Entrevistas

Llevo más de un año con una moto eléctrica y así ha sido mi experiencia

Así es la experiencia de vivir con una moto eléctrica
Escrito por Jakub Motyka

Miguel Zarzuela, propietario de una moto eléctrica desde hace más de un año, nos cuenta todo lo que ha supuesto para él la decisión de pasarse a la movilidad eléctrica en su día a día.

Las motos eléctricas son solamente la punta del iceberg de la revolución que se está viviendo ahora mismo en la forma en la que nos movemos por las grandes ciudades. Lo estamos viendo en los coches, autobuses e incluso vehículos de transporte de mercancías: lo eléctrico ha venido para quedarse, y quien lo prueba ya no quiere volver atrás.

Todavía queda mucho por hacer, pero las alternativas eléctricas de transporte cada vez tienen más peso en el Viejo Continente: 2017 fue el año más “eléctrico” para Europa, con un total de 150.000 nuevas matriculaciones de coches eléctricos (un crecimiento del 43,9% respecto al año pasado). Y las motos eléctricas también juegan un papel importante en este cambio de mentalidad: los motores de combustión tienen los días contados.

Recorrer 100 km con un coche eléctrico puede costar 1 euro con la tarifa adecuada

Miguel Zarzuela es propietario de una moto eléctrica Zero S ZF 11.4 del 2014 desde hace algo más de un año. Esta moto eléctrica firmada por el sello de la compañía americana Zero certifica una autonomía de hasta 220 kilómetros, y tal y como ya vimos en nuestra prueba se trata de un modelo que nada tiene que envidiar a cualquier moto con motor de combustión. Excepto por el precio.

Hemos hablado con Miguel acerca de cómo ha sido su experiencia viviendo con una moto eléctrica. Los gastos que supone la compra de una moto así, los pros y los contras que tiene pasarse a lo eléctrico, las tareas pendientes de las grandes ciudades respecto a la movilidad eléctrica… de todo eso, y mucho más, hablamos durante la entrevista.

Miguel Zarzuela

Miguel Zarzuela con su moto eléctrica Zero S

  • ¿En qué momento te decidiste a comprar una moto eléctrica?

Todo comenzó cuando al irme de Erasmus a Inglaterra. Tenía ya en mente cambiar mi Honda Varadero de 125 cc y aproveché a venderla estando aún en España. En el proceso de búsqueda de mi futura moto se me ocurrió solicitar una prueba de una Zero en Barcelona.

Tras probarla… ya no había vuelta atrás. Todo me había gustado: la aceleración, la suavidad, dejar de usar gasolina… Comencé a ahorrar en el propio Erasmus y a mirar motos Zero de segunda mano. Antes de volver de Inglaterra ya había dado la señal para comprar la que es actualmente mi moto, una Zero S ZF 11.4 del 2014.

Zero S ZF 11.4 del 2014

La Zero S ZF 11.4 del 2014 de Miguel

  • ¿Qué factores tuviste en cuenta antes de la compra? ¿Hiciste muchas cuentas antes de dar el paso? ¿Por qué elegiste la Zero S?

Fue hace dos años cuando empecé a interesarme en los vehículos eléctricos, a la vez que se presentó el Tesla Model 3. Puesto que los coches se iban de precio, investigué cómo estaba el sector de las motos eléctricas. Realmente sólo Zero Motorcycles tenía la única eléctrica que me podía servir. Mi único requisito era contar con una autonomía mínima de 100 km por autovía, además de que la pudiera comprar, ¡claro!

Lo más negativo de los primeros días es que no dejas de mirar el porcentaje de la batería

Por aquel entonces había mucho stock de Zeros en el rango de los 8.000€ de segunda mano porque los distribuidores oficiales las tenían que sacar antes de poder vender las más nuevas. Puse en la balanza una de combustión de segunda mano y una Zero, dudé bastante, mucho, muchísimo! Pero cuando apareció otro posible comprador de la que tenía mirada, me lancé a por ella, y puedo decir hoy que no me arrepiento de la decisión.

Estoy haciendo unos 18.000 km al año con mi Zero, y esto supone un ahorro aproximado de 1.250 € anuales. En poco más de 2 años ya habré recuperado el sobrecoste de tener esta moto eléctrica.

  • ¿Cómo fueron los primeros días de conducción con ella?

La moto iba tan fina como la que ya había probado. Cada vez que me subía (y me sigue pasando) es con una ilusión de niño pequeño que es indescriptible. Es como tener algo mágico que casi nos han hecho creer que no es posible.

Cuadro de instrumentos de la moto eléctrica de Zero

Cuadro de instrumentos de la moto eléctrica de Zero con información de la autonomía

Lo más negativo de los primeros días es que no dejas de mirar el porcentaje de la batería y los kilómetros que recorres, sobre todo para ver la autonomía real. El segundo día hice 80 km por autovía sin tener la batería llena, y aunque me sobró el 20%, el “range anxiety” de ver bajar el % casi tan rápido como pasan los kilómetros es brutal hasta que te acostumbras. También cuesta comprender que pasar de 80 km/h a 120 km/h supone consumir el doble y tener por tanto la mitad de la autonomía disponible.

  • ¿La moto la aparcas en un garaje? ¿Tenías un punto de carga antes de decidirte por la compra? Si no es así, ¿cómo fue el proceso de instalación de la wallbox? ¿Cuánto te costó?

En el caso de Zero, por suerte o por desgracia, el cargador es de solo 1.200 W – consume menos que un secador de pelo – por tanto cualquier enchufe (a poder ser con toma de tierra) cumple su cometido.

Mi moto duerme de normal en garaje, pero sin tener punto de recarga. Trabajo en Huesca, donde no tengo punto de recarga en casa, pero sí en el trabajo. Y así sigue siendo. Es una prueba de que se puede vivir sin plaza propia y sin punto de recarga.

¿Cuánto cuesta recargar un coche eléctrico en España?

Sin embargo, sigo conservando mi casa de estudiante en Zaragoza, donde sí tengo punto de recarga (enchufe). Aprovechando que puedo aparcar la moto cerca de la fachada, y dentro de la comunidad de vecinos, pude bajar un cable desde la vivienda para poner un enchufe (20€ cable + 5€ enchufe de exterior). Con esto sería suficiente, pero para mayor control y seguridad puse dentro del piso un diferencial y un programador horario (menos de 100 €), así puedo aprovechar las horas valle más baratas y controlar todo desde casa, dejando la moto siempre enchufada.

En uno de los primeros vídeos de mi canal de YouTube explico brevemente este punto de carga, la autonomía por carretera y los costes al recorrer 100 km por carretera, que son unos 50 céntimos.

  • ¿Cuáles son los mayores retos a los que te enfrentas en el día a día?

Realmente el día a día está solucionado. Dominas los recorridos habituales, con y sin viento, así como los puntos de recarga que vas usar. No hay ansiedad por la autonomía y todo es como si fuera un vehículo más.

El problema son las rutas ocasionales, sobre todo cuando vas a un sitio nuevo. Con una autonomía máxima de 150-200 km tienes que planificar la ida, la vuelta, y las recargas intermedias.

Los 10 coches eléctricos con más autonomía del mercado

El problema de los puntos de recarga es que no siempre funcionan, no siempre se pueden usar si no tienes la tarjeta de la compañía adecuada, no siempre están libres o lo más habitual: NO HAY. Muchas veces es complicado encontrar cada 100 km un cargador, y eso complica mucho las cosas…

  • ¿Crees que las ciudades están preparadas para la llegada del coche eléctrico?

Sí. Veo puntos de luz en todos los lados. Eso no es un problema. El problema es que no se sabe/quiere gestionar adecuadamente los cargadores públicos. Es pronto para que la recarga de vehículos eléctricos sea rentable, por ello son los ayuntamientos los que tienen que tomar el liderazgo inicial. Pero el desconocimiento hace que las cosas se hagan mal, y en el caso de que se hagan bien, la distribuidora de electricidad de turno no da el permiso para conectar el punto, o el gestor de carga pone precios/procedimientos casi disuasorios para su uso.

Lo bueno es que no se trata de un problema tecnológico, si no de falta de experiencia/normativa. Cada año que pasa la situación solo hace que mejorar.

  • ¿Te planteaste en algún momento descartar la compra de la moto y optar por una moto de alquiler por horas de motosharing?

Hay que poner en contexto que cuando compré la moto el motosharing no estaba extendido. Puede que solo estuviera disponible en Madrid y Barcelona. Huesca es una ciudad de 50.000 habitantes que difícilmente verá el motosharing implantado.

El problema es que no se sabe/quiere gestionar adecuadamente los cargadores públicos

En cualquier caso yo quería una moto que me valiera para rodar fuera de la ciudad, pero he de decir que en Zaragoza a veces dejo aparcada mi moto, y uso el motosharing eléctrico por su comodidad y bajo coste.

  • ¿Qué le pides a tu siguiente moto?

Lo que está claro es que seguirá siendo eléctrica. Mi Zero cumple prácticamente con el 95% de lo que requiero. Lo que pasa es que el ser humano siempre quiere llegar más lejos. Cada vez quiero hacer más rutas y hacer más kilómetros al día. Con bastante experiencia en el tema, he de decir que la solución no es que puedas hacer 1.000 km con una carga, pero si 300 km y contar con carga rápida.

¿Cuáles son las motos eléctricas que puedes comprar ya en España?

Mi Zero tiene ya 4 años y conserva sus 10 kWh. En tema de potencia y ciclo no quiero nada más, pero sí en batería y carga. Una carga rápida que permita recuperar entre 100 y 200 km por cada hora de carga será un “must”. Veremos cómo avanzan la tecnología y los costes, pero con 20 kWh se podrá empezar a poner de manifiesto que con las motos eléctricas también se puede rutear.

Todo esto ya está inventado, solo falta que lo veamos en el mercado y a un coste coherente.

Podéis seguir a Miguel Zarzuela en su cuenta de Twitter, así como también os invitamos a que conozcáis su canal de YouTube para descubrir más opiniones acerca de la experiencia de vivir con una moto eléctrica.

Sobre el autor de este artículo

Jakub Motyka

Jakub es un redactor especializado en tecnología.

3 Comentarios

  • Todo muy lindo, pero ¿cuanto se demora en cargar al 100% la batería? Yo no tengo punto de carga ni en rl trabajo ni en el lugar de guarda. Para mi sería una molestia más que una solución.

  • Con la carga normal unas 8 horas. Con carga rápida 1 hora. Con tener acceso a un enchufe es suficiente!! Pero no es muy práctico si en el día a día no la puedes cargar mientras duermes o trabajas…

  • La batería se puede extraer de la moto para cargarla o tienes que tener la moto entera cerca del enchufe.