Entrevistas

Sébastien Chartier (Salón MiEmpresa): “España es uno de los países más emprendedores de Europa”

Sébastien Chartier

Hablamos con Sébastien Chartier, Cofundador del Salón MiEmpresa, para conocer el cambio de paradigma del emprendimiento en España en los últimos años.

España nunca ha gozado de una imagen de país que fomente el espíritu emprendedor, una sensación que no sólo se vive fuera de nuestras fronteras sino también dentro de ellas. No en vano, la falta de ambición ha lastrado durante muchas décadas la innovación y creación de nuevas empresas, un fenómeno al que la tediosa burocracia y una Administración poco proclive a ayudar a las jóvenes compañías no han ayudado en absoluto.

Sin embargo, la crisis económica, la democratización de las nuevas tecnologías y el auge de nuevas tipologías de startups, principalmente ligadas al mundo digital y encarnadas por una nueva generación de ciudadanos, han provocado un vuelco a la situación y España se ha convertido en una potencia emprendedora dentro de Europa. Para valorar este cambio de paradigma, hablamos con Sébastien Chartier, Cofundador del Salón MiEmpresa, un evento de referencia para el sector empresarial de España, el cual se celebrará este fin de semana en Madrid.

  • ¿Cuál es la situación del mundo empresarial actual en España?

El sistema económico español está empezando a recuperarse y no son pocos los que se están dando cuenta de que, al bajar la marea, están apareciendo numerosas oportunidades en múltiples sectores. La biotecnología, el sector de la salud y el bienestar, el campo de la educación y formación online, y las nuevas tecnologías han demostrado un importante auge incluso en los peores momentos y están en el punto de mira de los inversores más inteligentes.

No obstante, aún queda mucho por hacer: crear una política de stock-options adecuada, mejorar la fiscalidad para pymes, rebajar cotizaciones para autónomos, incentivar la innovación, etc. Además, como no me canso de repetir, creo que sería bueno que el Gobierno que llegue al poder actúe con sentido común a la hora de legislar e intente federar opiniones y actores antes de tomar decisiones precipitadas que suelen entorpecer más y crear una imagen de instabilidad económica.

  • ¿Cómo es el perfil tipo del empresario español?

Muy diferente del de hace unos años. Durante la crisis muchos empresarios se han visto obligados a cambiar sus modos de gestión para sacar a flote sus compañías: financiación, diversificar sus negocios, saltar al exterior, reformar plantillas, entrar en el mercado digital… Ha sido un ‘renovarse o morir’ forzoso que ha generado en el empresariado español un cambio de mentalidad muy positivo que, en mi opinión, va a reforzarse en este periodo de transición hacia el crecimiento que estamos empezando a disfrutar.

  • ¿Qué retos tiene por delante para modernizar su rol y adaptarse a las nuevas exigencias del mercado?

Para empezar, un empresario no debe emprender sin un modelo de negocio claro y definido. Parece evidente, pero es más frecuente de lo que creemos y, por regla general, termina desembocando en fracaso. Por otra parte, es esencial potenciar nuestra I+D+i, aunque no a cualquier precio, ya que no todos podemos dedicar importantes sumas a esta partida de forma continuada.

En cualquier caso, hay que hacer especial hincapié en el apartado de la innovación, centrando los esfuerzos en provocar un triple impacto: económico, social y ambiental. Aunque, repito, siempre que se cuente con los recursos y medios necesarios.

  • ¿En qué debe cambiar la mentalidad del empresario español?

Principalmente en su falta de ambición. Hay un persistente complejo de inferioridad, sin motivos aparentes, puesto que las nuevas tecnologías nos han dado herramientas suficientes para poder competir a nivel global. Además, también es frecuente encontrar miedo entre los empresarios españoles a la hora de llevar a cabo acciones arriesgadas que son indispensables para crecer en un mercado dinámico y cambiante como el actual. Es sin duda necesario darle una vuelta de tuerca a esa creencia y hacer ver al empresario español que lo tiene todo en su mano para ser grande y que debe ser ambicioso.

  • ¿Cuáles son las diferencias entre los empresarios españoles y del resto de Europa?

Pues, aunque en España no se lo terminan de creer, éste es uno de los países más emprendedores de Europa. Tenemos una percepción del futuro más optimista que nuestros vecinos y los emprendedores españoles están consiguiendo más financiación de los bancos, un 25% frente a la media del 16%. Desgraciadamente, la principal diferencia sigue viniendo de la falta de apoyos concretos en las políticas de gobierno hacia el colectivo de emprendedores y pymes, que se reducen a pequeños parches para poder arrancar o aguantar las malas rachas. No debemos olvidar tampoco la falta de apoyo a las pymes que ya han superado la “cifra maldita” de los 5 años de vida, de modo que puedan sobrevivir y sobre todo seguir creciendo; hecho que en otros países está mucho más cuidado, percibiendo la necesidad no sólo de crear empresas sino de ayudar a su sostenibilidad y evolución en el tiempo.

  • ¿Cómo fomentar el espíritu emprendedor en España?

Yo creo que la mejor forma de impulsar el espíritu emprendedor es la inspiración. Ofrecer grandes ejemplos de personas que una vez se encontraron en su misma situación y que han llegado a triunfar en nuestro país y, por qué no, también fuera de nuestras fronteras.

A estos ejemplos habría que sumar buenos consejos y una buena dosis de realidad para saber que montar una empresa puede ser algo realmente satisfactorio si se persigue un sueño o una idea, llegando a ver cómo algo propio sale adelante; pero incluyendo también los contras y haciendo saber que montar una empresa no es ningún juego, que puede ser como un viaje en una montaña rusa y que deberán estar preparados para pasar momentos muy duros.

El Salón MiEmpresa es precisamente esto, una forma de fomento del  espíritu emprendedor, pero no se trata de lanzar a cualquiera a emprender, sino de ofrecer todas las caras de este modo de autoempleo y apoyar a aquellos que realmente están preparados para crear nuevos proyectos, sumando a sus esfuerzos, tiempo y ganas, todas las herramientas y experiencias que están en nuestra mano.

  • ¿En que contribuye el Salón MiEmpresa a cambiar esta situación?

Aportando información y asesoramiento, principalmente. A nivel de conferencias, cubriremos como de costumbre todas las fases del emprendimiento, bien sea creando una compañía desde la nada, vía franquicia o comprando una ya existente. En cuanto a los empresarios que ya tienen constituida su empresa, les ofrecemos un abanico de temáticas que cubren todo el ciclo de vida de una Pyme y les permitirá encontrar respuestas a sus dudas empresariales y ayudarles a crecer.

El visitante también encontrará puestos de asesoramiento específico, tanto para nuevos emprendedores que necesitan ayuda para constituir su empresa como para start-ups tecnológicas que necesitan apoyo a la hora de financiarse. Y resolverán sus dudas sobre temas como patentes y marcas, modelos de negocios y financiación pública y privada, franquicias, optimización de sus costes y mejoras en la gestión del día a día de sus compañías, internacionalización, etc.

Desde el Salón tenemos la sana intención de seguir contagiando el emprendimiento y la innovación en el ecosistema empresarial español. Vamos a demostrar que con inteligencia, sentido común, esfuerzo, ingenio y talento se pueden lograr todos los objetivos que uno se fije y, por supuesto, triunfar en los negocios. Queremos motivar a aquellos que realmente sienten la ‘llamada’ del emprendimiento y enseñarles que es fundamental ser profesional y organizado, y que hay que pensar a lo grande y poner el punto de mira más allá de las fronteras españolas.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.