Empresa

Usa tu inteligencia emocional para resolver conflictos

enfado calma

Descubre cómo logran controlar el enfado las personas con alta inteligencia emocional y empieza a resolver conflictos de una manera más eficaz y pacífica.

Saber entender y controlar nuestras emociones es clave para tener éxito tanto en nuestra vida personal como la profesional. Esto es especialmente aplicable al enfado; si no sabemos controlar nuestra ira nos será difícil mantener buenas relaciones con el resto.

En toda empresa surgen conflictos, es una consecuencia inevitable del trabajo en equipo y el estrés al que podemos estar sometidos. Las discordancias no son algo inusual, pero si no sabemos lidiar con el conflicto pueden convertirse en un problema.

Las claves para dar feedback negativo de personas con alta inteligencia emocional

Ante un enfado las personas tienden a optar por dos formas de enfrentamiento: la agresividad directa y la indirecta. Mientras que la directa incrementará el conflicto, la indirecta empeorará la relación; ninguna de las dos son recomendables ni eficaces a la hora de resolver un enfado.

En cambio, descubre cómo controlan el enfado las personas con alta inteligencia emocional y aprende a resolver conflictos de la mejor manera:

  • Ganan perspectiva: Posiblemente lo que más te apetece es cantarle las cuarenta a la otra persona, o lanzarle una pulla provocándole aún más. Sin embargo, lo mejor que puedes hacer es retirarte y relajarte; ve a dar un paseo, haz ejercicio, escucha música o habla con un amigo. Calmar el enfado te ayudará a ganar perspectiva y ver lo que realmente ha ocurrido desde una postura más neutral. También puedes apoyarte también en apps para relajarte u otros gadgets para aliviar la ansiedad:

  • Entienden sus emociones: En muchas ocasiones confundimos la tristeza, decepción o frustración con el enfado. Al retirarte y relajarte intenta aclarar qué es lo que sientes realmente. Te ayudará a la hora de comunicarte.
  • Se preguntan si están equivocados: ¿Puede que estés extremadamente sensible por tu situación personal? Pregúntate si realmente estaba mal el comportamiento de la otra persona, o si le estás echando la culpa a raíz de tus propios problemas en el trabajo o en casa.
  • Son empáticos: En el momento de ponerse en los zapatos del otro. ¿Te has preguntado por qué actúa de esta manera? La empatía es uno de los principales rasgos de una alta inteligencia emocional.
  • Tienen compasión: Cuando te acerques a la otra persona hazlo con respeto y tacto; si adoptas una actitud agresiva lo más probable es que la otra parte se ponga a la defensiva. Procura que os comuniquéis de manera calmada y cívica.
  • Comunican eficazmente: Es importante que expliques cómo te has sentido, siempre haciendo hincapié en el “yo”. Pero no todo acaba ahí, ahora le toca al otro; pídele que exprese su perspectiva y escucha atentamente, mostrando interés y respeto. Después, intentad llegar juntos a un acuerdo, siempre de manera empática y sin acusar.

Echale un ojo a estos libros para desarrollar tu inteligencia emocional y descubre las ventajas de ser más empático en la oficina.

Vía | Emmaseppala

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!