Entrevistas

Javier Megías: “El Silicon Valley de España es Barcelona”

Escrito por Esther Macías

Entrevista a Javier Megías, consultor y experto en emprendimiento y creador de la iniciativa Spain Startup Map, que ha aportado luz y datos concretos sobre el mercado real de ‘startups’ en España.

El emprendimiento se ha convertido en uno de los temas estrella en el panorama informativo español en los últimos años, especialmente este último 2013 en el que la ‘fiebre’ experimentada en torno a esta temática se ha materializado en un sinfín de planes de ayuda al emprendedor, diversos concursos y programas de televisión e incluso una nueva normativa –con más sombras que luces según los expertos en la materia– propiciada por el Ejecutivo con el fin de potenciar este creciente ecosistema. Un entorno, por otra parte, del que apenas hay datos o, más bien, había, ya que hoy se han hecho públicos los que se han ido recolectando en el primer año de vida de Spain Startup Map, una iniciativa promovida por el consultor Javier Megías con el fin de, asegura éste, “recoger a todos los actores importantes en el ecosistema de emprendimiento de España”.

Los datos que muestra este proyecto en una infografía en tiempo real, que han sido introducidos en su mayor parte por la propia comunidad emprendedora y filtrados y validados por Megías y la mano derecha de éste, Nacho Ormeño, responsable de TI de la iniciativa, son, desde luego sorprendentes. Según Spain Startup Map, en España hay unas 1.500 startups –al menos las catalogadas pues, según las estimaciones de Megías, el número real debe andar en torno a las 2.000–, 156 inversores, 72 incubadoras, 63 aceleradoras, 125 espacios de coworking para este tipo de empresas, 111 organizaciones o grupos relacionados con el escenario emprendedor y 319 proveedores que trabajan en temas como el desarrollo del marketing de startups, temas legales, servicios de negocio para este tipo de compañías, etc.

“Nuestra iniciativa muestra que, en realidad, el ecosistema emprendedor en España es mucho más grande que lo que se pensaba”, explica Megías a TICbeat. “De hecho, el número de startups que tenemos registradas en Spain Startup Map es cinco veces más del número contabilizado por la iniciativa Startup Genome, que, en mi opinión, ha sido un pequeño desastre”, continúa.

Cataluña y Madrid, en cabeza

Como no podía ser de otra manera, las comunidades españolas más nutridas de startups son aquellas donde hay más inversores, es decir, Cataluña y Madrid. La primera cuenta con 410 startups y 41 inversores mientras que la capital alberga a 384 startups y a 67 inversores. Aunque la diferencia existente entre el número de startups entre la Ciudad Condal y Madrid es escasa, Megías no duda en afirmar que “el Silicon Valley de España es Barcelona”. El experto afirma que son distintas variables las que lo hacen posible pero, fundamentalmente, destaca la cultura “más internacional y abierta al talento de Barcelona frente a Madrid, que vive en un entorno empresarial más tradicional; de ahí que fundar una compañía de este tipo en Cataluña sea más fácil que hacerlo en Madrid”.

Megías resalta, además, otros aspectos curiosos que han salido a la luz gracias al peculiar mapa. Por ejemplo el nada desdeñable número de startups que existen en Andalucía, que alcanza las 134 –de hecho esta comunidad es la cuarta en este parámetro, después de la Comunidad Valenciana con 199 startupsfrente al ridículo número de inversores que tiene: solo 8. “Esto es un problema –señala el consultor–, ya que los primeros fondos suelen conseguirse de forma local, y que haya tan pocos inversores en la región hace que emprender en Andalucía sea más complicado que hacerlo en otras regiones”.

Curioso es también el caso del País Vasco, comunidad donde el peso de las startups –hay 74 en esta región– que trabajan con empresas –de un 21%– es el doble que en la media nacional. “Se nota que es una región donde la industria tiene un calado mayor”, explica Megías.

El comercio electrónico se lleva la palma

En lo que respecta al número de startups en función del sector de actividad en el que operan, el mundo del e-commerce es el claro protagonista con un 21% de peso, seguido del entorno social (13%), el ámbito empresarial (12%), la movilidad (9%) y el turismo (6%). “Es notable el elevado número de startups que se dedican al e-commerce y el poco peso que tiene, por ejemplo, un sector emblemático para la economía española como es el turismo”, señala Megías. Según el experto, en España, afirma, “deberíamos aprovechar nuestras fortalezas tradicionales como el turismo, el ámbito del B2B donde hay startups destacadas como Teambox y Alienvault, la biotecnología… Competir en el mundo del comercio electrónico es muy complicado si tenemos en cuenta la fuerza de jugadores globales como Amazon, Rakuten, etc.”.

Futuro del panorama emprendedor en España

De cara al futuro, Megías intuye ciertas tendencias, al hilo de los datos de Spain Startup Map. “Da la sensación de que los ecosistemas que más crecen son el catalán y el valenciano; de hecho, casi todas las startups nuevas que se han registrado son de estas comunidades”, afirma.

Megías está convencido de que “en los próximos cinco años grandes startups nacerán en España”. El mundo del emprendimiento, sentencia, “está explotando, y no solo en número de startups sino también de aceleradoras y fondos de inversión”. Además, añade, “la madurez y la calidad de este tipo de empresas son mucho más elevadas de los dos últimos años hasta ahora”.

¿La gran barrera de este mercado? La financiación. “En España tradicionalmente ha habido poco venture capital respecto a otros países como Alemania, Israel… por no hablar de EE UU; de hecho, muchas empresas, cuando quieren conseguir rondas altas deben irse fuera. Pero esto es una cuestión de tiempo. Numerosos inversores que hasta ahora habían destinado sus fondos al ladrillo están buscando buenas ideas y, si el proyecto sale bien, invertir en una startup aporta plusvalías interesantes”. Por ello, vaticina el experto, “en el futuro próximo veremos crecer el número de inversores en España”.

España –añade– tiene la capacidad de convertirse en una startup nation; solo tenemos que creérnoslo y que pase un tiempo. Desde luego las startups no nos sacarán de esta crisis, pero si lo hacemos bien, pueden sacarnos de la próxima”.

Por supuesto hay aspectos que ayudarían. “La Ley de emprendedores aprobada en 2013 poco tiene que ver con lo que necesitan éstos –señala Megías–. Por ejemplo, más que abaratar el coste de despedir habría que disminuir el coste de contratar; también hay que aligerar los impuestos para este tipo de compañías cuando están empezando”.

Spain Startup Map

¿Y qué ocurrirá ahora con Spain Startup Map? La iniciativa, que empezó como un “proyecto juguete”, según su promotor, va a dar un salto en breve y “se convertirá en algo muy serio para el ecosistema emprendedor en España”.

Megías prefiere no desvelar cuál será el futuro exacto de una plataforma que, recuerda, ya está siendo usada de forma activa por inversores, startups y medios tanto españoles como de Silicon Valley o Israel, pero su objetivo es posicionarla en una especie de ‘Linkedin para las startups’.

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.