Entrevistas

Héctor Castillo (Noysi): “La tecnología de Noysi permite reducir los precios un 60%”

hector castillo noysi
Escrito por Ana Muñoz

Entrevistamos a Héctor Castillo, CEO y fundador de Noysi, sobre la startup española que pretende arrebatarle el puesto a Slack. ¿Quieres saber cuáles son sus diferencias?

Puede que el e-mail no desaparezca a medio plazo, pero es cierto que es una tecnología que podría mejorar. Son muchas las empresas que proponen sistemas de comunicación alternativos y, de momento, están teniendo mucho éxito a nivel corporativo. Una de ellas es Noysi, una startup de mensajería instantánea enfocada al sector empresarial.

Hay quien la denomina el “Slack español“, pero es mucho más que eso. Noysi nace de la idea de un emprendedor, Héctor Castillo, que, tras ser experto en varias disciplinas, decidió ponerse al frente de la dirección de startups.

Después de formar parte de Tutellus y Traity, se le ocurrió lanzar una plataforma de mensajería instantánea que permitiera a las compañías controlar sus comunicaciones, así como el almacenamiento de esas conversaciones. Gracias a ello, la seguridad aumenta y los problemas relacionados con ella disminuyen.

Pero no sólo cuenta con un “plus” en lo que se refiere a seguridad. Uno de los principales atractivos de Noysi es su precio.

El negocio se basa en un modelo freemium. Cualquier usuario puede crear un equipo e invitar a otras personas de forma gratuita. Cada grupo dispone de 10.000 mensajes y un almacenamiento de 5 GB, que puede ampliarse en cualquier momento.

Su precio está en 5 euros/mes por usuario, o bien 4 euros/mes por cliente en caso de pago anual. Una solución más competitiva que otros servicios similares, así como servicios que habitualmente utilizamos en entornos corporativos, como Google Drive Empresas, Dropbox, etc.

Además, Castillo explica que esos precios disminuyen a medida que se aumentan los usuarios de una empresa. De hecho, su coste es un 60% inferior al de otros servicios similares.

Noysi propone incrementar la productividad de estas compañías hasta un 25% gracias a una gestión eficiente gracias a herramientas de comunicación real-time, lo que supone un retorno ingente para la empresa.

Pero, ¿Cómo afrontan los retos de seguridad dentro de la empresa? ¿Qué es lo que les diferencia de Slack? ¿Realmente son capaces de suponer un 60% de ahorro en servicios de comunicación interna? Sobre eso, y mucho más, nos habla Héctor Castillo, CEO de Noysi.

  •  He leído que antes eras director de orquestas, ¿Cómo pasa un director de orquestas a crear una startup?

Empecé a estudiar música a los 4 años. Por eso, a los 11 años ya había dado 70 conciertos. Luego me fui a Viena y me gradué. Fue entonces cuando creé mi primer proyecto emprendedor. Se podría decir que la dirección de orquestas es el arte de coordinar a 100 personas de forma milimétrica, así que tiene alguna relación con dirigir a personas

Desde niño estuve muy interesado en la tecnología y, de hecho, aprendí a programar siendo muy pequeño. También fui un apasionado de la aviación. Por motivos de miopía no pude volar a esa edad y, finalmente, después de estudiar y de graduarme como músico en Viena, fui piloto de líneas aéreas al mismo tiempo que dirigía empresas. Podríamos decir que esto también tiene relación con la tecnología, porque los aviones utilizan avances muy punteros. En ese momento quebraron 25 aerolíneas y la solución era salir de España o quedarse aquí. 

Entonces decidí estudiar ingeniería informática y montar una empresa tecnológica. Aquí empecé a dirigir proyectos tecnológicos y fundé dos startups. Luego trabajé en otras dos startups y, ahora, he terminado creando Noysi. 

  • Os presentáis como el Slack español, ¿Por qué un cliente debe elegiros a vosotros en vez de a Slack?

Nos presentan como el Slack español porque se parecen. Digamos que una startup tiene que ver más con un nuevo modelo de negocio que con un producto. Igual que Mercedes-Benz sigue fabricando coches, a pesar de que sabe que los jóvenes no los van a comprar, hace negocio con ellos alquilándolos por horas, minutos… 

Nosotros, con una misma idea, lo que estamos generando son otros modelos de negocio para captar varios segmentos del mercado.

En Noysi permitimos la implantación del servicio en los sistemas de los clientes. De esta forma, les damos el control. Por otro lado, hemos desarrollado una tecnología más eficiente que nos permite reducir los precios un 60%

Así podemos entrar en mercados emergentes o en crisis, como el español o el latinoamericano. Por tanto, nuestras diferencias con Slack son: que hemos desarrollado la tecnología 5 años más tarde, por lo que hemos aprovechado la ventaja del retraso, y esto nos permite escalar de forma más eficiente y barata; por otra parte, como valor añadido, permitimos la instalación de la tecnología en los servidores de los clientes. 

Nosotros somos un chat para equipos, es decir, de mensajería instantánea, que se complementa con almacenamiento ilimitado (también somos un Dropbox, esto sí que lo hemos clonado). Todo parte de las comunicaciones, pero a veces los equipos también necesitan intercambiar archivos. Con lo cual, ofrecemos servicio de almacenamiento ilimitado.

Hoy en día las empresas o los equipos se comunican con personas, sistemas y robots. Con lo cual, nuestra API es un conector que te permite inyectar o expulsar información de forma automática. 

  • ¿Por eso le tenéis tanta manía al e-mail? Lo remarcáis mucho en vuestras informaciones…

McKenzie hizo un estudio en el que demostraba que los trabajadores empleaban el 28% de su tiempo a responder e-mails, el 19% a buscar información y el 14% a colaborar. Por lo tanto, los empleados sólo empleaban el 40% de su tiempo a las labores específicas de su puesto

Hay que tener en cuenta que el e-mail es un tipo de comunicación muy formal. Hace unos días estuve en una gran compañía de comunicaciones española y, en ella, los e-mails tardaban 7 horas en llegar. Con lo cual, no se producía una conversación fluida.

Por otra parte, hay que tener en cuenta el factor social. Cuando los trabajadores tienen que escribir a un directivo empiezan a sudar tinta. Tienen que corregir las faltas de ortografía, se lo piensan mucho y, al final, tardan más de lo que deberían. 

Además, no tiene sentido escribir ciertos mensajes por correo electrónico. Es algo lento y, al final, reduce la productividad. Lo que están haciendo las empresas americanas es separar la comunicación externa e interna: la interna la hacen a través de mensajería instantánea y la externa por e-mail. 

En otro estudio se confirma que un jefe recibe 60 correos que no le interesan (los famosos correos en copia) al día. Teniendo en cuenta que tienen sueldos muy altos, es evidente que disminuyen la productividad y la rentabilidad de una empresa. 

El otro punto a tener en cuenta es que, en una compañía, sólo el 20% de los empleados se tienen que comunicar con el exterior, el resto son comunicaciones internas. Con lo cual, muchas empresas están pagando correos corporativos cuando podrían tenerlos gratuitos. Además, cuanto mayor es la organización, mayor es el riesgo de que algunos de los empleados cometa un delito con el correo corporativo. Por esa razón, las grandes empresas están evitando generar correos corporativos para todos aquellos que no se tienen que comunicar con el exterior.

noysi

  • Hablando de clientes y empresas, ¿Podéis nombrar alguno conocido?

En general, nosotros no hablamos de clientes concretos. Pero, a día de hoy, tenemos creados 6 pilotos con 6 grandes multinacionales españolas. Actualmente nos están utilizando 25.000 personas y 1.400 ya están pagando por ello. También hay que tener en cuenta que comenzamos el plan de comercialización hace dos meses. 

  • Una de las claves de las comunicaciones del sector empresarial es que necesita ser un sistema seguro. ¿Cómo afrontáis este reto?

Uno de los mayores agujeros de seguridad de los sistemas de mensajería es que almacenan las conversaciones, a pesar de que digan que están cifradas. 

El problema está en que los mensajes en tu dispositivo quedan almacenados en una minibase de datos de forma abierta y expuesta. Ahí es donde suelen venir los problemas de seguridad. 

En Noysi, si no tienes conexión a Internet y no está verificada tu identidad, no permitimos que nadie pueda acceder a tu perfil, aunque tenga tu teléfono, tu ordenador o tu dispositivo. Además, las multinacionales piden que se integre en sus sistemas. 

Siempre que un servicio es gratuito, el producto eres tú

Cuando creces en tu servicio en la nube, tienes más posibilidades de ser atacado en masa por diversos motivos. Sin embargo, si tienes la tecnología implementada en tus servidores, nadie conoce tu IP y es muy raro que un hacker la intervenga

Con lo cual, las grandes empresas tienden a incluir su tecnología en IPs cerradas en nubes privadas que nadie conoce y que, por lo tanto, no se pueden atacar. Esto disminuye el riesgo.

  • Hablabas ahora de WhatsApp, pero…¿Y Telegram?

Siempre que un servicio es gratuito, el producto eres tú. Estos sistemas cuesta mantenerlos decenas de millones de euros al año. Si alguien cree que WhatsApp o Telegram es seguro, está equivocado

¿Seguro en cuanto a qué? ¿En cuanto a que un hacker pueda leer tus conversaciones? Desde ese punto de vista yo creo que es lo suficientemente seguro. El problema es que los valores y los activos de las empresas son intangibles (conocimiento, información y procedimientos). Por lo tanto, si utilizas servicios gratuitos, estás regalando tu valor a WhatsApp y Telegram, digan lo que digan. Si no, es un negocio que no tiene sentido.

¿Qué hacen estas empresas con estos datos? Los analizan. Si tú sabes lo que va a hacer una persona, tienes una ventaja competitiva sobre las empresas que no lo tienen. Así se explica el gran desarrollo y, a veces, la innovación. 

En ocasiones la innovación no viene de la idea, viene del desarrollo del modelo de negocio. Con lo cual, ellos pueden estar analizando ideas brillantes, lo que funciona y no funciona, detectar lo que tiene más probabilidad de éxito y hacerlo ellos. Por eso, el uso corporativo de sistemas de mensajería gratuitos no es aconsejable

Hector Castillo Noysi

  • En realidad nos estás hablando de Big Data. ¿Crees que esto supondrá un problema a los usuarios en un futuro? ¿Hasta qué punto estamos controlados?

Estamos controlados al 100%. Nuestro director de seguridad actual ha sido director de seguridad de S21sec, la empresa que ha llevado durante muchos años la protección informática de varios bancos españoles. 

Os aseguro que Estados Unidos interviene y analiza todas las comunicaciones entre Europa y su país. Por lo tanto, desde ese punto de vista, hay poco que hacer. De hecho, ahora Europa está tomando medidas porque eso les otorgó una ventaja competitiva enorme. 

Al igual que las guerras del s.XX han sido con tanques y armas, las guerras del futuro estarán relacionadas con la privacidad y se realizarán atacando sistemas. Por tanto, aunque no te interesara Noysi como sistema primario, yo lo utilizaría como sistema secundario. Todos hemos visto cómo WhatsApp y Telegram se caen…y eso no es casualidad.

Si estos servicios se atacan, y se van a atacar cada vez más, tú vas a poder dejar de cerrar diversas operaciones porque no tienes un sistema seguro. Esto sólo se puede conseguir con empresas como Noysi, que tienen una personalización absoluta de sus servicios para sus clientes, y cuentan con los recursos adecuados para que el sistema esté constantemente levantado. Cuando tú atiendes a 1.000 millones de personas, es prácticamente imposible garantizar el 100% de la estabilidad de un sistema. 

  • Imagino que esto, de aquí a unos años, irá a más…

Esto ya es un Gran Hermano. Lo único que las guerras se van a producir con ataques DDoS o de espionaje industrial. Esto es muy interesante, ahora que hablábamos de IoT, ya que a día de hoy se utilizan millones de dispositivos y, en 5 años, esa cifra se quintuplicará. 

Las guerras del futuro no serán con armas, sino con ordenadores y ataques DDoS

Para que eso pueda ocurrir, los sistemas de seguridad tienen que evolucionar muchísimo. El Internet de las Cosas no va a poder escalar con agujeros de seguridad como los que tienen ahora mismo los coches de Google, por ejemplo. Un hacker podría intervenirlo y cambiar la trayectoria de un vehículo. Esto es una de nuestras obsesiones: generar un protocolo de seguridad eficiente, pero que proteja a empresas y a usuarios.

  • Actualmente, ¿operáis sólo en España o en más países?

Noysi está traducido al español y al inglés. Seguramente la vamos a traducir también al catalán por petición de algunos de nuestros clientes. Pero, sobre todo, ahora estamos trabajando en España y Latinoamérica. 

Nuestro objetivo es crecer en Europa aprovechando que somos una de las pocas empresas que cumple con la ley europea. Y es que hay muchas que, a día de hoy, no la siguen, como DropBox. Actualmente, este servicio no es legal en Europa porque guarda sus datos en EEUU, y todas las empresas que operen en el continente tienen que guardarlos dentro de la UE. Si no se hace así, tiene que ser bajo consentimiento expreso de la agencia de protección de datos.

hector castillo juan carlos noysi

  • Por último, háblanos de Web Components y de cómo está estructurado

¿Por qué ha crecido WordPress? Lo interesante de este modelo es que te permite implementarlo en tus servidores y modificarlo. Esta es la razón por la que el 25% de las páginas de Internet están hechas con este sistema, ya que es muy cómodo. Además, te posibilita inyectar plugins para mejorar las opciones de tu blog o e-commerce. Pero esto, en realidad, es un monolito. 

No tienes control absoluto de lo que ocurre. Nosotros lo que planteamos es: ¿Por qué esto no es una suma de componentes donde el cliente puede utilizar sus componentes propios y crear los suyos, para que implementándolos y modificándolos puedan optimizar lo que realmente necesitan? A esto hay que sumarle que, cuanto mayor sea la empresa, mayores opciones de personalización necesitarán. 

Este tipo de “modelo WordPress” es interesante, pero la tecnología es arcaica. Se desarrolló hace 10 ó12 años y, desde entonces, no ha cambiado. Hay ciertos sistemas informáticos que, una vez que los pones en marcha, ya no los cambias, como los de los cajeros de los bancos. Por esa razón, WordPress está obligado a utilizar la tecnología de hoy dentro de 10 años. No se puede migrar. Esto implica que es muy poco flexible. 

Lo que te permite Web Components es utilizar cualquier elemento de una página web de una app y exportarla a cualquier otro dispositivo. De esta forma, es reutilizable. Si, por ejemplo, tienes una plataforma de e-learning, lo arrastras con una línea de código a nuestro chat y ya lo tienes. Fácil, ¿Verdad?

Por otra parte, ¿Qué necesita una empresa? Comunicarse, almacenar información, integrar servicios y gestionar las tareas de un equipo. 

Nosotros lo que queremos es ser una solución integral en el proceso de comunicación de una empresa. Por esa razón, estamos generando un servicio parecido a Trello, pero más eficiente. Hemos hecho un análisis de qué se utiliza y en qué sectores. Después, en base a este estudio, hemos seleccionado unas cuantas tareas. No cubre grandísimos proyectos, pero lo que es el día a día lo cumple de sobra. 

¿Cómo funciona? El gestor de proyectos abre una tarea y, cuando se cierra, también avisa. Se produce un flujo de trabajo automático. En este sentido, el jefe de proyecto no tiene que avisar cuando se asigne una tarea, ya que salta una alarma al encargado de realizar el proyecto y, cuando éste la ejecuta, salta una alarma al responsable. Es un gestor de tareas automático. 

También hay un punto en el valor de Noysi. Las compañías suelen contratar DropBox, tareas de gestión de equipos, chats internos…y todo ello por separado sale caro. Con Noysi se ahorran costes porque tienes todos esos servicios en uno. Nosotros costamos 4 euros, Slack 12 euros y, a medida que la empresa es más grande, bajamos los precios por usuario.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.