Entrevistas

Salvador Fontán (Babel): “Nuestro modelo social de empresa es lo que nos diferencia”

salvador-fontan-babel
Escrito por Esther Macías

Entrevistamos a Salvador Fontán, director general de Babel. La compañía española de servicios y consultoría, basada en un modelo de empresa “social y de reparto solidario”, según el directivo, se prepara para acelerar su aventura internacional y consolidar su presencia en España a través de adquisiciones.

Babel supera sus primeros once años de vida con la sensación, que desprende su director general, Salvador Fontán, del trabajo bien hecho. La consultora española ha logrado crecer a lo largo de su historia y dar beneficios incluso en los años más duros de la crisis. El pasado ejercicio cerró con una facturación de 15 millones de euros y para este 2014 Fontán confía en superar los 16 millones y crecer tanto en beneficios como en facturación al menos un 10%.

El directivo asevera que a la compañía, centrada en el desarrollo de aplicaciones (el área que mayor negocio le aporta), la gestión de sistemas y resolución de incidencias de TI, los proyectos de consultoría y, a menor escala, de imagen y comunicación corporativa, le esperan importantes oportunidades en el mercado no solo gracias al auge de tendencias tecnológicas como la movilidad, big data y cloud, sino también a otras más profundas y que afectan de lleno a la manera en la que las organizaciones trabajan como son la nueva forma de entender la experiencia de cliente, la reingeniería de procesos –“la nueva frontera de las organizaciones y empresas”, según el directivo– y la apuesta por los servicios gestionados.

Con el punto de mira en el mercado internacional –la empresa abrió hace dos años oficina en Marruecos y este ejercicio lo hará en México–, el futuro de Babel pasa por llegar a los mil empleados, previsiblemente en 2017, sin perder sus señas de identidad ni su carácter “casi cooperativista y social” que, según Fontán, marcan la diferencia de la consultora con otros rivales en este sector.

TICbeat.- Babel lleva ya 11 años en el mercado. ¿Cómo definiría la evolución de la compañía en estos años, especialmente los últimos, en los que, como el resto de consultoras de TI, se habrán tenido que enfrentar a una época compleja, caracterizada por una guerra de márgenes encarnizada?

Salvador Fontán.- En Babel hemos crecido desde que nacimos, quizás el único año que no lo hicimos fue en 2007, pero siempre hemos generado beneficios y repartido dividendos a los propietarios de la compañía, que ahora somos 33. En el último año, 2013, obtuvimos 15 millones de euros de facturación, un 10% más que en 2012, y los beneficios se incrementaron también respecto al año anterior un 30%. Este 2014 confiamos en alcanzar e incluso superar los 16 millones de euros, aumentando también tanto la facturación como los beneficios.

El mercado de la consultoría y los servicios pasa por una época complicada aunque, en general, siempre ha sido un nicho difícil. En cualquier caso, aunque en los últimos años hemos tenido que bajar los márgenes ante la guerra desatada en el sector, nunca lo hemos hecho hasta el punto de perder dinero. Sí hemos controlado más los costes.

TB.- ¿Cuál sería la radiografía de negocio de Babel en la actualidad? ¿De qué sectores provienen sus ingresos?

SF.- Un 40% del mundo de la banca, donde tenemos diversos clientes como BBVA, Santander, ING, etc.; otro 30% del ámbito de la Administración Pública, tanto de la Administración central como de la autonómica, pues tenemos como clientes tanto la Seguridad Social o la Agencia Tributaria como la Junta de Andalucía; y el 30% restante se reparte entre las compañías de seguros, las de telecomunicaciones, como Telefónica o Ono, y las del sector industrial y energéticas como Repsol, Iberdrola o Gas Natural.

TB.- Precisamente uno de los segmentos con los que trabajan en mayor medida, la Administración, ha disminuido mucho su inversión tecnológica en los tiempos de crisis. ¿Cómo han vivido este proceso?

SF.- Es cierto que las expectativas de gasto en este sector han caído pero los sistemas hay que seguir manteniéndolos y construyéndolos. Hay que tener en cuenta que la inversión en tecnología es siempre una inversión para ahorrar. Hay que mantenerla y, además, es rentable. Entre nuestros últimos clientes del sector público destacan el Instituto de Crédito Oficial (ICO), la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (ENRESA) y la Diputación de Lugo.

TB.- ¿Qué otros nuevos clientes han sumado a su cartera en 2013 y en lo que va de año?

SF.- SAREB, Línea Directa, Banco Espirito Santo, Iberdrola, Iberia, Gestamp, Aguas de Barcelona (AgBar), Enagas, ONO, Gol Televisión, Arsys, Pepephone, Loewe, Vithas, Grupo Ruiz… Nuestra cartera de clientes actual es extensa. Y el 60% de ellos son activos, es decir, les emitimos una factura el pasado año.

TB.- Por áreas de actividad, ¿cuáles serían sus grandes nichos como empresa de servicios y consultoría?

SF.- La mayor parte de nuestra actividad se centra en el desarrollo de aplicaciones, es lo que más volumen de trabajo nos da en la actualidad. Y aquí hablamos desde aplicaciones móviles hasta webs operacionales para bancos, trabajos de arquitectura que dan soporte a aplicaciones (por ejemplo en Java, etc.), sistemas de BI y analítica… En un menor volumen abordamos trabajos de administración y gestión de sistemas y resolución de incidencias, por ejemplo, con Telefónica tenemos acuerdos en este sentido. En menor medida realizamos proyectos de consultoría como oficinas de proyectos, reingeniería de procesos, elaboración de estudios, etc. y, también a menor escala, hacemos proyectos de imagen y comunicación corporativa, como diseño gráfico, etc.

TB.- Luego lo que más dinero les genera es el desarrollo de aplicaciones…

SF.- En efecto, el desarrollo de aplicaciones nos aporta el porcentaje más amplio de facturación y así lo seguirá siendo.

TB.- ¿Y en qué segmentos o tecnologías del mercado observan más oportunidades?

SF.- Además, obviamente, de la movilidad, la explosión del big data y el uso de recursos de software y hardware en la nube, donde vemos que habrá negocio, observamos tres tendencias que serán muy relevantes de cara a un futuro próximo: la  experiencia de cliente, la reingeniería de procesos en las organizaciones y la manera de mostrar el servicio. Respecto a la primera, las organizaciones tendrán que invertir en que sus sistemas interactúen con sus clientes de forma más sencilla, más intuitiva… el objetivo último es mejorar la atención al cliente, la experiencia de usuario. Obviamente esto requerirá realizar una inversión por su parte.

Observamos tres tendencias que serán muy relevantes de cara a un futuro próximo: la  experiencia de cliente, la reingeniería de procesos en las organizaciones y la manera de mostrar el servicio”

Por otro lado, aunque en los últimos años muchos procesos empresariales se han informatizado ha llegado la hora de rediseñarlos para hacerlos más eficaces, es decir, hacer una reingeniería de procesos. Ésta será la siguiente frontera tanto en la empresa privada como en la Administración Pública.

Por último debe cambiar la manera de contratar los servicios. Muchas organizaciones y empresas contratan servicios de tecnología bajo un formato de asistencia técnica, el conocido como “horas/hombre”, pero esto es poco eficaz y gratificante. Hay que ir a un modelo de prestación de servicios, a los llamados modelos de servicios gestionados. De hecho en Babel ya trabajamos con este modelo en varios clientes, por ejemplo, en ING. No solo es un modelo útil y rentable para el cliente sino también de cara a los proyectos, que pueden ser más predecibles en coste y en tiempo, y para las personas, los trabajadores, que están más satisfechos ya que les pagan por producir, no por “estar”.

Salvador Fontán, director general de Babel

Salvador Fontán, director general de Babel

TB.- El mercado de los servicios está muy saturado y en España hay una fuerte presencia de jugadores internacionales –Accenture, IBM, Atos… son algunos– y de otros nacionales pero con mucho mayor tamaño que Babel –Indra, por ejemplo–. ¿Con quién suelen enfrentarse en las oportunidades y cuál diría que es el factor que diferencia a su empresa frente a los rivales?

SF.- Nos encontramos con todos, Accenture, IBM, Everis, Software AG, Indra… son algunos de ellos. Incluso con algunos formamos UTE (uniones temporales de empresas), por ejemplo con Software AG e Indra las tenemos en algunos proyectos. En este ámbito es normal ‘coopetir’.

¿Por qué somos diferentes? Aunque el de los servicios y la consultoría de TI es un sector que se ha ido estandarizando en los últimos años, ya que las prestaciones que se ofrecen cada vez se parecen más, yo diría que en Babel nos diferenciamos en tres aspectos. El primero es el modelo de empresa que tenemos, casi cooperativista. Una gran parte de los beneficios los repartimos entre los empleados en proporción a su sueldo. También repartimos propiedad entre los trabajadores. Fundamos la empresa tres socios y la propiedad de Babel era nuestra al 100%. En la actualidad el 35% de la compañía está repartida entre otros trabajadores. Ya somos 33 personas los “dueños” de la empresa. Que los dueños de la empresa sean algunos de los profesionales más brillantes de ésta es garantía de que irá bien. Además, los propietarios no son necesariamente del equipo directivo, es más, menos de la mitad pertenece al equipo ejecutivo. Este modelo social nos ayuda a diferenciarnos de la competencia.

No obstante hay más factores que nos diferencian. Si preguntáramos a los empleados cuáles son éstos contestarían que los compañeros. Nuestro proceso de selección es riguroso, sigue un sistema de ‘meritocracia’ y da unos resultados excelentes. Nuestro modelo impulsa a sacar lo mejor de cada empleado. Y, por último, si preguntáramos a nuestros clientes qué es lo que nos diferencia, nos dirían que somos una empresa particularmente seria y rigurosa. Cumplimos con lo que decimos.

TB.- ¿Qué opina del proceso de concentración que se está produciendo en el mundo de las empresas de servicios y consultoría? ¿Cree que finalmente quedarán solo unas pocas empresas, los grandes jugadores del sector?

SF.- Parece que hay una amenaza de que solo los grandes sobrevivirán, pero esto no es así. Yo lo veo como un movimiento pendular. Por otro lado, la concentración no es la solución a los problemas del sector. El que se redujera la competencia convertiría a los clientes en esclavos de su proveedor, con las desventajas que esto conlleva. Por otro lado, que se produzca una consolidación de empresas con áreas heterogéneas tampoco resuelve los problemas. Sin duda es mejor que haya varios proveedores.

La concentración no es la solución a los problemas del sector de los servicios”

TB.- ¿Y qué me dice de la posibilidad de que Babel sea adquirida por otra compañía de mayor tamaño? ¿Es esto factible?

SF.- Babel es una empresa y el principal objetivo como tal es ganar dinero, así que podría ser vendida. Dicho esto, Babel es difícilmente vendible. La compañía fue concebida para que fuera escalable en tamaño y en el tiempo. Además, al haber ido repartiendo propiedad entre los profesionales más cualificados la venta ya no dependería de los fundadores. La compañía tiene vida propia. Los fundadores nos hemos deshecho de una gran parte de la propiedad y si hemos actuado así no ha sido para vender luego la empresa. Queremos que Babel sea estable, que crezca y dé beneficios. Será más rentable no venderla que hacerlo.

TB.- ¿Y comprar entra en sus planes de crecimiento y expansión a futuro?

SF.- Nuestra estrategia para los próximos años pasa, por un lado, por la expansión internacional, por otro, por el crecimiento mediante la adquisición de compañías y, por último, por trabajar más las especialidades (tener plataformas que permitan la reutilización de software, laboratorios, etc.). Respecto a las compras, estamos estudiando opciones que nos complementen.

Nuestra estrategia para los próximos años pasa por la expansión internacional, por el crecimiento mediante la adquisición de compañías y por trabajar más las especialidades”

TB.- ¿Qué opciones? ¿Para reforzar qué mercados? ¿Y cuándo cree que abordarán una adquisición?

SF.- Estamos estudiando tres o cuatro adquisiciones tanto en España como en otros países europeos. También nos vendría bien comprar una empresa para reforzar nuestro negocio en Barcelona. Alguna adquisición sí la podríamos hacer este año.

TB.- ¿Qué países en concreto tienen en mente para su expansión internacional? Hace dos años aterrizaron en Marruecos al abrir una oficina en Casablanca.

SF.- El siguiente país donde queremos abrir mercado es en México; nuestra idea es abrir operaciones allí en el segundo trimestre de 2014. Pero también vemos oportunidades en Europa. Ocurrirá. De hecho, ya hemos abordado proyectos desde España para países como Reino Unido, Polonia, etc.

TB.- ¿Por qué eligieron Marruecos como destino para su primera aventura internacional?

SF.- Desde luego no para tener mano de obra barata. Es difícil encontrar un mejor servicio, de calidad europea, y tan barato como en España. Pero queríamos expandirnos a otro país y vimos que Marruecos era un mercado idóneo para probar. Es un país cercano y nos permitía experimentar de forma barata. Además, Marruecos es un mercado en crecimiento, se está convirtiendo en un hub para el África francófona. Las corporaciones a las que nos dirigimos allí son grandes empresas y organizaciones públicas. Ya tenemos como clientes a la Seguridad Social marroquí y al banco más importante del país, Attijariwafa Bank, entre otros.

Es difícil encontrar un mejor servicio, de calidad europea, y tan barato como en España”

TB.- ¿Qué volumen de negocio les aporta Marruecos?

SF.- Aún pequeño, medio millón de euros en el último ejercicio, pero crecerá.

TB.- Cambiando de tercio, en alguna ocasión ha comentado que llegar a los mil empleados es un objetivo factible para 2017. Ahora son más de 300. ¿Confía en las compras antes comentadas para incrementar plantilla?

SF.- Bueno, sería cómodo llegar cuanto antes a los mil empleados y de ahí que valoremos las posibles compras. No obstante, nuestro desafío es que el día en que seamos mil o diez mil empleados Babel siga proporcionando a sus trabajadores las ventajas de trabajar en una empresa pequeña. Es decir, que estos sientan que pueden tomar decisiones, que disfruten del beneficio de acertar y sentir las consecuencias de no haberlo hecho. Nuestra idea es mantener una estructura plana donde la autonomía de la gente se mantenga.

TB.- Por cierto, ¿les cuesta encontrar talento en su negocio? A la luz de diferentes estudios parece que últimamente falta personal cualificado en el sector TIC y cada vez se matriculan menos ingenieros en la universidad…

SF.- Yo no lo veo así. Encontramos a profesionales muy brillantes. Además, no debe de faltar talento cuando las tarifas y los sueldos suelen ser bajos. Ahora desde luego no hay escasez. En cualquier caso en un escenario de escasez de profesionales y talento la gran baza de una empresa debe ser ofrecer a la gente una carrera profesional, no un trabajo o un sueldo. En Babel tenemos tres objetivos: ganar dinero, pues somos una empresa, satisfacer a nuestros clientes y ofrecer una carrera profesional a los empleados.

En un escenario de escasez de profesionales y talento la gran baza de una empresa debe ser ofrecer a la gente una carrera profesional, no un trabajo o un sueldo”

TB.- Por último, me ha llamado mucho la atención su red social corporativa, que llaman La Comunidad…

SF.- Sí, se trata de una plataforma que persigue tres objetivos. El primero es disponer de un perfil profesional y personal rico de todos los empleados de la empresa y que se administre de forma distribuida. Por otro lado, aunque somos una empresa muy transparente –hasta la reunión mensual del equipo ejecutivo se retransmite en streaming por Youtube y todos los empleados están al tanto de cómo va la compañía– queríamos además ser una empresa abierta y buscar la comunicación bidireccional. Y por último queríamos crear una plataforma que almacenara todo el conocimiento, y las redes sociales lo posibilitan, de ahí el nacimiento de La Comunidad.

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.

  • Ex-Trabajador

    Social? Dejé el trabajo, me cambié de ciudad para ir a trabajar a esta empresa y ni siquiera tuvieron la decencia de decirme que me iban a echar justo el día en que se terminaban mis dos meses de pruebas. Sin formaciones y sin apenas documentación sobre mi nuevo trabajo me dijeron que “En esta empresa preferimos tirar a la gente a la piscina y que salgan solos”. Llego un viernes, en el cual cumplía mis 2 años de prueba, y esperaron a que llegasen las 14:55 (5 minutos antes de la hora de salida) para decirme que ya no contaban conmigo (una jefa de RRHH que había hablado en una ocasión con ella y mi “nuevo” gerente con el que había hablado poco más que con la otra)… Qué menos que haberme avisado con algo de anterioridad… y más sabiendo que he recorrido 400 km para irme a trabajar a tu empresa… Totalmente antisocial el trato recibido

    • Ex-Trabajador

      2 meses de prueba (perdón…)

      • Estimado lector, te animo a que hagas este tipo de comentarios en el sitio adecuado si en algún momento hubo un desencuentro con la compañía. Para hacerlo aquí, y en este tono, te ruego que al menos tengas la decencia de identificarte con nombres y apellidos, para que como mínimo haya, de ser necesario, posibilidad de réplica. Un saludo. Miguel Galera – CEO TICbeat

        • Ex-Trabajador

          Simplemente contrasto la noticia con mi experiencia con esta empresa. No creo que mi tono haya sido salido de tono (como parece que ha sido el tuyo). Y no creo que sea positivo dar a conocer mi nombre, ya que no creo que lleve a ningún lado, y quizás en este país de empresaurios sea perjudicial para mí hacerlo. Yo simplemente he contado lo que me pasó a mi, y seguramente a alguno más. Un saludo Miguel

  • ..

    ..

    • Salvador Fontán

      En primer lugar, le agradezco a este antiguo empleado de BABEL sus comentarios, aunque en esta ocasión no sean favorables para nuestra firma. Los hechos que describe, aunque un tanto dramatizados, son ciertos. Conozco bien el caso ya que, afortunadamente, es poco frecuente en BABEL. Nuestro modelo social es cooperativista, pero la carrera profesional está regida por un criterio de meritocracia, lo cual supone que cada uno progresa según sus capacidades, intereses y actos. Hay un porcentaje de personas que, por el motivo que sea, no terminan de encajar en la compañía o no ofrecen el rendimiento requerido, y les pedimos que la abandonen. Esto puede ocurrir durante el periodo de prueba o después. Intentamos, y creo que muchas veces lo conseguimos, no hacer del despido un acto dramático ni agresivo. Entiendo que, en las circunstancias personales que describe nuestro ex compañero, la salida de la empresa le supuso un serio perjuicio personal, lo cual lamento.

  • ..
  • ExtrabajadorBabel

    http://www.trabajobasura.info/directorio/babel_sistemas.html ahí es donde se dice la verdad sobre esta empresa.

  • Pingback: TICbeat potencia el género de entrevistas con Level-C | TICbeat()

  • Pingback: Babel refuerza su apuesta por los centros de desarrollo remotos | TICbeat()

  • Pingback: Babel refuerza su apuesta por los centros de desarrollo remotos | Anzoátegui Al Día()

  • Pingback: Babel refuerza su apuesta por los centros de desarrollo remotos | E7radio noticias, de Venezuela y el mundo()