Empresa

Un falso exprimidor de zumo le saca los colores a Silicon Valley

startup-silicon-valley-exprimidor-zumo-fiasco
Escrito por Lara Olmo

Esto sólo podría pasar en Silicon Valley: una startup crea un exprimidor, lo vende como gadget tecnológico porque se conecta a internet y logra levantar 120 millones de dólares de financiación. Ahora se ha demostrado que en realidad no exprime absolutamente nada.

Pese a que últimamente nos decían que los inversores miraban con lupa los proyectos antes de apostar por ellos y que cada vez es más difícil encontrar startups unicornio, ha vuelto a pasar: una empresa nacida en Silicon Valley levanta millones de financiación para después resultar ser un fiasco.

Se trata de Juicero y su producto estrella es un gadget que prometía ser el “Nespresso de los zumos”: un exprimidor que se conecta a internet, que incluye un app móvil y que en lugar de funcionar con fruta fresca, lo hace con unas bolsas especiales para obtener la bebida.

El invento se empezó vendiendo por unos 700 dólares (unos 640 euros) y cada bolsita por entre cuatro y ocho dólares (unos 6 euros), de las que, según sus inventores, se obtiene “el mejor zumo del mundo”. El gadget ha conseguido levantar la financiación, entre otros, de la división inversora de Google y en total ha reunido 120 millones de dólares.

El problema es que de exprimidor no tiene nada. Al margen de la tecnología que incorpora (y que es relativamente útil, ya que además de ofrecer información energética de los zumos o indicar cuánto caducan, sirve para poco más), algunos consumidores, y después Bloomberg, han comprobado que el zumo se puede obtener de las bolsas sin necesidad de utilizar la máquina, basta con estrujarlas.

Juicero no ha tenido más remedio que reconocer el error, aunque ha intentado (inútilmente) salvar los muebles alegando que con el exprimidor se obtiene el zumo más rápido.

Picaresca española: el “iPhone” extremeño era un móvil chino remarcado

Para enmendar la situación, la startup está ofreciendo a los clientes que lo hayan adquirido la posibilidad de devolverlo, a cambio del reembolso íntegro de lo que pagaron por él.

Otra cosa es lo que harán con los inversores (entre los que se encuentra el propio Bloomberg), que ya han empezado a pedir explicaciones a los fundadores. Éste es sin duda un ejemplo más del “mundo aparte” en el que parecen vivir algunos en Silicon Valley, y una historia a la altura de la serie de HBO, que ironiza con el ‘postureo’ emprendedor de esta región.

Recurso | Businesswire

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.

  • Albano Salatti

    Una revisión de las erratas antes de publicar no estaría mal. Tanto error ortográfico hace difícil saber si lo ha escrito una periodista seria o si el artículo es serio…

  • No entiendo el problema. El dispositivo hace exactamente lo que dice. Los restos de fruta no hay que limpiarlos ya que están en la bolsa. Otra cosa es que sea caro.

  • Leandro Morales Mesones

    No se. Pero yo me quedo con mi licuadora. Yo me tomo todo la fibra y el jugo. Para mi lo del extractor es una gran mentira. Pura agua y lo mejor por lo general lo tiras a la basura