Entrevistas

‘La aventura de Diana’, la carta náutica de la innovación que se hizo novela

nacho-villoch
Escrito por Esther Macías

Entrevistamos a Nacho Villoch, un experto en innovación y emprendimiento y autor de ‘La aventura de Diana. Emprendiendo e Innovando contra viento y marea’, una novela centrada en las grandes pasiones de su creador: la innovación, el emprendimiento y la navegación.

“Párame cuando quieras, por favor, ¡que me emociono hablando de mi libro!”, nos advierte Nacho Villoch al comenzar la entrevista con él con motivo de la publicación, a finales de septiembre, de La aventura de Diana. Emprendiendo e Innovando contra viento y mareasu primera novela, una original obra transmedia (no solo publicada en papel, como veremos, sino en Internet y con vida propia en las redes sociales) centrada, como no podía ser de otra manera en las grandes pasiones de su creador: la innovación, el emprendimiento, el mar, la navegación y la cartografía.

La obra, a través de su protagonista, Diana, una experta en marketing, y otros dos personajes principales, Yago, un joven informático, y Félix, un veterano ejecutivo de negocio, aborda de una forma alegórica los desafíos que cualquier emprendedor se encuentra al acometer un proyecto innovador. El fin de la novela, de hecho, es absolutamente didáctico, según Villoch. “Llevo casi nueve años trabajando en la comunicación de la innovación y en la innovación de la comunicación –indica el director de Actividades y Eventos del Centro de Innovación del BBVA, –, y de lo que me he dado cuenta es de que en este mercado hay mucho desconocimiento al respecto. Sí, se habla constantemente de la innovación, pero muchas veces sin saber de qué se trata”. De ahí que Villoch intente, a través de su historia, que incluye incluso un triángulo amoroso que sirve de gancho al lector, divulgar sobre la innovación y sus principales aprendizajes (el libro incorpora hasta 70, para comprender desde el modelo de negocio Canvas hasta las metodologías de Lean Start Up, entre muchos otros) de forma amena y entretenida. Él mismo nos lo explica en esta entrevista en la que reflexiona sobre la expedición hacia lo desconocido que supone siempre emprender innovando.

 

TICbeat.- Todo empezó con una carta de navegación muy especial… ¿Cómo fue el origen de La aventura de Diana?

Nacho Villoch.- En realidad la novela es fruto de un desafío. Matti Hemmi, fundador de inKNOWation [organización que guía a líderes empresariales y a sus equipos en la transformación de sus organizaciones] y autor del vídeo viral ¿Te atreves a soñar? con varios millones de visitas en Internet, me llamó un día y me pidió que le ayudara a dibujar un mapa de la innovación. Un cliente se lo había encargado y como sabe que a mí se me da bien conceptualizar este tipo de cosas me pidió que colaborara con él en esto. Y de esta petición en forma de desafío surgió todo. Cuando me puse manos a la obra me di cuenta de que hacer un mapa supone conocer el territorio, pero las carreteras conocidas solo llevan a sitios conocidos y, precisamente, la innovación supone ir a sitios desconocidos.

Pensé entonces en Colón y cómo no tenía un mapa para ir a América; de hecho él pensaba que iba a las Indias cuando, finalmente, descubrió un nuevo continente. Los grandes navegantes como el capitán Cook, Magallanes, Livingstone… ninguno de ellos tenían mapas. Dando vueltas a esta idea pensé que lo que tenía que hacer era una carta náutica, que representara los diferentes ámbitos que giran en torno a la  innovación, por ejemplo, los vientos inspiracionales, la corriente de la frustración, la corriente de la necesidad, los arrecifes de la reputación, la costa de la experiencia, el río de la tradición , los bajíos de los escépticos, el atolón de la colaboración, las brisas de la ideación, el desafío de los vientos financieros… y sitios que sí sabemos dónde están, como los Google, Facebook, Apple… Y así es como surgió el mapa de la innovación, que se podía haber quedado allí pero no lo hizo, ya que mis colegas me animaron a hacer una novela, publicada al final por WhiteTigerBooks y disponible en papel y en formato digital [Amazon, Kindle, Itunes, GooglePlay].

 

carta-nautica-aventura-diana

Carta náutica de la innovación creada por Nacho Villoch que, finalmente, dio origen a la novela ‘La aventura de Diana’.

 

TB.- Llama la atención que la protagonista sea una mujer, Diana.

NV.- Sí, cuando el proyecto empezó a cobrar forma y contacté con la editorial vimos que era importante el ángulo femenino, es decir, que la protagonista fuera una mujer para resaltar y fomentar el emprendimiento en este colectivo. De hecho, la llamada womenomics o la economía de las mujeres es una tendencia en sí misma y el movimiento emprendedor se está dando muy fuerte entre las mujeres, no en vano son éstas las que toman muchas decisiones microeconómicas que impulsan los países. También decidimos que la historia girara en torno a un triángulo amoroso, el de Diana, Yago y Félix; no solo porque estas historias venden bien sino porque, además, refleja muy bien la tensión entre dos áreas decisivas en el mundo del emprendimiento innovador como el negocio y la tecnología, que representan Félix y Yago, respectivamente. Es decir, en el libro la rivalidad y la tensión existente entre las áreas de tecnología y negocio queda camuflada bajo una tensión sexual no resuelta.

 

En el libro la rivalidad y la tensión existente entre las áreas de tecnología y negocio queda camuflada bajo una tensión sexual no resuelta”

 

TB.- Luego cada personaje representa a un área vinculada al emprendimiento innovador…

NV.- Diana, de treinta y tantos años, es una experta en el mundo del marketing y una identificadora nata de necesidades del mercado y cómo resolverlas. Félix, de más de cuarenta años, es un veterano ejecutivo de negocio al que le ha llegado la hora de desaprender muchas cosas. Y Yago es un joven informático de 20 años, una especie de Steve Jobs cuando era joven que abandonó la universidad porque se aburría y al que le gusta desarrollar aplicaciones y quien solo ve futuro y posibilidades en la tecnología. Es decir, cada uno representa a un mundo: el del marketing, el del negocio y el de la tecnología. Y les une un proyecto de eHealth que Diana quiere abordar y que cree que puede tener éxito en el mercado. Es un proyecto relacionado con la salud y el bienestar de las personas mayores y que implica hardware, software y servicios y que da pie en la novela a hablar de áreas como el Internet de las cosas, los dispositivos conectados, la impresión 3D, entre muchos otros. El libro, de hecho, incorpora hasta 70 aprendizajes porque se habla mucho de Lean IT y de otras metodologías pero en realidad no se conocen. Es más llevo casi nueve años trabajando en la comunicación de la innovación y en la innovación de la comunicación y de lo que me he dado cuenta es de que en este mercado hay mucho desconocimiento al respecto. Sí, se habla constantemente de la innovación, pero muchas veces sin saber de qué se trata…

 

En el mercado se habla constantemente de la innovación, pero muchas veces sin saber de qué se trata”

 

TB.- El fin de la novela es, por tanto, educativo…

NV.- Totalmente. Ahora estoy trabajando precisamente en unos cuadernos del capitán y el tripulante, o del profesor y el alumno, para entendernos, una especie de libro de actividades que saldrá a finales de este mes y en el que los interesados podrán acceder a material adicional para trabajar con el contenido.

 

TB.- Alumnos, entiendo, de escuelas de negocio o universitarios.

NV.- No solo. Claro que se dirigirá a escuelas de negocio y asociaciones de empresarios pero también a estudiantes de Bachillerato. De hecho, cuando una persona llega a la escuela de negocios ya va muy condicionada cuando lo ideal es beber de estos conocimientos en la educación temprana. Es en la Educación Secundaria y el Bachillerato cuando conviene empezar a conocer el mundo del emprendimiento y verlo de otra forma. En cualquier caso, este primer material de actividades no estará segmentado por edades, ya veremos si más adelante lo estará.

 

Es en la Educación Secundaria y el Bachillerato cuando conviene empezar a conocer el mundo del emprendimiento y verlo de otra forma”

 

aventura-diana-portada

 

TB.- El libro, más allá del papel o la versión electrónica, tiene una vida propia en las redes sociales. ¿Podemos decir que es una obra transmedia?

NV.- Sí, algo así. De hecho, el proyecto nació como una infografía –la carta náutica de la innovación– y aunque finalmente se ha publicado en papel también tiene versión electrónica y una continuidad en una web, en el mencionado libro de actividades y en Twitter y Spotify. Los personajes principales de la novela tienen su propia cuenta en estas plataformas. Los tres tuitean con su propia identidad desde el principio, de hecho, mucha gente no saben que son personajes de un libro. Una vez llegaron a invitar a Diana a un acto, lo que muestra lo creíbles que son los personajes. Mi idea, desde luego, es mantener sus cuentas en las redes sociales. Cada uno, por ejemplo, tiene su propio Spotify con sus propias canciones en función de su manera de ser y edad: Diana, por ejemplo, escucha a Enya y temas de chillout, Yago a Lay Gaga y Félix a grupos como Pretenders o Eurithmics. Cuando escribía sobre cada personaje me ponía su música para inspirarme.

 

Los personajes principales de la novela tienen su propia cuenta en Twitter y en Spotify”

 

TB.- Hablaba antes de la innovación y de cómo, a pesar de ser un concepto de moda, demasiado quizá, no se entiende bien qué supone. ¿Qué es en su opinión la innovación?

NV.- La innovación tiene dos grandes ejes: novedad y valor, al que hay que añadir la acción. Supone la implantación de nuevos procedimientos, procesos, metodologías, etc. de modo que aporten un valor; un valor que no siempre tiene que ser económico, también puede ser intangible. En la rosa de los vientos que aparece en la carta náutica intento reflejar todos los aspectos que la vertebran, por ejemplo la creatividad, la investigación, la inspiración…

 

La innovación tiene dos grandes ejes: novedad y valor”

 

TB.- El libro relata la historia de toda una expedición en la que se refleja su pasión por el mar. Es más, su cuenta en Twitter es @Capitancook, el nombre del famoso navegante y explorador británico. ¿Cómo empezó esta afición?

NV.- Mi pasión por la náutica, la navegación, la cartografía y la arqueología náutica comenzó hace cuarenta años. Cuando era niño me regalaron los diarios del Capitán Cook y desde entonces me apasionan estos temas y he viajado a múltiples países siguiendo los itinerarios que él realizo por Australia, Hawai, Alaska, etc. Cuando me empecé a meter en el ámbito de los blogs allá por 2005 sentí que estaba explorando un mundo nuevo, de ahí que cuando abrí mi cuenta en Twitter lo hice con el avatar de Capitán Cook, dejando otra más institucional para mi actividad laboral. Pero con el tiempo las he acabado uniendo.

 

 

 

 

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.