Entrevistas

Maribel de la Vega (Liberty Seguros): “La analítica es clave para el sector asegurador”

maribel-de-la-vega-liberty-seguros
Escrito por Esther Macías

Acercar Tecnología y Negocio lo máximo posible. Ese es el mantra con el que Maribel de la Vega dirige el área de TI de Liberty Seguros desde hace más de dos años. La CIO explica a TICbeat la estrategia de la aseguradora en materia tecnológica, basada en una arquitectura SOA y en un cambio cultural profundo para que el área de TI aporte cada vez más valor.

Liberty Seguros, aseguradora perteneciente al grupo Liberty Mutual, uno de los pesos pesados de este sector en Estados Unidos, aterrizó en España en 2001. La compañía comercializa en la actualidad seguros de prácticamente todos los ramos (excepto salud) bajo tres marcas comerciales: Génesis, Regal y la propia Liberty Seguros. Su máxima responsable de TI es en la actualidad Maribel de la Vega, ejecutiva que provenía del Banco Santander y con amplia experiencia en el mundo de la consultoría quien, desde su llegada a la compañía hace ya dos años, se ha afanado en acercar dos mundos que están condenados a entenderse: Tecnología y Negocio. De la Vega explica a TICbeat la apuesta por una arquitectura tecnológica más flexible y basada en SOA que ha abordado en este periodo y el cambio cultural que ha sido preciso emprender para que el departamento de TI aporte soluciones que brinden cada vez más valor al negocio.

 

TICbeat.- Lleva más de dos años al frente del área de sistemas de información de Liberty Seguros. ¿Cómo se encontró esta división a su llegada y qué iniciativas ha llevado a cabo en este periodo?

Maribel de la Vega.- Cuando llegué a la compañía me encontré un área de TI muy robusta con una gran fiabilidad, estabilidad y disponibilidad tanto de los sistemas como del servicio en sí. Pero era preciso acometer ciertos cambios. De hecho, mi llegada se produjo con motivo de un nuevo plan estratégico en la compañía, inmersa entonces en una transformación de su modelo global. Esto suponía que había que realizar varios cambios en el departamento de sistemas, fundamentalmente dos: uno relacionado con la propia arquitectura y otro de carácter cultural. Este último conllevaba convertir a TI en un departamento facilitador del negocio, un área que se adelantara a los acontecimientos, es decir, ser proactiva más que reactiva.

 

TB.- Todo un reto, sobre todo este último aspecto…

MV.- Sí, obviamente esto supone una exigencia muy elevada, sobre todo porque hay que seguir manteniendo los sistemas existentes y, al mismo tiempo, acercarse más al negocio y al sector externo, además, claro está, de aportar soluciones de valor desde la tecnología. Además, conlleva que todo el equipo de TI debe tener esta mentalidad interiorizada. Se trata de un desafío, por otro lado, debido a la casuística de la propia empresa. Liberty trabaja con tres marcas en el mercado y cada una orientada a distintos canales de distribución, canales directos o intermediarios y a múltiples sectores, todos los del mercado prácticamente exceptuando salud. Nuestro objetivo es ser casi verticales en el servicio para cada canal, y todo para que el cliente esté en el centros del ecosistema. Esto ha supuesto también un reto tecnológico importante, era preciso flexibilizar los sistemas.

 

TB.- De ahí los cambios en la arquitectura…

MV.- Así es. Había que flexibilizar los sistemas para que fueran reutilizables en todos los canales, para mejorar la atención al cliente y agilizar también los servicios de cara a los proveedores externos. Por este motivo optamos por ir a una arquitectura SOA, basada en servicios. En este sentido, montamos una capa de servicios intermedios reutilizables por todos los canales. Hemos rehecho, además, los portales para que fueran personalizables por los peritos, mediadores y los clientes finales. Como es lógico, hemos aprovechado y hemos rediseñado los portales –a mediados de 2015 acabaremos de rehacer todas las webs– pensando en la movilidad, todos tienen diseño responsive, con el fin de que el cliente obtenga el mismo servicio y experiencia independientemente del dispositivo desde el que se conecte.

 

Hemos rediseñado nuestros portales pensando en la movilidad, todos tienen diseño responsive, con el fin de que el cliente obtenga el mismo servicio y experiencia independientemente del dispositivo desde el que se conecte”

 

TB.- ¿No han apostado por el desarrollo de apps?

MV.- No. En el futuro, cuando acabemos de rehacer los portales, es posible que desarrollemos algunas aplicaciones móviles, pero para servicios muy concretos y que aporten ventajas exclusivas del móvil, por ejemplo de geolocalización, etc. o que sean apps específicas para mediadores, con los que hemos reforzado nuestra cercanía en estos últimos años; de hecho, de cara a los mediadores, no solo hemos renovado su web sino optimizado la conectividad con ellos a través de proyectos de gestión externa y formamos parte también de un proyecto del sector, llamado EIAC, para mejorar la comunicación con ellos. Pero, volviendo al temas de las apps, ya lo veremos más adelante, de momento no es una prioridad.

 

Edificio-Tierra-exterior-liberty-seguros

 

TB.- ¿En qué tecnología se basa su arquitectura actual y los nuevos portales y, en general, cuáles son las tecnologías claves para Liberty?

MV.- Los portales los hemos realizado con Liferay, con el objeto de que fuesen más fáciles de usar y personalizables. En cuando a la capa de servicios, ésta se basa en diversas herramientas como el bus de Oracle. Además de la arquitectura SOA y la apuesta por portales con diseño responsive otra tecnología clave para Liberty es la de analítica. El business intelligence es muy importante para la compañía y en los últimos tiempos también hemos transformado algo esta área: hemos pasado de hacer una analítica muy centrada en el pricing a otra enfocada en la experiencia del cliente. Por otro lado, hemos ampliado la parte de analítica a mediadores y empleados con el fin de hacer más foco en la parte predictiva y de minería. Uno de los resultados de esta estrategia ha sido la mejora en la detección del fraude.

 

Hemos pasado de hacer una analítica muy centrada en el pricing a otra enfocada en la experiencia del cliente”

 

TB.- ¿Y en un concepto que abarca aún más áreas que el tradicional BI, como es el big data, han llevado a cabo algún proyecto o lo tienen en mente?

MV.- Tenemos que dar un empujón importante en big data. Nuestro plan actual de sistemas está muy enfocado en la analítica y el mining, con tecnología de SAS y Oracle, pero nuestra idea es ir más allá. En esto nos ayudará la migración que hemos realizado –finalizó en septiembre– de nuestra infraestructura básica a un centro de datos internacional de la compañía. Este paso hacia este centro de datos, basado en una nube privada, nos permitirá ir hacia un modelo de big data mucho más ambicioso, ya que la capacidad de computación y almacenamiento con la que contaremos será mucho mayor que la que disponíamos hasta ahora.

 

TB.- ¿Este proceso de migración a un centro de datos de la corporación forma parte de un proyecto global que afecta a más países?

MV.- Sí, sí, es un proyecto global que se debe a que la compañía quiere que vayamos a un modelo internacional. De hecho, la base de datos como servicio también nos la facilitan desde este centro. La idea, como decía, es caminar hacia un modelo de nube privada. Gracias a este proyecto en la filial española nos podremos beneficiar de muchas ventajas.

 

TB.- ¿Qué ventajas, por cierto, ve en el big data para su compañía?

MV.- Por un lado, lograremos reducir los costes en almacenamiento y, por otro, podremos incorporar datos que ahora no incluimos, por ejemplo, los provenientes de las redes sociales. Podremos, en suma, explotar mejor la información que tenemos y conocer más al cliente.

 

Gracias al ‘big data’ podremos explotar mejor la información que tenemos y la que viene de las redes sociales y conocer más al cliente”

 

TB.- En las redes sociales supongo que llevarán ya tiempo trabajando.

MV.- Estamos presentes con las distintas marcas desde hace tiempo con un concepto de servicio al cliente. Aunque el gran salto será hacer venta desde las redes sociales y reutilizar la información que obtenemos a través de éstas para conocer mejor a los clientes, como antes comentaba.

 

TB.- ¿Y cuándo cree que empezarán a vender productos y servicios a través de las redes sociales?

MV.- Es posible que lancemos algún piloto el próximo año, es un aspecto que justo estamos ahora definiendo en nuestro plan tecnológico 2015.

 

Es posible que lancemos algún piloto de venta de seguros a través de las redes sociales en 2015″

 

TB.- ¿Y qué otras novedades incorporará el nuevo plan de sistemas?

MV.- Bueno, la idea es dar continuidad al último, que arrancó hace dos años, es decir, finalizar los proyectos relacionados con los portales responsive. También queremos impulsar la movilidad a nivel interno, en la propia compañía, y reforzar el trabajo en la parte de analítica, que ahora representa el 20% de nuestra capacidad de desarrollo, una ratio que se verá incrementado el próximo año. Además, también queremos mejorar el ciclo de vida de desarrollo a través de la apuesta por metodologías como Scrum y herramientas como Jira. Esto persigue, en definitiva, tener un time to market más rápido y barato. Por último, pondremos especial foco en mejorar la innovación. Un ejemplo de esto son iniciativas que ya se hacen en el grupo como hackathons internos para desarrollar prototipos que luego podemos llevar al mercado. Todo esto es muy enriquecedor, además de muy positivo para mejorar el engagement de los empleados y los clientes.

 

TB.- ¿Cuántas personas componen el equipo de TI de Liberty en España?

MV.- 107, es decir, un 10% de la plantilla total, teniendo en cuenta que somos unos 1.200 trabajadores. Claro que también tenemos muchas personas que trabajan para nuestra área de TI desde otras empresas, a través de los proyectos que mantenemos para ayudarnos en el área de infraestructura donde trabajamos con IBM, Oracle, Microsoft… y en aplicaciones (con SAS y SAP como principales suministradores) sin contar, claro está, con los servicios que nos dan los desarrolladores externos.

 

TB.- No sé si podrá darme una cifra sobre la inversión que Liberty Seguros destina al área de TI en España…

MV.- No puedo dar una cantidad exacta pero se sitúa en la media del sector, es decir, gastamos un 3% de nuestros ingresos en TI. Sí puedo decir que desde que estoy en la compañía esta inversión no ha caído sino que se ha mantenido.

 

TB.- Para el mundo de los seguros la aparición de Internet fue un auténtico revulsivo. ¿Cómo ve este escenario sobre todo ante el auge de la tecnología móvil?

MV.- Con el auge de los agregadores se ha producido en los últimos años un cambio radical, de hecho, un porcentaje muy elevado de las entradas nos llegan desde estos, a veces un cliente empieza en una de sus páginas y luego acaba en la nuestra. Lo que ahora tenemos claro es que ningún proceso empieza y acaba en el mismo sitio.

Respecto a la movilidad, yo creo que el acceso a través de este canal depende mucho de la estacionalidad, es decir, en verano, por ejemplo, sí tenemos muchos accesos móviles. De todas formas la tendencia es que el canal de Internet móvil aumente aún más. Y ha impactado en todos los actores de este sector: en mediadores, peritos… bueno, en general en toda la sociedad.

Aunque si tuviera que mencionar una tecnología especialmente clave para el sector seguros ésta sería la de analítica, un área, por cierto, muy madura ya en España.

 

TB.- El de los seguros es un mercado muy atomizado, ¿qué diferencial ve en Liberty frente a los competidores, especialmente en el área de TI?

MV.- Nosotros tenemos diversas marcas, canales distribuidos y trabajamos con casi todos los ramos y esto, que en los grandes empieza a ser una realidad, no está extendido en otros jugadores de menor tamaño. Además, nuestra ventaja es que nuestra tecnología, desde el principio, se ha adecuado a trabajar así, con distintos canales y marcas. En todo caso, en general, el de los seguros es un mercado ya muy maduro y todos trabajamos ya con determinadas commodities.

 

TB.- ¿Y que me dice de sus retos como CIO? ¿Cuáles resaltaría?

MV.- Cómo aportar valor real a la compañía es el gran desafío, teniendo en cuenta un escenario en el que la tecnología es de uso diario. Proseguir con la adaptación que estamos realizando y lograr que el área de TI se adelante a lo que pida al negocio son otros. Pero la evolución está siendo muy positiva. Cada vez estamos más cerca del negocio.

 

 Cada vez estamos más cerca del negocio”

 

TB.- Leyendo datos sobre su formación y su trayectoria profesional me han llamado la atención varios aspectos. Por ejemplo que estudió Químicas, ¿cómo acabó ejerciendo de directora de TI de Liberty?

MV.- Sí, hice Químicas porque me encantaba pero luego pensé que no quería dedicarme a ello profesionalmente, por eso hice un máster de dirección de empresas y empecé a trabajar en el mundo de la consultoría, donde estuve quince años en Arthur Andersen (ahora Accenture) y Ernst& Young, siempre ligada al sector seguros. Entonces tuve la oportunidad de trabajar en el área de tecnología del Banco Santander y no lo dudé. Fue justo cuando se estaba expandiendo territorialmente y fue una etapa muy interesante donde tuve gran experiencia llevando a cabo proyectos globales. Allí estuve cinco años y ya di el salto a Liberty porque sentí que aquí podía estar más cerca del negocio, como así está siendo.

 

TB.- Y mientras, otro dato curioso, lanzó un negocio de moda…

MV.- Sí [risas], fue una actividad paralela a mi trabajo por entonces. En realidad todo empezó porque me gusta diseñar joyas así que creé una tienda virtual para venderlas; posteriormente lancé hasta dos tiendas físicas en Madrid, ya de moda en general, pero finalmente con la crisis tuve que dejar este negocio, que mantuve cinco años. Pero es otra experiencia con la que he aprendido muchísimo sobre todo de Internet y comercio electrónico.

 

TB.- Supongo que será consciente de las pocas mujeres que hay en puestos directivos, más aún en el mundo de la tecnología. ¿Cómo ve este hecho?

MV.- En realidad nunca he sido consciente de tener mayor dificultad en el trabajo por el hecho de ser mujer. Sí es verdad que hay menos mujeres, ya no en tecnología, sino en puestos directivos en general, supongo que se debe a un tema cultural, pero cuando las mujeres vayamos viendo que se puede llegar a puestos más altos y no hay que renunciar a nuestra vida muchas más se animarán a seguir estos pasos.

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.