Empresa

Vodafone podría abandonar su sede central de Londres por el brexit

Vodafone

El operador de telecomunicaciones Vodafone se planteará cambiar su sede corporativa en función de cómo transcurran las negociaciones de Reino Unido con la Unión Europea por el ‘brexit’.

El ‘brexit’ sigue acumulando posibles cadáveres en el camino del Reino Unido hacia su salida de la Unión Europea. Y es que, los numerosos temores de la industria tecnología se están viendo comprobando con las posiciones concretas de algunos de los mayores actores del sector, como Vodafone, que ha avanzado una posible salida parcial de Inglaterra en caso de que se consume la salida de la UE.

En concreto, el principal operador de telecomunicaciones de Reino Unido y que cuenta con presencia en la práctica totalidad de Europa -incluyendo España- ha emitido un comunicado en el que avisa de que su compañía podría dejar su sede central en Londres en función de cómo transcurran las negociaciones sobre “el libre movimiento de capital, mercancías y personas” entre la UE y Reino Unido.“No está claro en estos momentos cuántos puntos positivos se van a mantener sobre estos aspectos cuando se complete la salida del Reino Unido de la Unión”, añade la nota informativa.

De este modo, Vodafone apostaría por otra ciudad continental para centralizar los principales puestos directivos, cuerpos de responsabilidad, auditorías y coordinación entre las distintas filiales de la empresa en los 26 países donde tiene presencia alrededor de todo el mundo. Así, Vodafone evitaría las posibles trabas a la hora de derivar los beneficios de los países europeos hacia Reino Unido, los cambios monetarios (la firma ya presenta sus resultados en euros en lugar de libras esterlinas) y las dificultades a la hora de captar talento en las distintas naciones.

El peso de Reino Unido para Vodafone

Según informa la agencia EFE, una “muy amplia mayoría” de los 462 millones de clientes de Vodafone, 108.000 empleados y 15.000 proveedores se encuentran fuera de Reino Unido, motivo que invita a la compañía a buscar la localización más práctica, eficiente y legalmente atractiva para sus operaciones. Además, a lo largo del pasado curso, más de la mitad del beneficio del operador ya provino de la Unión Europea, por el escaso 11% que proviene de Reino Unido.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.