Empresa

Un 5% de los anfitriones de Airbnb España controla más de un tercio de la oferta

Un tercio de los Airbnb españoles pertenece a propietarios con más de 5 pisos

Un escueto 5% de los anfitriones de Airbnb en nuestro país, especialmente grandes propietarios y empresas especializadas, controla el 34% de la oferta de los alojamientos de la plataforma de alquiler, cada vez menos “colaborativa”.

Hace mucho que la palabra economía colaborativa ya no es el apellido que conjuga con la plataforma Airbnb. Lo que en un comienzo fue el germen para que pequeños propietarios pudiesen pagar sus facturas alquilando esporádicamente una habitación de su vivienda hoy se ha convertido en una vorágine que sin control ni regulación expone a los barrios a la gentrificación y a la turistificación, alimenta la burbuja inmobiliaria contribuyendo a subir los precios del alquiler hasta niveles estratosféricos y hace peligrar a los negocios locales frente a grandes multinacionales.

Un análisis llevado a cabo por Eldiario.es a partir de los datos publicados por el proyecto colaborativo DataHipp, concebido para ofrecer datos de diferentes plataformas de alquiler turístico, como Airbnb o HomeAway, obtenidos con diferentes técnicas de web-scrapping, revela lo que ya muchos sospechaban: que un diminuto porcentaje de anfitriones tiene un amplio control del alquiler en la plataforma, echando por tierra el modelo original del alojamiento colaborativo. En estos momentos, se plantea la explotación de la vivienda como un activo, especialmente en zonas turísticas como Palma o Ibiza y en grandes ciudades como Barcelona o Madrid, donde el alquiler ha subido más de un 30%. 

Gentrificación 2.0 y turistificación, las consecuencias del “efecto Airbnb”

Los perfiles son empresas especializadas y grandes propietarios, y aunque solamente representan el 5% de los anfitriones, tienen cinco o más anuncios en Airbnb, controlando más de un tercio de la plataforma. Concretamente, un 34%. Mientras, el 75% de los caseros únicamente tiene un anuncio, algo más propio del concepto de homesharing. El principal problema es que, de toda la oferta publicada en Airbnb entre mayo y junio de 2018, estos pequeños anfitriones solamente representan un 40%. 

Las regiones con más alojamientos publicados en Airbnb muestran una mayor profesionalización o concentración de los alquileres en manos de unos pocos. Desde Eldiario.es señalan que en Baleares y Girona, que aglutinan respectivamente más de 20.000 y 15.000 anuncios publicados, los caseros que tienen 5 o más alojamientos en la misma provincia ya gestionan más de la mitad de la oferta existente.

En Barcelona y Madrid, las principales urbes donde Airbnb tiene presencia, apenas el 40% de la oferta está gestionada por caseros con un solo anuncio, un porcentaje que desciende aún más en las provincias copadas por el turismo como Baleares o Canarias. Tanto es así que ayuntamientos pioneros como el de Palma de Mallorca o el de Ibiza se han puesto manos a la obra para prohibir el alquiler turístico y así evitar la proliferación de los llamados pisos patera o la subida desmedida del precio medio del alquiler, imposible de asumir para los lugareños.

Fuente | Eldiario.es

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.