Entrevistas

Francesc Muñoz (Cuatrecasas): “En el sector de la Justicia sigue habiendo demasiado papel”

francesc munoz_editada
Escrito por Esther Macías

Entrevistamos a Francesc Muñoz, CIO del bufete Cuatrecasas, Gonçalves Pereira desde hace casi dos décadas, quien detalla a TICbeat la estrategia tecnológica de la firma de abogados y reflexiona sobre la adopción de ‘lo digital’ en el sector de la abogacía y la Justicia en general.

Francesc Muñoz lleva casi dos décadas al frente del área de TIC de Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, una firma de abogados de origen español y proyección internacional, donde ha puesto el foco en los últimos años, que asesora en todas las especialidades del derecho de empresa. Muñoz detalla a TICbeat la estrategia tecnológica del bufete y reflexiona sobre un sector, el de la abogacía y la Justicia en general, al que aún queda un importante recorrido que caminar en lo que respecta a la adopción de la ola digital actual.

 

 

TICbeat.- La digitalización ha entrado con fuerza en la sociedad y, en general, en todas las empresas en los últimos años. ¿Cómo han vivido este proceso desde el área de tecnología y sistemas de un bufete de abogados como Cuatrecasas?

Francesc Muñoz.- Aunque parece que esto de la digitalización se ha producido de repente, lo cierto es que nosotros lo hemos vivido como un proceso de evolución continua y en el que hemos ido adoptando las cuatro grandes fuerzas de las que se lleva hablando ya desde hace tres o cuatro años en el mercado: movilidad, social media, big data y cloud. Por encima de estas hemos generado un paraguas y creado una superestrategia de transformación digital que, además de los conceptos mencionados abarcan otros como la seguridad. Todos ellos, por otro lado, los vemos interdependientes pues no hay movilidad sin una parte social, ni sin servicios cloud y tampoco sería posible todo esto sin una estrategia de big data. Son fuerzas que tienen que estar integradas entre sí y sobre las que descansa nuestra filosofía de TIC.

 

TB.- ¿Puede detallar más en qué consiste esta superestrategia de transformación digital?

FM.- Está, como decía, vinculada con las cuatro palancas antes comentadas. Por ejemplo, lo que antes desarrollábamos para un entorno en concreto hoy tenemos que hacerlo pensando en todos los entornos y dispositivos. Nos regimos por el mobile first de forma que cualquier solución y servicio nuevo que lanzamos tiene que estar disponible en dispositivos móviles y, cómo no, en el resto de plataformas. Otro ejemplo: al lanzar un servicio incluso más de backoffice tenemos que darle una capa social. Hay que pensar, además, en la necesidad de registrar las actividades que hacemos con el fin de tener más datos y luego poder hacer más cosas analizando estos. En el área de big data, no obstante, nuestra casuística es distinta a la que existe en otros sectores como el retail o la banca. En nuestro caso nuestro petróleo es el dato no estructurado, así que tenemos que abordarlo de una forma más integral y con una estrategia única. Y respecto a cloud, ahora contemplamos este modelo como una forma más de aprovisionamiento.

 

Nos regimos por el ‘mobile first’ de forma que cualquier solución y servicio nuevo que lanzamos tiene que estar disponible en dispositivos móviles”

 

TB.- ¿Cuál es la inversión que Cuatrecasas destina a las TIC?

FM.- Un 1% de los ingresos anuales es capex, pero si tomamos en cuenta los recursos destinados el porcentaje ascendería al 3,5%.

 

TB.- Ahondemos en una de las palancas de su estrategia: la movilidad.

FM.- Todos los abogados del bufete y gran parte del personal que no es de la abogacía disponen de terminales ultrabook ligeros y potentes y un smartphone de primer nivel, todo integrado con la misma SIM con el fin de que puedan conectarse a sus sistemas de información en cualquier momento y situación.

En el caso de las tabletas, estamos apostando por una estrategia de BYOD (‘bring your own device’ o uso de los dispositivos personales con fines laborales) selectiva. En este sentido, podemos decir que se trata de una estrategia de ‘Choose your own device’ pues no todos los dispositivos son adecuados.

Respecto a las aplicaciones, trabajamos para que todas sean responsive y funcionen en todos los ámbitos, securizando la información de cliente (no hay que olvidar, llegados a este punto, que nuestra información es confidencial).

 

TB.- Han desarrollado una app corporativa pero desconozco si han creado otras con otros fines…

FM.- En efecto, tenemos una app corporativa con la idea de ofrecer noticias y análisis jurídico de valor para el sector. Se trata de una aplicación ideada no solo para los clientes sino para aquellos que estén interesados en la información que aportamos y cuyo fin es crear un canal de fidelización y vinculación con sus usuarios.

Claro que, por otro lado, hemos desarrollado otras apps, desde herramientas de gestión documental hasta de CRM, pasando por una aplicación para la captación de horas de nuestro personal y otras aplicaciones internas para acceder a la red social corporativa, a nuestro sistema de sincronización de ficheros con terceros, etc. Tenemos todo un ecosistema de apps que crece día a día.

 

Recomendamos que las conversaciones jurídicas entre nuestros abogados con los clientes no se hagan por Whatsapp”

 

TB.- Hablando de apps móviles, hace tiempo que surgió el debate de la conveniencia o no de una plataforma de comunicación instantánea como Whatsapp en el ámbito corporativo y, en concreto, entre los abogados y sus clientes… ¿Qué política tienen en esta línea?

FM.- Recomendamos que las conversaciones jurídicas entre nuestros abogados con los clientes no se hagan por Whatsapp. Nuestros profesionales, de hecho, son conscientes de que no deben emitir opiniones jurídicas a través de esta plataforma. Dicho esto, nuestra filosofía, más que en prohibir, se basa en dejar hacer, eso sí creando una cultura y sabiendo en todo momento qué se está haciendo.

 

TB.- Cloud es otra de las megatendencias que toda empresa que se precie ya ha asumido. ¿Qué servicios tienen en la nube en Cuatrecasas?

FM.- Diversos servicios, soluciones e infraestructuras. En Cuatrecasas adoptamos cloud como una forma más de delivery. Elegimos, en cada caso, la opción más eficiente para la compañía. Sin dogmas, porque no somos una empresa de seguir dogmas en este sentido, tenemos desde infraestructura en la nube (en este caso en Azure, de Microsoft) hasta servicios como la gestión de la formación o de los contactos.

Nuestra filosofía se basa en ser agnósticos en lo que respecta al uso de la tecnología. Analizamos caso por caso, vemos las ventajas e inconvenientes de optar por ellas y, sobre todo, las implicaciones que su uso conlleva para la seguridad de los datos, y luego actuamos en consecuencia. Pero vamos, cloud es una forma de despliegue de tecnología que contemplamos siempre. En todo caso nuestro entorno de TI es de nube híbrida.

 

En Cuatrecasas adoptamos ‘cloud’ como una forma más de ‘delivery”

 

TB.- Por curiosidad, ¿tienen muchas tareas de TI externalizadas? ¿Cuál es su plantilla propia?

FM.- El 50% de las tareas del área de TIC están externalizadas, por ejemplo el help desk. También tenemos externalizada la gestión del SAP (a Atos), las comunicaciones (a Telefónica) y otras labores de programación SAP y .Net con otros proveedores. Nuestra plantilla de TIC está formada por 30 profesionales y hay otros tantos que trabajan para nosotros como externos.

 

TB.- En los últimos años Cuatrecasas ha apostado con fuerza por la internacionalización. ¿Cómo ha impactado esta realidad en su estrategia de TIC?

FM.- Tenemos presencia con oficinas en Nueva York (EEUU), Sao Paulo (Brasil), Shanghai (China), Bruselas (Bélgica), París (Francia), Londres (Reino Unido) y Luanda (Angola). Además, hemos llegado a acuerdos con despachos importantes en Alemania, Italia, Francia, Mozambique y también con varios países de Latinoamérica (Perú, Chile y Colombia).

Nuestro modelo de gestión está basado en un principio antiguo: la oficina única. Nuestra idea es que el modo de trabajo sea el mismo en todas las oficinas. Disponemos de un único centro de datos en España (aparte el de recuperación ante desastres) desde el que damos servicios a todas las oficinas. Nuestro sistema de gestión también sigue un solo modelo.

¿Qué hacemos cuando abrimos una oficina? Adaptamos la parte local de contabilidad e impuestos, conectamos las comunicaciones y en un plazo rápido operamos desde cualquier sitio. Se trata de un modelo muy homogéneo y ágil para abrir negocios en nuevos países.

 

TB.- Me gustaría ahondar en su visión del big data de la que antes nos daba unas pinceladas.

FM.- El nuestro es un negocio de alto valor y de relación íntima con los clientes (éstos , en nuestro caso, son unos 10.000). Por ello comentaba que nuestro oro negro oculto es el dato no estructurado: tenemos más de 10 millones de documentos en los que hay datos clásicos (autor, cliente, nombre de la operación…) pero no sabemos de qué van dichos documentos, si se trata de una asesoría para la compraventa de una compañía, etc. En nuestro negocio no está estructurado el saber si has ganado un caso o no, no está en el sistema. En un pleito, que el juez imponga una sanción muchas veces supone ganar un caso. Esta información no está, por tanto, en ningún sistema estructurado. Ante esta problemática creemos que el foco debemos ponerlo en ser capaces de extraer datos de documentos que hoy no tenemos, por ejemplo, información del sector, geográfica, de leyes que se aplican en cada país… En esta línea existe tecnología cognitiva, de inteligencia artificial, que puede ayudarnos a crear sistemas que mejoren la eficiencia del negocio. Sistemas que, por ejemplo, puedan predecir si se puede ganar un caso antes de comenzarlo. Ese es nuestro entorno de big data.

 

TB.- ¿Y ya están trabajando en este sentido? ¿En qué otros proyectos están inmersos en la actualidad?

FM.- Sí, tenemos algunos proyectos en marcha de big data. También estamos inmersos en ‘Be Digital’, un proyecto de transformación digital para repensar y revisar la forma en que hacemos el flujo de trabajo para que los procesos sean más eficientes. Es una iniciativa que conlleva usar menos papel y automatizar más los procesos. Además, dado que a finales de 2016 estrenaremos nueva sede en Barcelona estamos también trabajando en un proyecto relacionado con la infraestructura de TI con la idea de crear el nuevo despacho para los próximos 20 años.

Otra línea de trabajo es la apuesta por las metodologías ágiles y en concreto por Lean y Kanban dentro del área de TI para mejorar el desarrollo de proyectos. La complejidad se ha incrementado mucho en los últimos diez años, tenemos mucho legacy así que tenemos que trabajar para simplificar y poder dedicarnos más a aquello que genera más valor de cara al negocio. El negocio cada vez pide más implicación y protagonismo al área de TI ante determinados retos y hay que ser proactivos en este sentido.

 

TB.- Una curiosidad, ¿han llevado a cabo alguna iniciativa de gamificación?

FM.- Estamos haciendo alguna dentro de nuestra red social corporativa pero a un nivel muy básico. La verdad es que tengo mis inquietudes sobre el uso de estas prácticas para motivar la formación de los empleados. En mi opinión el proceso de aprendizaje debe formar parte del ADN de cada uno, no debería estar fundamentado en un juego o motivado por éste, pero es una opinión personal. Considero que hay cosas que debemos aprender por pura convicción. En todo caso es cierto que no hemos explorado demasiado este terreno.

 

El de la abogacía, en general, es uno de los sectores más tardíos en adoptar las tecnologías de la información”

 

TB.- Como experto que es en el binomio abogacía y TIC, ¿qué foto veremos de este entorno en los próximos años?

FM.- Aunque en el caso de Cuatrecasas la adopción y apuesta por las TIC ha sido mucho más rápida debido a nuestra vocación de probar e innovar, lo cierto es que el de la abogacía, en general, es uno de los sectores más tardíos en adoptar las tecnologías de la información. Y si ya hablamos del mundo de la Justicia en general la situación es peor. En este ámbito sigue habiendo demasiado papel, se siguen haciendo las cosas de forma física y, aunque es un mundo que se está transformando desde hace años, nunca llega a ver la luz del todo en este sentido.

Afortunadamente los profesionales que vienen, sobre todo los millenials, empujarán para que la integración e implantación de las TIC sea una realidad en este sector. El papel, que aún sigue siendo muy importante en nuestro negocio (también porque sigue costando más leer en digital, pues el ojo se cansa más, y por un tema cultural) irá perdiendo protagonismo. Mi visión es optimista aunque aún queda un importante camino. Tenemos que observar otros sectores más avanzados en el uso de las TIC y aprender de ellos para avanzar en la transformación digital.

 

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.

  • Alexandre Golin Krammes

    En Brasil el poder judicial está avanzando mucho rapidamente. En poco tiempo no tendremos más papeles en las oficinas.