Empresa

Usemos blockchain para evitar errores de la crisis de 2008

blockchain
Escrito por Marcos Merino

La capacidad de la ‘cadena de bloques’ de bitcoin para registrar de forma rápida y transparente las transacciones ayudaría a estabilizar el sector financiero.

Durante los últimos meses, el blockchain (o ‘cadena de bloques’, la tecnología detrás del Bitcoin) se ha puesto de moda en un entorno inesperado: en los pasillos de las grandes entidades financieras. En origen, esta tecnología se desarrolló para servir como soporte del funcionamiento descentralizado de Bitcoin, permitiendo la confianza entre los usuarios sin tener que recurrir a organizaciones intermediarias.

Ahora, entre sus múltiples aplicaciones prácticas para el sector ‘fintech’, empieza a suscitar atención su potencial para solventar uno de los mayores problemas a los que se enfrentó el sistema financiero durante la crisis de 2008, y que aún no ha sido resuelto: Según Chad Cascarilla, CEO de ITbit, “uno de los grandes errores que quedaron en evidencia con la crisis fue el sistema libros y registros: quién posee qué y cuándo“.

Y es que parte de los problemas que desencadenaron entonces el crack financiero vinieron provocados por el hecho de que las entidades financieras se habían resistido a declarar exactamente qué poseían, lo que hacía difícil juzgar su solvencia y desincentivaba el préstamo. “En el sistema financiero […] resulta difícil rastrear la propiedad real de un activo. Resulta imposible saber dónde está el riesgo. Estamos ante un problema de contabilidad y todavía tenemos el mismo nivel de acceso que antes, nada ha cambiado”, explica Cascarilla, que añade que “eso es lo vimos que blockchain podría -potencialmente- resolver“. Blockchain registra digitalmente quién posee qué, y puede ser inspeccionado por cualquiera, dos características fundamentales para el funcionamiento de bitcoin como criptomoneda, pero que también puede adaptarse a otra clase de activos.

Así, un banco podría asegurarse de que las afirmaciones de un socio comercial sobre lo que posee son correctas sencillamente accediendo al blockchain. Eso por no mencionar que, al funcionar más rápidamente que el actual sistema de transacciones, se reduciría el llamado ‘riesgo de contraparte’ (el riesgo de que aquella persona o empresa con la que estamos haciendo negocios se declare en quiebra antes de completar el acuerdo).

Todos estos cambios se traducirían, como vemos, en una mayor estabilidad del sistema financiero global.

Vía | Business Insider

Imagen | Robert Bagnall

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.