Entrevistas

Diego Navarrete (Panda): “No hay que vender miedo sino tratar la seguridad con normalidad”

COONIC. PANDA. DIEGO NAVARRETE
Escrito por Esther Macías

Diego Navarrete, consejero delegado Panda Security, multinacional española de seguridad que cumple 25 años este 2015, desgrana a TICbeat sus planes para que la compañía aumente su negocio y recupere la fuerte posición que ha ostentado en el pasado.

Diego Navarrete es consejero delegado de la multinacional española de seguridad Panda Security desde hace más de un año. El ejecutivo aterrizó en la firma de origen vasco desde IBM, donde se incorporó en 1988 y empresa de la que gestionaba la división de Seguridad en Europa en los últimos años. Ahora este experto en software y seguridad tiene por delante el desafío de “devolver a Panda a a la posición líder”. La española, que ha sufrido en el pasado reciente debido a varias decisiones de complejidad táctica tomadas por la corporación, así como por la crisis que ha azotado especialmente a las geografías donde la compañía es más fuerte (Norteamérica, Latinoamérica y Europa Occidental), ha retomado ahora con fuerza la senda de crecimiento apoyada en una nueva estrategia basada en “hacer fácil lo complejo” y en un plan estratégico ambicioso con que el aspira a crecer por encima del mercado y ganar cuota a sus competidores.

 

TICbeat.- Aterrizó en Panda Security hace más de un año. ¿Fue su llegada, proveniente de un gigante como IBM, tal y como esperaba en esta empresa de seguridad española que cumple 25 años en el mercado este año 2015? ¿Cuál es su balance desde que se incorporó?

Diego Navarrete.- Es muy bueno. Estoy muy contento. El reto al que me incorporé sigue siendo apasionante. Panda es la empresa de software más grande de España, una de las más importantes de Europa y una de las líderes en el mercado de seguridad informática. Desde mi posición estoy intentando hacer mi pequeña aportación a un equipo fantástico.

Lo mejor de este periodo ha sido encontrarme con un equipo de profesionales de un nivel impresionante. El personal de PandaLabs tiene un nivel técnico espectacular, no en vano lleva 25 años analizando malware. El talento es uno de los elementos claves de la compañía. El segundo lo conforman las ganas de seguir liderando y transformando la industria de seguridad que tiene la compañía, y su capacidad, una vez superada una pequeña crisis, de reaccionar de transmitir ilusión a clientes y partners. Todo el mundo tiene ganas de que Panda siga siendo una empresa fuerte y líder en el sector. En España hay ganas de que continúe siendo pionera.

 

 

Una de nuestras ventajas competitivas es que de verdad tenemos un big data y lo entendemos, somos capaces de relacionar en tiempo real miles de datos y disponemos de un servicio cloud funcionando desde hace casi una década”

 

 

TB.- No obstante, la imagen de Panda no siempre ha sido positiva. Ha habido unos años en los que la marca se ha resentido… ¿Cree que esto ya ha cambiado? Desde luego están trabajando en ello, tienen nuevo logo, nueva imagen…

DN.- Cuando me incorporé ya se estaba trabajando en la nueva identidad corporativa que lanzamos hace pocos meses. Pero no solo consiste en un nuevo logo y una nueva imagen, sino que va mucho más allá. Intentamos que acompañe la transformación interna y externa de la compañía, una empresa líder, moderna, innovadora y con talento.

Por otro lado, al definir el nuevo plan estratégico de la compañía he reflexionado sobre cuáles son las áreas por las que Panda tiene que apostar y las que la hacen fuerte, y qué aspectos no han favorecido a la empresa. Incluso en los años malos la empresa nunca ha tenido un problema de tecnología e innovación: su agente de protección tiene un nivel muy alto. Los baches del pasado son fruto de una ejecución táctica complicada. Por ejemplo en el mundo del consumo ha perjudicado el auge del modelo freeware, impulsado por jugadores como Avast o AVG. En el empresarial el problema fue que Panda, como pionera que es, apostó por la nube muy pronto, antes de que el mercado estuviera preparado. En 2008 anunció que se convertía en ‘the cloud security company’ y lo hizo de manera radical. Desde el punto de vista de innovación esta apuesta por big data y cloud fue absolutamente acertada. La decisión era correcta tecnológicamente hablando. El problema es que el mercado no estaba maduro. Aún había una gran base instalada de sector público y grandes corporaciones que tenían miedo a adoptar entornos cloud y big data. Y esto ha pasado factura a Panda durante un tiempo.

 

TB.- Pero la apuesta por la nube hoy les beneficiará…

DN.- Sí, ahora todos los jugadores de seguridad (Symantec, Kaspersky, Sophos, McAfee…) dicen tener big data y cloud mientras que Panda lleva siete años con ellos. Una de nuestras ventajas competitivas es que de verdad tenemos un big data y lo entendemos, somos capaces de relacionar en tiempo real miles de datos y disponemos de un servicio cloud funcionando desde hace casi una década. Hay muy pocas compañías que puedan decir esto.

 

 

El mundo se ha vuelto digital y necesita la misma protección que existe en el entorno físico”

 

 

TB.- Volvamos al cambio de identidad corporativa basado en el eslogan ‘Simplexity’. ¿Qué conlleva este? ¿Qué supone cuando dice que va más allá de un cambio de imagen?

DN.- Simplexity es un término que hemos inventado para poner de manifiesto que nuestro objetivo es hacer simple lo complejo. A lo largo de los años la seguridad se ha ido complicando debido a tres factores: el auge del acceso multidispositivo, pues ya no es suficiente proteger un PC o una base de datos, ya que los usuarios acceden a datos críticos desde dispositivos de todo tipo; el dominio de la movilidad, pues se accede a la información desde cualquier lugar; y el hecho de que ahora los atacantes hayan dejado de ser empleados enfadados o hackers que buscan mérito para ser ciberdelincuentes en toda regla que forman parte de una industria que busca enriquecerse. El mundo se ha vuelto digital y necesita la misma protección que existe en el entorno físico.

En Panda buscamos simplificar las cosas. El usuario busca tranquilidad, quiere que le soluciones el problema de la seguridad digital, lo que implica darle una solución fácil de usar, rápida y efectiva. ¿Qué conlleva esto? Que seguiremos innovando poniendo el foco en nuestra gran fortaleza, la protección frente a las amenazas avanzadas en la empresa (gracias a la monitorización en tiempo real con servicios desde la nube), en la protección en movilidad y en el Internet de las cosas donde seguiremos avanzando y en la protección de equipos de consumo. Otras empresas son líderes en marketing, nosotros lo somos en protección.

 

TB.- ¿En qué línea están trabajando respecto a la protección del Internet de las cosas?

DN.- Estamos haciendo pilotos y conversando con otros socios. Tenemos que buscar alianzas estratégicas con proveedores de hardware y de software de soluciones que complementen nuestra fortaleza, que seguirá siendo la protección desde el dispositivo en tiempo real desde la nube. Ya estamos hablando con Intel, con Google y con otros jugadores como las empresas de telecomunicaciones, que tienen mucho que decir al respecto, con startups

 

TB.- ¿Cuándo veremos las primeras soluciones de Panda para el Internet de las cosas?

DN.- Habrá una primera hornada de soluciones multizona a partir del segundo semestre de este año. Las primeras estarán muy enfocadas al consumo. En el mundo corporativo estamos avanzando servicios de auditoría y de protección frente a amenazas avanzadas para que las empresas puedan completar el gap que queda en la protección con las soluciones que tengan desplegadas en la red o en el método tradicional de antivirus.

 

 

El antivirus tiene una mala prensa injustificada porque sigue siendo necesario”

 

 

TB.- Hablando de antivirus, es obvio que las soluciones de Panda va más allá pero me llama la atención que sigan hablando tanto de este término en su web.

DN.- Sí, es cierto que el término antivirus no engloba todo lo que las soluciones de protección hacen hoy en día: control parental, gestión de la wifi, de red privada virtual… Estas soluciones van mucho más allá. El antivirus entendido como un software que incluye una serie de firmas o ficheros de malware y que es algo estático ha muerto. Ahora es preciso tener una conexión permanente que actualice en tiempo real todas las amenazas. PandaLabs analiza 400.000 muestras de malware diarias. Es necesario que el dispositivo y el agente tengan esta información de manera inmediata porque si no el usuario no está protegido.

El antivirus tiene mala fama porque con el método tradicional de firmas las nuevas generaciones de malware no están incluidas. Es capaz de proteger el 80% de los equipos frente al malware. Las nuevas soluciones que integran big data y se basan en la nube cubren el 20% restante. Así que el antivirus tiene una mala prensa injustificada porque sigue siendo necesario: si el 80% de las firmas que trae hubiera que analizarlas en tiempo real, el consumo de comunicaciones que llevaría sería mucho mayor.

 

TB.- Antes mencionaba a la competencia, ¿cómo la ve? El de seguridad no solo es un mercado muy atomizado entre jugadores de nicho sino una tarta de la que también quieren un trozo grandes tecnológicas como, por ejemplo, IBM o HP.

DN.- No tenemos miedo a la competencia. En el espectro de la protección del dispositivo siguen muy fuertes los mismos: Kaspersky, Mcafee, Symantec… Pero Panda está en un momento especial, podemos arrebatarles cuota de mercado. Symantec está aún dividida entre la parte centrada en almacenamiento y la de seguridad, no hay un liderazgo claro, y Mcafee sigue preguntándose cuándo va a funcionar la integración con Intel. La empresa que se encuentra en una situación más parecida a la nuestra desde el punto de vista estratégico es Kaspersky. También Sophos en el mundo de la pyme y, en menor medida, Bit Defender o AVG en la empresa.

Respecto a los grandes jugadores tecnológicos yo les veo más como aliados estratégicos que como competidores. De hecho, ya estamos en conversaciones con IBM y HP. Nosotros aportamos mucho valor a los proyectos de grandes consolas de seguridad que estas empresas ofrecen. Estos grandes jugadores, y las empresas clientes también, deben integrar las soluciones de todas las compañías que trabajamos en seguridad. Nosotros no trabajamos en gestión de identidades o encriptación de base de datos pero estas soluciones tienen que integrarse con las nuestras de protección. Así que estamos trabajando en ver quiénes son nuestros compañeros de viaje. Un ejemplo son las operadoras. Sin ir más lejos, Telefónica es, además de cliente, socio nuestro. Panda Security es una boutique de servicios de seguridad. Nuestra estrategia no pasa por convertirnos en un integrador de sistemas o en una empresa de telecomunicaciones, sino en buscar soluciones que complementen lo que ellas hacen para añadirles valor en el mercado.

 

TB.- Luego las alianzas que Panda está promoviendo serán con integradores de valor añadido, operadoras…

DN.- Sí, y con las grandes consultoras también, desde Deloitte, PwC, Accenture, Indra… Sin olvidar, por supuesto, a nuestro canal de distribución tradicional, que es fundamental, fiel y por el que seguiremos apostando. El 70% del negocio de Panda nos llega a través del canal.

 

 

No tenemos miedo a la competencia”

 

 

TB.- Desde luego, el de seguridad es un mercado en plena expansión y una de las áreas a las que las empresas destinan cada vez más inversiones…

DN.- El momento en el que se encuentra el mercado de seguridad es espectacular. Está de moda porque el mundo es digital, móvil y porque ahora el cibercrimen es un negocio o un tema de Estado. De ahí que la seguridad haya tomado el protagonismo que tiene que tener y que seguirá teniendo. Pero no hay que tener miedo, simplemente es preciso disponer de unos mecanismos de protección, una formación y unas herramientas que permitan a los usuarios finales y a las organizaciones estar tranquilos. Yo no soy partidario de vender miedo. Hay que tratar la seguridad con normalidad.

Es precisamente este ‘momentum’ de la seguridad lo que ha propiciado que sea una industria muy fragmentada con muchos proveedores de nicho. Pero la tendencia será la consolidación porque los propios clientes demandan una estandarización. El problema es que estos acaban teniendo una batería de jugadores de nicho que, además, no está integrada: los proveedores de firewall, los de encriptación de las bases de datos, los de protección de dispositivos, los de gestión de identidades… Al final lo que oye y siente el cliente es ruido y miedo y, lo que es peor, acaba teniendo un agujero porque no está integrado el end to end. De ahí que nuestra estrategia sea la de sellar alianzas.

 

TB.- ¿Y en esta consolidación del mercado dónde queda Panda?

DN.- Seguirá siendo una empresa fuerte porque nuestro centro es la tecnología. Muchas empresas de seguridad utilizan tecnología de terceros pero no es nuestro caso. Panda tiene 25 años y vamos a por 25 más. Demostraremos que seguimos siendo una compañía líder. Y lo haremos simplificando la seguridad y la protección de la vida digital de las personas.

 

 

El mundo es digital, móvil y porque ahora el cibercrimen es un negocio o un tema de Estado. De ahí que la seguridad haya tomado el protagonismo que tiene que tener y que seguirá teniendo”

 

 

TB.- ¿Hay posibilidad de que Panda compre alguna empresa?

DN.- Estamos abiertos a todo. Si para completar nuestra estrategia es preciso hacer alianzas o incluso alguna adquisición las haremos. Aunque somos más partidarios de la alianza estratégica que de la compra frente, por ejemplo, IBM, HP o Microsoft que casi compran una empresa por semana. Desde luego Panda no va a crecer por adquisición.

 

TB.- ¿Cómo cerraron su ejercicio fiscal 2014?

DN.- Con un crecimiento del 5% y logrando el mejor resultado de la compañía en los últimos años. Hemos crecido en las principales geografías para Panda: Norteamérica, Europa Occidental y Latinoamérica. En España en concreto el negocio se ha fortalecido mucho.

 

TB.- Comentaba en la presentación de su nueva estrategia que este 2015 prevén crecer un 10%. ¿Lo lograrán?

DN.- Sí. Hasta ahora estamos cumpliendo e incluso superando los objetivos.

 

 

Ojalá Panda tuviera en España el reconocimiento que tiene Kaspersky en Rusia, es intocable”

 

 

TB.- También comentaba entonces sus objetivos de expansión geográfica.

DN.- Sí, otra gran línea de nuestro plan estratégico es la expansión internacional. Panda está en más de 80 países pero tiene clientes en más de 100 y, de hecho, acabaremos el año con presencia en 100. Estamos trabajando para completar las geografías donde somos más fuertes bien a través de franquicias, como hemos hecho en Panamá, El Salvador y Honduras, o mediante apertura de filiales en propiedad como hemos hecho en el caso de Italia. Por otro lado queremos reforzar los mercados donde tradicionalmente no somos tan potentes como Rusia, India o China.

 

TB.- Veo que se atreven a lidiar con Kaspersky en Rusia…

DN.- En realidad ya tenemos presencia allí pero la reforzaremos. Ojalá Panda tuviera en España el reconocimiento que tiene Kaspersky en Rusia, es intocable.

 

TB.- Desde luego tienen muchos desafíos por delante…

DN.- Sí, además de seguir avanzando para dar servicios y soluciones que completen la zona de actuación de nuestros clientes e innovar en el Internet de las cosas, otro gran reto es devolver la compañía a la posición líder. Hay que demostrar que estamos en un cambio de tendencia, crecer por encima del mercado y ganar cuota. Mantener los ritmos de crecimiento que nos hemos marcado es el mejor termómetro para saber si lo estamos haciendo bien. El último desafío es dar continuidad al talento interno, porque Panda tiene unos mimbres fantásticos.

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.