Entrevistas

Iván Menéndez (Nutanix): “Queremos ser como Uber, hacer infraestructura sin tocar infraestructura”

Hasta el 20% de las aplicaciones críticas para la empresa implementadas actualmente en la infraestructura de TI de tres niveles harán la transición a una infraestructura hiperconvergente para 2020. Eso asegura al menos la firma de análisis Gartner que, desde este año, ha sucumbido al interés masivo de la industria por esta clase de tecnologías. Una evolución pura de la virtualización llevada del procesamiento al almacenamiento y todos los sistemas de un centro de datos que ha sido encumbrada principalmente por dos grandes nombres de la industria: Red Hat y Nutanix.

Con la primera siendo comprada por IBM en una de las operaciones más ambiciosas que se recuerdan, en TICbeat decidimos hablar con Iván Menéndez, recién nombrado máximo responsable de la firma para España, después de una larga carrera en Oracle.

  • ¿Qué te llevó a cambiar Oracle, después de diez años, por Nutanix, una compañía mucho más pequeña y todavía pujante en el sector?

La mejor respuesta que puedo darte es que en esos diez años en Oracle estuve en diez posiciones distintas, las cuales me aportaron mucho y ocurrieron en épocas en que la compañía estaba en expansión. Ese ya no es el caso: Oracle afronta unos retos que hacen trabajar en la empresa mucho menos interesante. En Nutanix sí veo un reto: el tamaño relativo de Nutanix en Iberia debería ser tres veces el actual -porque tenemos una buena penetración en pequeñas y medianas organizaciones, pero nos falta la gran cuenta que es donde me siento más cómodo- y es una compañía que está duplicando su tamaño en EMEA año a año. Suena a reto indudablemente. Llevaba tiempo investigándola, porque era un competidor muy fuerte en Francia, y cuando salió la posición me pareció una gran oportunidad.

  • Además es una compañía muy joven (fundada en 2009 y cuyo primer producto vio la luz en 2011)…

Efectivamente, y en apenas siete años ya está valorada en 6.000 o 8.000 millones, según el momento. Además facturamos más de 1.000 millones desde hace algún tiempo, y no hay tantos ejemplos de empresas que estén facturando esa cantidad en cinco años. Y a eso tenemos que sumar que el 41% de los trabajadores llevan un año o menos en la compañía, con lo que estamos en plena ebullición y en un momento tremendamente divertido de crecimiento y fichajes.

  • En plena ebullición como el propio mercado de hiperconvergencia, que está en pleno apogeo y del cual no se hablaba hace un par de años…

Totalmente de acuerdo, y de ahí viene parte del ‘momentum’ que tenemos. Nutanix ya es una realidad consolidada en Reino Unido y Estados Unidos, también en Alemania o Francia. En España, como en otras tecnologías, no somos ‘early adopters’, pero ya estamos ahí y se nota en los movimientos del mercado. Y tiene todo el sentido, yo siempre digo que debemos dar un paso atrás, analizar cómo hemos hecho tecnología hasta ahora: con unas arquitecturas y componentes determinados, con fabricantes orientados a capas.

‘Cloud computing’ y virtualización, ¿cuál es la diferencia?

Pero si miras la transición a cloud, no sabes qué virtualización o qué almacenamiento usa Amazon. Lo único que sabes es que su arquitectura es hiperescalable, lo único que te interesa es que lo que está por debajo soporta esa flexibilidad.

  • Es curioso porque compañías precisamente de esas lides, como Amazon, Google o incluso Facebook, han apostado por la hiperconvergencia desde un inicio…

¿Por qué esas compañías invierten grandes cantidades de dinero en infraestructuras que no son las tradicionales? Porque se dieron cuenta de que el coste total de propiedad, escalabilidad, rapidez y agilidad eran mucho mejores. Nosotros como Nutanix buscamos algo similar a Uber o Airbnb: hacer negocio alrededor de la infraestructura sin tocar la infraestructura y permitir que cualquier aplicación pueda correr en cualquier lugar. Pero también llevar las arquitecturas de los distintos entornos cloud pero con la estructura de costes del data center tradicional, que en coste unitario es más bajo.

  • Precisamente Nutanix hace gala de no tocar la infraestructura, pero también tenéis appliances propios en el mercado compitiendo contra los equipos OEM que también soportáis. ¿No es una contradicción?

Es una contradicción, sí, pero tiene que ver con cómo surge y penetra en el mercado una compañía pequeña como Nutanix. Nosotros no buscamos en ningún momento sustituir a los fabricantes de hardware, sistemas operativos o sistemas de virtualización: nuestro objetivo es amalgamar todo eso y eliminar los silos. Pero cuando nacimos, y esta es mi opinión personal, si Nutanix hubiera nacido intentando hacer esta apuesta desde un principio, no lo hubiera conseguido. Tienes que nacer con una producto en el que tengas 100% control, con costes de integración mínimos, y luego de ahí dar el salto natural a un entorno multiplataforma.

  • ¿Dejaréis de vender hardware en un futuro próximo?

A medio plazo, esta línea debería ir decreciendo progresivamente. Incluso a día de hoy, ofrecemos menos configuraciones para nuestros propios appliances que hace un par de años, de 75 a 15… y ahora los que tienen 75 son nuestros OEM. Seguramente seguiremos vendiendo estos sistemas para los clientes que confíen en ello, pero el foco es multiplataforma.

  • Tenéis de objetivo llegar a 3.000 millones de dólares de facturación de cara a 2021. ¿Es realista?

Si miramos la cuota de mercado a nivel mundial, anda por encima del 30%. Respecto a nuestras estimaciones de llegar a 3.000 millones de dólares, vemos que vamos cumpliendo trimestre a trimestre. Y, además, el ritmo de crecimiento se mantiene, lo cual es reseñable porque no es tan fácil mantener esa velocidad cuando ya facturas más de 1.000 millones.

  • Nutanix ya no solo es un actor reconocido en la arena de la hiperconvergencia, sino que estáis expandiéndoos a otros nichos. ¿Cuáles son?

Nuestro portfolio está creciendo, y algunas de esas áreas tienen que ver con hiperconvergencia y otras no. La primera de las áreas es la gestión del dato: cuando pones a 1.000 desarrolladores a trabajar, necesitan datos para pruebas e integración. Nosotros lo ofrecemos de forma integrada y virtualizada. Por otro lado, los microservicios o instancias discretas tienen problemas a la hora de detectar incidencias: nosotros ofrecemos una solución para detectar errores, latencias, etc. Y la última es Beam, que te permite hacer un benchmark de costes de los despliegues en la nube, de las cargas que tienes en la infraestructura de nube pública, aunque no tengas hiperconvergencia.

  • ¿Cómo se va a distribuir la tarta de ingresos de Nutanix entre las áreas tradicionales y las nuevas?

Ahora mismo es un 85-90% centrado en hiperconvergencia, pero de cara a 2021 podríamos hablar de un 30% de ingresos procedentes de los nuevos negocios.

  • ¿Cuáles son tus planes para el mercado español? ¿Tirar a la gran empresa, como comentabas?

Efectivamente, tenemos una gran penetración en clientes medianos, pero ahora nos toca extendernos a gran empresa. No significa que no estemos presentes en ese segmento, pero sigue habiendo una gran oportunidad y un interés del mercado. Ahora mismo ya estamos trabajando con varias empresas del IBEX 35, pero no las podemos referenciar. También parte de mi labor será mejorar esa parcela de comunicación y de poder referenciar lo que estamos haciendo con nuestros clientes, que es muy interesante.

Por ejemplo, tenemos proyectos muy ambiciosos de virtualización del usuario, virtualización del data center y también de critical aplications. De hecho, en este aspecto, Nutanix es el único proveedor de hiperconvergencia certificado sin restricciones para trabajar para SAP. Y eso nos hace interesantes para todo tipo de sectores, desde banca hasta utilities.

  • Otro aspecto fundamental de la hiperconvergencia que no hemos mencionado es lo que atañe a seguridad, un ‘trending topic’ en estos días…

Por supuesto, los sistemas de hiperconvergencia permiten simplificar muchos de los procesos relacionados con la seguridad y ofrecer una visibilidad mucho mejor de los activos que tenemos. Nosotros hemos apostado por una estrategia de ‘one-click’ -cuyo nombre no pudimos registrar porque ya lo tenía Amazon- para llevar a cabo las actualizaciones en todos los sistemas, con un solo botón. No decimos que sea simple, decimos que es un solo toque.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.