Empresa

Uber espiaba a los usuarios de iPhone hasta que Tim Cook lanzó un ultimátum

Uber estuvio rastreando a usuarios de Apple

El CEO de Apple exigió a Travis Kalanick, CEO de Uber: el cumplimiento de la normativa de la compañía tras conocer el espionaje perpetrado por la empresa de transporte hacia los usuarios de iPhone. De lo contrario, la aplicación de Uber desaparecería de la App Store de Apple.

No corren buenos tiempos para Uber, que cada semana parece sumergirse en una nueva polémica fruto de la vulneración de la privacidad de los usuarios, voluminosas pérdidas económicas o dimisiones clave.

En los últimos meses se han sucedido denuncias por acoso sexual de una extrabajadora de la compañía, acusaciones de intrusismo laboral y competencia desleal por parte del gremio de taxistas –en Italia la empresa ya no puede operar-, protestas de sus empleados por el mal trato recibido y la precariedad de los salarios, accidentes que ponen en jaque la seguridad de su proyecto de conducción autónoma, y hasta la acusación del robo de 14.000 archivos de propiedad intelectual sobre Waymo, el coche autónomo de Alphabet.

Ahora, tal y como han revelado grandes medios como The New York Times o The Verge, se ha descubierto el rastreo de Uber durante 2015 a numerosos usuarios de iPhone, empleando una técnica llamada fingerprinting que permitía identificar y etiquetar en secreto los smartphones incluso después de que la aplicación hubiese sido eliminada. No es el primer caso de este tipo que salpica a la compañía, ya que también espió a los conductores de su principal competidor durante años.

Uber espió a los conductores de Lyft durante años

Desde Uber escurrieron el bulto argumentando que la aplicación usada se había empleado para detectar el fraude contra su compañía -sobre todo en el mercado chino, donde se detectaron casos de conductores que compraron iPhones robados mediante los que pedían viajes de Uber-, aunque su CEO especificó que se camuflase ante los ingenieros de Apple por la violación de los términos de privacidad.

La cosa no salió a pedir de boca, ya que la tecnológica de Cupertino descubrió la perniciosa estrategia de la startup de economía colaborativa y condujo a Tim Cook a poner sobre la mesa un ultimátum: si no detenía la aplicación fingerprinting Uber sería expulsado de la App Store. El polémico Travis Kalanick tuvo que recular y retiró el rastreo de iOS.

Tras descubrir esta triquiñuela, Apple se cubrió las espaldas y bloqueó en el lanzamiento de iOS 9 el truco que emplaba Uber. En la actualidad, la compañía de transporte continúa espiando en cierta medida a los usuarios de su aplicación en iPhone, ya que Uber sabe dónde estás los cinco minutos anteriores y posteriores a un viaje con ellos, algo que entra, esta vez si, dentro de los límites de legalidad de Apple.

Imagen | noeltock

Vía | The Verge

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.