Entrevistas

Miguel Ruiz Gil (‘El cómo del éxito’): “La digitalización obliga a los trabajadores a reinventarse y aumentar sus habilidades y capacidades”

La digitalización ha traído consigo muchas oportunidades de innovar y reinventarse en este nuevo paradigma. Pero, ¿cómo pueden los profesionales adaptarse para no perder el ritmo de estos tiempos de base tecnológica?

Se habla mucho del impacto de la digitalización sobre los procesos productivos, los mercados y la configuración del tejido empresarial. Sin embargo, cada vez más se trata como prioridad (a la par oportunidad y preocupación) las implicaciones que la transformación tecnológica está teniendo -y va a seguir haciéndolo- sobre el músculo de las compañías: sus recursos humanos y la gestión del talento.

Un nuevo panorama con profesiones de nuevo cuño, la desaparición de otros perfiles y, en definitiva, la reinvención misma del concepto de trabajador que teníamos hasta ahora. Sobre todos estos cambios le preguntamos al formador y coach Miguel Ruiz Gil, autor de “El cómo del éxito”:

  • ¿Cómo ha influido la digitalización en el mercado de trabajo?

La digitalización ha provocado que muchos puestos de trabajo hayan quedado ya obsoletos. Puestos que hasta este momento eran válidos, ya no lo son, creando de manera paralela otras profesiones que tendrán una trayectoria muy larga durante los próximos años.

  • La digitalización ha dado lugar a decenas de puestos de empleo que hace unos años ni existían…

Efectivamente. La digitalización ha traído consigo muchas oportunidades de innovar y reinventarse en este nuevo paradigma. Ha creado un mercado totalmente emergente y muy demandado. Un mercado que, actualmente, todavía no cuenta con suficientes profesionales ni con la suficiente formación como para atender la completa demanda empresarial surgida en este corto periodo de tiempo.

Este es el motivo por el que el coaching empresarial ha ganado popularidad

Nos encontramos ante una época como nunca antes habíamos vivido. Nunca antes ha habido tantas oportunidades y, en concreto, el inicio de 2019, va a ser muy revelador en este aspecto… e irá a más. Se estima que para el año 2022, los robots facilitarán la creación de 133 millones de puestos de trabajo en todo el mundo. Por este motivo, para todos aquellos que están buscando una reinvención profesional y un cambio, es el momento.

  • Una de las circunstancias de la digitalización es que muchos profesionales se han visto obligados a reinventarse… ¿por dónde empezar?

Lo primero un sí rotundo: Es obligatorio reinventarse. Para llevarlo a cabo con éxito, el primer paso es hacerlo en torno a tu pasión y tus verdaderos talentos. Es la época de más oportunidades, pero también la más competitiva, por lo que o haces aquello que verdaderamente te apasiona, o te quedas atrás por mucho que intentes reinventarte.
Ese es el primer paso para, posteriormente, crear un plan coherente y asegurar, sobre todo una especialización.

  • ¿En qué fases se estructura un proceso de reinvención laboral?

Para realizar una reinvención de manera ordenada y exitosa existen tres fases. La primero es el ‘Rumbo’, es decir, decidir en qué especialización nos vamos a reinventar y en qué nos vamos a enfocar. Posteriormente, llega la ‘Estrategia’, un periodo en el que, una vez ya tenemos la meta, debemos realizar una tarea de introspección y de estudio para determinar el camino que tomaremos para llegar al final con éxito. La estrategia depende de la formación, de la inversión y de búsqueda de nuevos trabajos y proyectos. Finalmente, está la ‘Acción’. Dejar de lado las excusas y evitar esos miedos que acaban prohibiendo lanzarse a realizar nuevas aventuras profesionales para tomar las riendas y comenzar un nuevo camino.

  • ¿Cómo se pueden eliminar las creencias limitantes, esas barreras que impiden al empleado adaptarse al nuevo mercado de trabajo?

El primer paso, y más importante, es el de anticipar el dolor que una persona sufrirá si no se reinventa. Es decir, debemos adelantarnos a la catástrofe para poder evitarla – ¿qué pasará? ¿qué ocurrirá si no actúo? – También es esencial observar. Observar a otras personas que lo estén haciendo y lo hagan de manera exitosa.

Cuando vemos en alguien que toma esa decisión y le sale bien, inmediatamente pensamos que ‘si ellos pueden, nosotros también podemos’. Pero, sobre todo, hay que actuar. Por pequeño que sea el movimiento: desde un curso, un seminario, contratar a un coach, debatir con expertos, en definitiva, llevar a cabo una acción. Al contrario de lo que muchos piensan, no es necesario una gran acción para que se produzca ese cambio, sino muchas pequeñas. Paso a paso es posible y el camino es más sencillo.

  • ¿Qué papel tiene la digitalización en este proceso? ¿Es un facilitador?

Por supuesto, es un facilitador en todos los sectores. Permite, por un lado, a las empresas automatizar sus procesos, llegar a más personas, elimina procesos mecánicos y monótonos que terminan por resultar aburridos y frustrantes a los trabajadores.

Los tres pilares en los que se basa el ‘coaching’

Al respecto de este asunto, antes de 2025 habremos perdido más de 75 millones de puestos de trabajo por la automatización. Algo que a los profesionales les obliga a reinventarse y, por lo tanto, aumenta sus habilidades y capacidades.

  • ¿Hasta qué punto es vital la formación en este proceso de reinvención?

La formación es vital, pero no es el único componente imprescindible. Existen otros dos elementos como la experiencia y la aplicación. La experiencia porque hay gente que se forma mucho pero nunca se enfrenta al mundo laboral donde verdaderamente pones en práctica tus conocimientos. Y a la larga acaba lastrando. Y la aplicación porque hay personas que se ponen a aprender una cosa tras otra, pero nunca implementa lo que ha aprendido. Sin duda, una excusa para no salir de la zona de confort.

  • Hay datos, como los de Gallup, que dicen que 9 de cada 10 personas son infelices en su trabajo, ¿a qué crees que se debe esta circunstancia?

Están haciendo algo totalmente diferente a lo que es su vocación, donde está su verdadera pasión y sus talentos. Para todos ellos, lo más aconsejable es elegir el camino de la reinvención laboral en torno a eso que aman hacer, teniendo siempre en cuenta las palabras de profesionales que les ayuden en ese nuevo rumbo.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.