a usuarios, tenemos entre una y dos personas por centro, por eso nos es esencial avanzar en tecnología que permita al informático dar servicio en remoto. Es decir, buscar tecnologías que den un valor añadido en la gestión para que con un grupo mínimo de gente técnicamente muy potente se pueda atender a un alto flujo de usuarios.

 

TB.- ¿No tienen externalizado el CAU? Esto suele ser frecuente.

SG.- No. El servicio lo damos internamente. En general externalizamos muy poco. Si acaso algún servicio de mantenimiento de alto nivel de switching, etc. cosas muy concretas.

 

TB.- ¿El centro de datos es propio?

SG.- Sí. Tenemos uno en el HM Sanchinarro, pero es un CPD espejo, el de producción está en nuestro proveedor de Internet, que es Gnet. Hemos virtualizado absolutamente todos nuestros servidores y, a nivel de centros, todos tienen CPD en producción propio para servidores.

 

TB.- Además de la migración a la nueva versión de la plataforma de HCE y HIS, ¿en qué otros proyectos están inmersos?

SG.- También estamos cambiando el PACS, el sistema de diagnóstico por imagen. Ahora es más avanzado y permite unificar cualquier tipo de imagen radiológica o clínica en un solo repositorio de información. El radiólogo o cualquier profesional puede acceder a esta información desde cualquier sitio. Usamos una solución de Agfa.

Tenemos otro proyecto que aporta mucho valor añadido, que es el de Placa por CD. Aunque ya muchos resultados de radiología se dan en CD hemos montado un pilotaje con unas máquinas de Xerox que implica que el informe médico y las imágenes más determinantes para el paciente se impriman en un solo book, en él se añade el CD que es lo que aporta la calidad clínica, diagnóstica, de la prueba en cuestión y se le entrega el paciente. Así el paciente en vez de llevarse un CD se lleva un book mucho más representativo en el cual ve qué le han hecho. Esto, además, representa un ahorro importante para nosotros en gestión y nos permite dar de una forma más rápida los resultados. Es un proyecto que está teniendo buena acogida.

 

TB.- ¿Y no es mejor que el paciente pueda acceder a sus pruebas por Internet en todo momento?

SG.- Eso ya lo tenemos. Dentro del portal de usuario, los pacientes pueden acceder a ciertos resultados de su historia clínica (no se vierte ésta por completo). Para dar seguridad al acceso le pedimos el DNI electrónico (que no lo usa casi nadie) o un token que le proporcionamos. El problema es que esta opción se usa poco aún. De los más de 200.000 usuarios registrados en el portal solo acceden a su historial unas 1.000 o 2.000 personas de forma continuada.

Pero en esta línea y también teniendo en cuenta el auge de los dispositivos móviles y los wearables, hemos visto una plataforma por la que vamos a apostar. Ésta se llama Clep IO, la proporciona una empresa que se llama Taxus, y permite dar un valor añadido al hecho de que el paciente tenga su historia clínica online. En HM Hospitales tenemos claro que el propietario de la historia clínica es el propio paciente, así que hemos apostado, gracias a esta herramienta, por darle un espacio en el que pueda tener la historia clínica que tenga con HM Hospitales y con cuantos centros hospitalarios se unan a la oferta de este proveedor. El paciente, además, puede añadir más datos como un control de peso, de la glucosa (en el caso de que sea diabético…). Y lo bueno es que el paciente puede llevar siempre estos datos consigo por si necesita mostrarlos a otros profesionales sanitarios de cualquier centro.

Lo ideal es que a este proyecto se unieran más hospitales. En Estados Unidos este tipo de plataformas ya tienen bastante aceptación y genera mucho negocio para los operadores sanitarios y las aseguradoras.

 

TB.- ¿En qué fase se encuentra este proyecto?

SG.- De integración. Estamos ahora definiendo qué información y con qué estructura la mandamos desde nuestros sistemas de información.

 

TB.- Hablaba antes del auge de los wearables, muchos fabricantes de estos tienen la sanidad y la monitorización de la salud en el punto de mira…

SG.- Es que es el futuro. Yo estoy deseando que salga el reloj de Apple. A mí sí me gusta, me aporta valor y comodidad. Y creo que la gente irá cada vez más hacia eso. Por ejemplo, he visto proyectos piloto de prendas inteligentes que permiten monitorizar constantes vitales y que podrían sustituir al Holter tradicional arrojando con datos más fiables y de forma mucho más cómoda para el usuario. La tecnología avanza una barbaridad. Solo hay que ver los avances en áreas como la cirugía robótica, mucho menos invasiva, por la que HM Hospitales tiene una apuesta total.  

 

En los hospitales, desde que desapareció el papel, a nivel de agilidad y gestión ha supuesto un antes y un después. Ahora el desafío es mejorar otros aspectos de cara al paciente, por ejemplo ahorrarles viajes, agilizarles tiempos de espera…”

 

TB.- ¿Cuál diría que es el gran reto de los responsables de TIC en las áreas de sanidad?

SG.- Aquí todo tiene que ser de alta disponibilidad, 24/7 y, en definitiva, se genera una gran tensión porque tratas con pacientes. Con todos los respetos, el producto es el paciente y es lo primero por y para todos. En todo caso, en los hospitales, desde que desapareció el papel, a nivel de agilidad y gestión ha supuesto un antes y un después. Ahora el desafío es mejorar otros aspectos de cara al paciente, por ejemplo ahorrarles viajes, agilizarles tiempos de espera…

 

TB.- Volviendo al auge de los wearables y los sensores, esta tendencia conlleva que se generen cada vez más datos que luego hay que analizar. ¿En su grupo están pensando en abordar algún proyecto de big data?

SG.- Teníamos uno en mente pero lo hemos dejado para 2016. De momento estamos inmersos fundamentalmente en los proyectos comentados de la migración a la nueva versión de la HCE/HIS y del PACS, además de otros proyectos. Pero está claro que una herramienta de big data que permita presentar cálculos predictivos y orientar a los profesionales siempre va a ser una ayuda; explotar esa información es básica.

 

TB.- ¿Qué otros proyectos están acometiendo?

SG.- Uno es el cambio de la web corporativa, de mano de Babel, un proyecto importante porque la web es la puerta de entrada de los hospitales al mundo digital y necesita una renovación. La transformación va a ser total. El año que viene también renovaremos la intranet.

También hemos lanzado una app móvil para el personal interno –para que los propios profesionales sepan qué eventos se organizan en los propios hospitales, tengan información de beneficios sociales, etc.– y habrá otra para los pacientes.

En cuanto la app para pacientes, queremos que sea realmente diferenciadora, que no sea un módulo de citación o un canal de comunicación más. Queremos que el paciente tenga también acceso a la HCE, que a través de ésta se le puedan hacer avisos y recordatorios de citas e incluso ir más allá, para que el paciente encuentre la sala donde tiene que ir, etc. De hecho nosotros ya tenemos un desarrollo para saber cuánto espera el paciente, cuándo se le atiende… así que sería cuestión de integrarlo en la app.

En esta línea de aportar más valor a través de las apps hemos lanzado también una aplicación de pediatría muy orientada al embarazo pero que se puede usar para gestionar la salud del niño en los primeros años de vida.

 

TB.- ¿Y por qué desarrollan apps? ¿No es suficiente con tener una web ‘responsiva’?

SG.- Primero porque éstas llevarán una mayor carga de máquina, pero también porque brindan mayores posibilidades de fidelización y posibilitan llevar mejor la marca de HM Hospitales al paciente.

 

El problema que encontramos para abordar los proyectos de teleasistencia es cómo facturamos este proceso a las aseguradoras”

 

TB.- Por cierto, en lo que respecta a proyectos de teleasistencia, ¿tienen pensado alguno de cara al futuro? Porque aunque en el pasado se hablaba mucho de telemedicina no parecen despegar.

SG.- Tenemos un proyecto piloto con la unidad de diabetes, para monitorizar a estos pacientes (participan más de mil). La teleasistencia en estos casos es ideal, los pacientes están mejor tratados y se hace un control en tiempo real. El problema que encontramos para abordar este tipo de proyectos es cómo facturamos este proceso a las aseguradoras. Las sociedades médicas siguen facturando a través de la tarjeta. En el caso de este proyecto el gasto lo hemos asumido nosotros pero no siempre puede ser así. Lo ideal es que se avanzara en la forma de facturación con las sociedades para que la teleasistencia pueda realizarse con más frecuencia, al menos para algunas segundas o terceras consultas, obviamente según el tipo de enfermedad… Lo que está claro es que el futuro pasa por la eHealth. Si las grandes tecnológicas como Apple lo ven, los demás jugadores tienen que verlo también.

 

TB.- De cara al futuro y, además de lo comentado, ¿qué tecnologías cree que tendrán un alto impacto en la gestión hospitalaria?

SG.- Hay una gran oportunidad en la mejora del uso de la wifi, por ejemplo, empleando el geoposicionamiento de pacientes, facultativos o personal clínico para dar nuevos servicios. Tanto el wifi como los wearables tienen que ser elementos diferenciadores en la sanidad. En general, la tecnología móvil aplicada a la sanidad tiene mucho recorrido. De cara a los análisis de datos y la ayuda en la toma de decisiones el big data va a jugar un papel fundamental.

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.