Entrevistas

D. Fernández (Nubico): “La piratería se debe a la falta de equilibrio entre lo que buscan los consumidores y la industria”

Escrito por Esther Macías

David Fernández Poyatos, director general de Nubico, explica a TICbeat sus expectativas con la nueva plataforma de lectura digital y su visión sobre la transformación que está experimentando el sector editorial gracias a la tecnología.

El sector editorial está cambiando a pasos agigantados. Los que viajamos en metro lo vemos todos los días: cada vez más y más personas leen libros electrónicos. Los e-readers, las tabletas y los smartphones están conquistando el corazón de los españoles que, poco a poco, van cambiando el tradicional papel por estos dispositivos digitales como soporte de sus lecturas.

Las cifras avalan esta sensación: según el informe Hábitos de lectura y compra de libros en España en 2012 elaborado por Conecta para la Federación de Gremios de Editores de España, casi un 60% (58% para ser más exactos) de la población española de más de 14 años lee en soporte digital (cualquier tipo de lectura). Eso sí, cuando nos referimos exclusivamente a libros como tal, la ratio de lectores digitales baja al 11,7%, aunque esta cifra tampoco está mal, teniendo en cuenta que va aumentando día a día (ya veremos los datos que nos depara este año 2013 cuando se presente la nueva edición del informe, en enero de 2014).

Ante esta tendencia de mercado, que llegó primero a las industrias de la música y del cine, al sector editorial no le queda otra opción que reaccionar. Y lo está haciendo. La última iniciativa al respecto es la propiciada por Círculo de Lectores (del grupo Planeta) y Telefónica, que han destinado cinco millones de euros a la creación y lanzamiento de Nubico, un proyecto de lectura digital que se presentaba el pasado mes de septiembre.

Al frente de la plataforma está David Fernández Poyatos, con quien ha hablado TICbeat para conocer de primera mano las expectativas que alberga con la nueva plataforma y su visión de un mercado, el editorial, en plena transformación. El director de Nubico es perfectamente consciente de esta evolución y asevera que “aunque aún la sociedad se tome un tiempo para abordar de forma generalizada la lectura digital, nuestro objetivo es estar en primera línea ofreciendo alternativas al mercado, de ahí el desarrollo de Nubico”.

Un modelo diferente

El proyecto, una especie de “Spotify de los libros en España” que se suma a otras iniciativas similares como 24Symbols, ofrece un amplio catálogo de libros electrónicos (más de 3.000 títulos, de momento solo en español; su inmediato competidor tiene 15.000), eso sí, de las principales editoriales españolas (el 70% de éstas se ha sumado al proyecto y con el resto Nubico está en conversaciones) bajo un modelo de suscripción de 8,99 euros al mes, que da derecho a utilizar el servicio hasta en cinco dispositivos: e-readers, ordenadores de sobremesa, portátiles, smartphones y tabletas.

Nuestra propuesta es diferente a la de otras empresas como 24Symbols –asevera Fernández– ya que nosotros hemos apostado exclusivamente por la cuota mensual de pago frente a la propuesta de los primeros que también abogan por el modelo freemium. Por otro lado, los libros electrónicos de 24Symbols no están preparados para los e-readers. Además, Nubico permite el uso del servicio hasta en cinco dispositivos, algo que también es diferencial, y nuestro catálogo supera en mucho la calidad del de los primeros, ya que no hay que olvidar el grupo que nos respalda y las editoriales con las que hemos llegado a acuerdos. En cualquier caso, que existan alternativas es bueno, cuantas más haya mejor”.

Fernández es reacio a trabajar en un modelo freemium [basado en ofertar servicios básicos gratuitos y cobrar por otros más avanzados o especiales] y asevera que la propuesta de Nubico, basada en la suscripción mensual, es lo más idóneo. “Como pedimos fidelidad a los clientes establecemos un precio muy competitivo. Por otro lado, no hay que olvidar que en nuestro modelo no existe la propiedad de la obra, el usuario tiene derecho a leerla, no a poseerla, pero es que en el mercado de Internet, en mi opinión, la propiedad no es un factor determinante”.

Hacia la conquista de un mercado incipiente

El portavoz está convencido de que a medida que el mercado del libro digital se desarrolle la mitad de los usuarios optarán por la suscripción y la otra mitad por la compra en Internet. “Nuestro objetivo con Nubico es cautivar a un mercado aún incipiente”, indica. Fernández considera que sería un magnífico dato si la plataforma alcanza el 30% de la cuota de lectura del mercado digital en 2015.

Claro que el responsable no ignora la existencia de la piratería en la industria de libros digitales. Preguntado por los efectos y causas de ésta –efectos que ya han notado con creces otros sectores más avanzados en la digitalización como el de la música o el cine–, el director de Nubico afirma que ésta se produce porque “no existe un equilibrio entre lo que buscan los consumidores y la industria. Por eso hay que seguir trabajando para abrir nuevas alternativas de consumo cultural en Internet y Nubico es una de ellas. Quizás con este tipo de iniciativas haya menos piratería en un futuro”, reflexiona.

En cualquier caso Fernández se muestra sorprendido ante la evolución que el mercado del libro digital ha experimentado en los dos últimos años: “No esperaba que fuera tan rápido. Ya hay más de un 10% de lectores de libros digitales y esto irá en aumento y se debe al incremento que se ha producido en los últimos años de la adopción de dispositivos tecnológicos. De hecho, mientras que el sector editorial ha caído un 10% el pasado año el de los dispositivos electrónicos ha crecido un 100%. Sin ir más lejos, en España ya hay más de seis millones de dispositivos que permiten leer de forma digital, y esto sin contar los móviles. Así que el hecho de que existan estos nuevos soportes puede propiciar que se lea más en general”.

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.