Entrevistas

Juan Ignacio García Braschi: “En Cabify nos adaptamos al marco regulatorio de cada país”

Juan Ignacio Garcia Braschi Country Manager Cabify España
Escrito por Esther Macías

El director general de Cabify en España, Juan Ignacio García Braschi, desgrana a TICbeat la meteórica evolución de la compañía, impulsada el pasado año por la inyección económica de Seaya Ventures y el lanzamiento de Lite, un servicio económico de coches con conductor que ya aporta más del 80% del negocio a la empresa.

En diciembre de 2011 irrumpía en el mercado Cabify, una startup ‘made in Spain’ pero impulsada, sobre todo en sus inicios, con inversión extranjera (aunque el pasado año el fondo de inversión español Seaya Ventures inyectó 8 millones de dólares en el proyecto), que sin grandes ruidos y acatando la regulación vigente allí donde desembarca está transformando la forma en las que las personas se mueven en las ciudades. Creada por varios emprendedores como Juan de Antonio, Adeyemi Ajao (cofundador de Tuenti) y Sam Lown, Cabify permite contratar vehículos con conductor e incluso taxis a través de una aplicación. Sobre este proyecto y su exponencial crecimiento tanto dentro como fuera de nuestras fronteras hemos hablado con su director general en España Juan Ignacio García Braschi.

 

TICbeat.- Según los datos que ustedes han revelado Cabify ya tiene más de 100.000 usuarios en toda España y una flota de más 500 conductores. Aunque la empresa comenzó con un servicio de chofer de alta gama (Executive) su última apuesta, Cabify Lite, un servicio más económico lanzado justo hace un año, parece haberse convertido en el motor del negocio, aportando el 85% de éste.

Juan Ignacio García Braschi.- Sí, Cabify Lite se ha convertido en una línea fundamental no solo en España, donde aporta la mayor parte del negocio, sino también en los demás países donde operamos donde brinda unos porcentajes similares. El éxito de este servicio de contratación de coches con conductor a un coste inferior al de los taxis radica en combinación de la calidad y la facilidad de uso con un precio ajustado. Ha sido un bombazo. De hecho de los 500 conductores que tenemos en España 300 de ellos son de Lite y, a escala global, de los 3.500 conductores que trabajan con nosotros unos 2.500 trabajan para este servicio. En España esperamos aumentar la flota para Lite en torno a un 56% a lo largo de este año. Ampliaremos el negocio en Valencia y sumaremos más de un centenar de nuevos vehículos.

 

TB.- En España Cabify Lite está disponible en Madrid y Valencia. Me sorprende que no esté en otra gran ciudad como Barcelona.

JIGB.- Es una asignatura pendiente. Se debe a la limitación que existe del número de licencias para vehículos con conductor que es especialmente fuerte en una ciudad que, por otro lado, tiene tanto turismo. Confiamos en que esto cambie en los próximos meses y podamos lanzar Cabify Lite allí.

 

TB.- ¿Cómo llegan hasta ustedes los usuarios de la aplicación: de forma individual o a través de su empresa? Pues Cabify ha sabido meter la cabeza en muchas multinacionales de peso…

JIGB.- Se da un poco de todo. De hecho, en muchas empresas con las que firmamos acuerdos ya hay muchos empleados que usan Cabify a nivel personal. En la actualidad dos tercios de nuestra facturación proviene de las empresas (y de empleados que también usan la aplicación para su vida personal) y un tercio de clientes particulares. A las empresas Cabify les permite no solo reducir gastos sino mejorar el control de estos, sobre todo cuando son empresas grandes, multinacionales, con muchos empleados moviéndose por todo el mundo. Aunque hemos hecho algunas campañas para promocionar nuestros servicios en las empresas lo cierto es que nuestros mejores embajadores son los más de 100.000 usuarios que tenemos.

 

A las empresas Cabify les permite no solo reducir gastos sino mejorar el control de estos, sobre todo cuando son empresas grandes, multinacionales, con muchos empleados moviéndose por todo el mundo”

 

TB.- Aseguran tener crecimientos espectaculares pero ¿cuál es la radiografía del negocio de Cabify hoy por hoy?

JIGB.- No puedo aportar datos exactos. Sí diré que en 2014 Cabify multiplicó por nueve sus ingresos en todo el mundo. En el caso de España el montante se multiplicó por siete. En Latinoamérica estamos teniendo un crecimiento muy rápido.

 

TB.- En España están presentes en A Coruña, Barcelona, Bilbao, Madrid, Málaga, Tenerife, Vitoria y Valencia y a escala internacional, operan en Chile (Santiago de Chile), México (México DF) y Perú (Lima). ¿Qué negocio representa España frente al mercado internacional? ¿Y qué perspectivas de crecimiento se han marcado fuera de nuestras fronteras?

JIGB.- España representa un 40% del negocio, aunque la tendencia será que cada vez sea menos, pues el negocio de fuera irá aumentando. A finales de verano abriremos en Bogotá (Colombia) y también en Monterrey y Querétaro (México).

 

A finales de verano abriremos en Bogotá (Colombia) y también en Monterrey y Querétaro (México)”

 

TB.- Imagino que la seguridad que aporta al cliente el uso de Cabify es su principal aval en los países de Latinoamérica…

JIGB.- Sí, de hecho, Cabify surgió porque Juan de Antonio solía viajar mucho por países emergentes y sufría en primera persona lo complicado e inseguro que puede ser utilizar el taxi en estos lugares. Con Cabify el usuario está geolocalizado en todo momento y puede enviar la ubicación del vehículo a sus contactos en todo momento. Además, es un sistema verificado y nuestros conductores deben pasar un exhaustivo examen que, en el caso de Latinoamérica, también contempla un test de drogas. Este filtro previo junto con el sistema de reputación que tenemos, que establecen los propios usuarios del servicio, da mucha tranquilidad al cliente.

 

TB.- La calidad del servicio es uno de sus pilares pero ¿cómo logran que ésta no se resienta sobre todo en una opción más barata como es Lite, en la que el precio del ticket medio es de 15 euros? Y, ¿a costa de qué aspectos Cabify Lite es más barato que un taxi?

JIGB.- En efecto nuestro diferencial es la calidad, por eso nos hemos esforzado en que ésta no merme en esta categoría de Cabify con un precio más ajustado. ¿Por qué es más barato? Porque los vehículos que ofrecemos en esta modalidad (Skoda Superb, Mazda 6 o similar) son también más económicos (y su mantenimiento). Además hay que tener en cuenta que la licencia de arrendamiento de vehículos con conductor es hasta ocho veces más barata que la de un taxi. Para los conductores es una opción buena porque con nuestro sistema pueden facturar lo mismo de forma más óptima y tener sus coches más amortizados.

 

TB.- Me resulta curioso que sigan ofreciendo la posibilidad de contratar taxis a través de Cabify teniendo la modalidad Lite.

JIGB.- En determinadas fechas, por ejemplo en navidades u otras fiestas destacadas, cuantos más vehículos tengamos disponibles para los clientes mejor. La verdad es que los usuarios no piden muchos taxis a través de Cabify, sobre todo teniendo Lite que al final es más económico, pero de momento lo mantenemos como una opción más.

 

TB.- Defienden ser una empresa que innova en las nuevas formas de consumo colaborativo en movilidad pero dentro del marco legal, distanciándose así de opciones como Uber, que se está enfrentando con múltiples protestas e incluso cierre de su servicio (en España, Francia…). Aun así ustedes también tienen detractores. En México sin ir más lejos.

JIGB.- En Cabify nos adaptamos al marco regulatorio de cada país. En España éste es bastante estricto y está muy claro pero en otros países no lo está tanto, como es el caso de México, donde no hay una regulación clara para los coches con conductor. En todo caso estamos en diálogo con el regulador del país para avanzar en estos aspectos, al contrario que otros competidores que prefieren seguir con una postura más gris en este sentido.

 

TB.- ¿Cómo es la relación de Cabify con el sector del taxi en España?

JIGB.- No tenemos ningún problema, de hecho muchos taxistas colaboran con nosotros y mantenemos un diálogo con las principales asociaciones del sector.

 

TB.- ¿Qué opina de Uber?

JIGB.- Bueno, como decía, nosotros hemos seguido un camino impecable en el tema de la regulación, además de funcionalidades adicionales que no tienen otros competidores. Por eso somos líderes en España y Latinoamérica.

 

TB.- ¿Qué mejoraría de la regulación española en el sector que les atañe?

JIGB.- El hecho de que esté limitado el número de licencias de coches con conductor es algo obsoleto que viene de una regulación de hace 50 años. Además, la regulación tampoco tiene en cuenta la contratación telemática. Habría que transformar algunas cosas.

 

El hecho de que esté limitado el número de licencias de coches con conductor es algo obsoleto que viene de una regulación de hace 50 años”

 

TB.- Hábleme del roadmap que tienen previsto para los próximos meses.

JIGB.- Además del lanzamiento en otras ciudades internacionales y del refuerzo de la flota en España estamos inmersos en el rediseño de la aplicación, que verá la luz antes de final de año. En nuestra aplicación, disponible para iPhone, Android, Blackberry y Windows Phone y ordenadores desde la web, hemos invertido unos cinco millones de euros. Además, estamos desarrollando una aplicación HTML 5 que sea multiplataforma y valga también, por ejemplo, para relojes inteligentes.

 

TB.- ¿Cuántos empleados tiene Cabify en la actualidad?

JIGB.- Si contamos a los conductores podemos decir que hemos creado unos 3.000 puestos de trabajo en todo el mundo. En nuestras oficinas trabajan unas 130 personas.

 

Hasta la fecha Cabify ha levantado 16 millones de dólares de los que más de la mitad provienen de Seaya”

 

TB.- Cabify debe mucho a la inyección de capital riesgo realizada en la compañía, primero por inversores internacionales, que son los que primero confiaron en el proyecto.

JIGB.- Sí, empezamos gracias a la financiación que conseguimos en Estados Unidos con varios superangels y el pasado año obtuvimos el espaldarazo del fondo español Seaya Ventures. Hasta la fecha Cabify ha levantado 16 millones de dólares de los que más de la mitad provienen de Seaya. Gracias a esta última inyección pudimos lanzar Lite y escalar mucho.

 

TB.- ¿Buscan más financiación?

JIGB.- Algo anunciaremos de aquí a final de año…

 

TB.- ¿Sigue siendo tan complicado como antaño el acceso a la financiación?

JIGB.- Hace cinco años sí lo era pero ahora se han abierto las posibilidades.

 

TB.- ¿Cuáles son los grandes retos a los que se enfrenta la compañía?

JIGB.- Ser capaces de seguir creciendo sin que merme la calidad del servicio. También tenemos que ir depurando el acceso a la plataforma y optimizar más el control de los conductores y de la calidad del servicio que ofrecen (puntualidad, etc.). Hay mucho trabajo del área de Operaciones por detrás.

Por otro lado, adaptarnos a la regulación, sobre todo a la española, como decía, muy estricta, ha sido todo un desafío para nosotros y ha implicado muchas reuniones con la Administración y contar con muchos abogados pero, afortunadamente, lo hemos conseguido.

 

TB.- ¿Qué consejos daría a un emprendedor para que su startup triunfe?

JIGB.- Lo principal es que no pierda el foco y que ofrezca un producto que le guste a la gente. Si gusta, los propios usuarios lo recomendarán, que es lo que ha pasado con Cabify.

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.