Empresa

Wolder cierra su división de electrónica y despedirá a 55 empleados

Wolder cierra su división de electrónica y despide a 55 empleados mediante un ERE

Wolder anuncia el cese de la actividad de desarrollo de productos de electrónica de consumo y plantea un ERE de 55 trabajadores que supondrá el despido de más de un tercio de la plantilla.

Tras dos semanas de incertidumbre, el Grupo Wolder ha informado a los representantes de los trabajadores de la intención de la compañía de cerrar la división de productos de electrónica de consumo, concentrada en la empresa Global Wolder Group S.L., con sede en el polígono cántabro de Barros. Al cese de esta actividad lo acompañará un Expendiente de Regulación de empleo que implicará el despido de 55 trabajadores procedentes de su sede central, Madrid y China.

La reestructuración del grupo implica la clausura de su división de productos de electrónica, denominada Global Wolder Group, aunque en un principio la intención de la compañía fue mantenerla. Dicha división aportaba el 50% de la facturación del grupo, que se situó en torno a los 40 millones de euros el pasado 2016, siendo la que más se había desarrollado en los últimos años y ampliado en nuevos mercados, gracias a la importación y venta de tabletas, smartphones, e-readers o cámaras.

Sin embargo, desde hace meses la organización se enfrentaba a problemas graves de capital y tesorería, a los que se unió el fracaso de campañas recientes como la navideña de 2016, en la que Wolder no pudo hacer frente a los pagos con sus proveedores asiáticos, lo que provocó retrasos en la entrega de dispositivos electrónicos y la pérdida de contratos con operadores de telefonía y grandes superficies.

El mercado de tablets sigue sin levantar cabeza: solo Huawei crece ante el desplome del iPad

Los 55 despidos que Wolder llevará a cabo a través del ERE implicarán la desaparición de más de un tercio de la plantilla de Wolder, formada por 150 personas. El ERE deberá ser negociado con una representación de los trabajadores -ya que la compañía carece de comité de empresa-, cuya indemnización mínima será de 20 días por año trabajado con un límite en 12 mensualidades. Queda por conocer que será del departamento financiero, técnico y de atención al cliente.

La compañía asegura que se encuentra al corriente de sus obligaciones con el fisco, Seguridad Social y empleados, e indica que asumirá las indemnizaciones pertinentes en los términos que marca el Estatuto de los Trabajadores.

Por último, desde Wolder han señalado que el ERE no afectará al resto de las empresas del Grupo (General Wolder S.A y Wolder Brico S.L.), centradas respectivamente en la venta de remolques y accesorios para automóviles y la comercialización de elementos de jardinería y bricolaje. Estas, así como la marca Miller -división de monopatines long-board- mantendrán sus plantillas y actividad habitual.

La compañía alcanzó su techo de ventas en 2005, año en el que comercializó 400.000 tabletas. También fue durante tres años la compañía española líder en la venta de este tipo de dispositivos, según datos de GFK, por delante de firmas nacionales como Airis o BQ y multinacionales como Asus, Alcatel y Huawei. En los últimos tiempos, el crecimiento positivo para la marca venía de la mano de sus modelos de gama media-alta Wiam y pretendía iniciar un proceso de internacionalización en Sudamérica, donde la compañía ya tenía presencia en Perú y Costa Rica.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.