Empresa

Un ex-Apple comparte las claves de liderazgo que le dio Steve Jobs

Escrito por Lara Olmo

Quien fuera el responsable de Relaciones Públicas de Apple durante una década trabajó codo con codo con Steve Jobs, del que aprendió claves de liderazgo que sirven para cualquier industria y sector en el que te muevas.

Cameron Craig cuenta con más de 20 años de experiencia trabajando como PR Manager y Director de Comunicación en empresas como Apple, Visa, PayPal o eBay.

En la empresa de Cupertino estuvo durante diez años al frente del departamento de Relaciones Públicas. Allí gestionó, organizó y presenció de primera mano el aparato comunicativo de Apple, uno de los más potentes del mundo, y cuyas keynotes y presentaciones de producto son una de las acciones más seguidas y comentadas.

Durante este tiempo trabajó mano a mano con Steve Jobs, empresario, cofundador y presidente ejecutivo de Apple. Icono del mundo tecnológico e inspiración para líderes de todos los sectores, aunque también un directivo complejo, singular y contradictorio.

Pese a ello, es un referente cuyas técnicas y secretos de liderazgo son revisadas con interés por gerentes de todo el mundo, sea cual sea su industria. De ahí que Craig haya querido compartir con Business Insider algunas de las lecciones que le enseñó y que luego él mismo aplicó como manager:

Cuenta historias que inspiren

La eficacia del storytelling para atraer la atención del que nos escucha está en la biblia del cualquier comunicador. Lo que Craig aprendió de Jobs es hasta qué punto un buen narrador puede llegar a inspirar, sobre todo si su historia parte de una necesidad o carencia y después sabe resolverla.

El fundador de Apple empleó esta premisa en todas sus presentaciones, y fue de hecho la inspiración para crear la compañía. La tecnología era inaccesible y compleja para la mayoría de mortales, y convirtió esta carencia en su prioridad para convertirla en algo fácil y asequible. Cada vez que presentaba un nuevo dispositivo o servicio, lo hacía comenzando por el problema que resolvían, y así lograba que la audiencia se sintiera identificada. Es la estructura clásica de nudo-desenlace / villano contra héroe.

Busca lo simple

El diseño de los productos Apple bien podría servir de metáfora del estilo de liderazgo de Steve Jobs. Su aparente simplicidad escondía tecnología puntera y de vanguardia, del mismo modo que Apple, con una estructura compleja y  desafíos constantes, era gestionada con claridad y firmeza por su líder.

En tiempo de caos, Jobs era capaz de transmitir lo que quería de forma sencilla a sus equipos, lo que estos agradecían enormemente. Exponía los motivos y los repetían frecuentemente, hasta que a todos les quedaba claro.

Aprende de los errores

El primero de los grandes batacazos de Jobs llegó cuando fue despedido de su propia compañía en 1985. Lejos de hundirse, esperó que llegara su momento  y poco a poco se fue acercando de nuevo a la compañía, primero para proyectos puntuales y después para tomar las riendas y reorientarla en el 98 lanzando el iMac, uno de los primeros éxitos de Apple y un ejemplo de que el fracaso puede enseñarte muchas cosas.

En lugar de lamentarse, jobs utilizó lo empleó para aprender de él y reinventarse, afirma el ex-PR de Apple. Los malos resultados son puro conocimiento y experiencia para un buen líder, y le dan más confianza para confiar en su intuición en el futuro.

Vía | Business Insider

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.