Empresa

Ultimátum de la UE a Airbnb para que cumpla la normativa de consumidores

Ultimátum de la UE a Airbnb para que cumpla la normativa de consumidores

Airbnb debe presentar a la Comisión Europea sus propuestas para cumplir la normativa europea de consumidores antes de finales de agosto, ya que la plataforma incumple tanto la directiva de practicas comerciales injustas como la de contratos injustos.

Airbnb tiene cerca de un mes y medio de plazo para adaptarse a la normativa europea de consumidores. La Comisión Europea le ha dado hoy un ultimátum para cumplir con las exigencias de la UE en este aspecto, destacando que la popularidad de las reservas de alojamientos vacacionales y la generación de oportunidades “no pueden ser una excusa para no cumplir con la regulación europea”. Entre otros aspectos, se exige que la plataforma colaborativa enmiende su política de información sobre el precio final -cambiante a lo largo del proceso- y que sea transparente y clara sobre quién alquila el espacio.

5 medidas tomadas en San Francisco para proteger el alquiler ante Airbnb

El propósito es que “los consumidores puedan comprender fácilmente cuánto y en qué concepto pagan”, obteniendo un trato y un servicio justo. Más allá de las herramientas de resolución de conflictos con las que cuenta el portal, a la Comisión Europea le preocupa la decisión unilateral sobre los términos del contrato o que las disputas no se resuelvan a través de las vías convencionales. Así, a finales de agosto la plataforma de alquiler de viviendas vacacionales deberá presentar sus soluciones para cumplir con la directiva comunitaria de practicas comerciales injustas y con la de contratos injustos. Desde el Ejecutivo estudiarán la propuesta.

Medidas a nivel nacional si Airbnb no soluciona el conflicto

Si la propuesta de Airbnb no es satisfactoria, cada Estado miembro impulsará medidas a nivel nacional a través de sus organismos de consumidores, señaló Jourová, recordando que  no existe un órgano a nivel comunitario. Aunque exista una estrategia coordinada cada país puede imponer sus propias exigencias añadidas.

Cabe recordar que la nueva política de consumidore de la UE tiene objetivos como facilitar la resolución de litigios con los comerciantes rápida y eficazmente, garantizar que los derechos de los consumidores se adapten a los cambios económicos y sociales, especialmente en el sector digital, la energía y los servicios financieros y garantizar la seguridad de cualquier producto comprado dentro del mercado único, así como contribuir a que escojan a partir de información clara, exacta y coherente.

Fuente | Eldiario.es

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.