Empresa

Uber despide a 20 empleados tras investigar casos de acoso sexual

uber5-tarifa-cinco-euros-madrid

Uber ha despedido a 20 empleados tras una investigar el caso de acoso sexual en el que recibió 215 quejas de trabajadoras que alegaban haber sido víctimas.

El post que escribió hace unos meses una empleada de Uber alegando haber sufrido acoso sexual en la empresa dio lugar a dos investigaciones que motivado el despido de 20 trabajadores.

Uber ha declarado que los motivos de los despidos son acoso sexual, bullying o por tener una cultura empresarial inadecuada.

Durante las investigaciones 215 empleadas impusieron una queja contra Uber considerándose víctima del acoso sexual en el trabajo.

Las quejas se calificaron de la siguiente manera: 54 por discriminación; 47 por acoso sexual; 45 por comportamiento poco profesional; 33 por bullying, 19 por otro tipo de acoso; 13 por represalias; 3 por seguridad física y 1 por despido improcedente.

De momento las acciones que se han tomado son el despido de 20 trabajadores, algunos en posiciones senior, según la compañía legal Perkins Coie; 31 trabajadores deberán acudir a cursos de formación; 7 están bajo aviso y 57 alegaciones quedan pendientes de revisar.

Uber también ha seleccionado a Eric Holder, asesor legal de Obama durante su campaña presidencial, para que investigue la cultura de la compañía.

Así, la compañía también ha contratado a dos mujeres para altos puestos esta semana. Una de ellas es Frances Frei, profesora de Harvard, futura vicepresidenta para liderazgo y estrategia; la otra es Liane Hornsey, que será la directora de recursos humanos.

La asociación que representa a Uber y Cabify pide reunirse con Fomento

Un 36% de la plantilla de Uber son mujeres, y sólo un 15% desempeñan puestos tecnológicos.

Uber se ha enfrentado a varios retos recientemente, incluyendo las acusaciones de Google por haber robado información sobre sus coches autónomos. Además, se enfrenta a grandes pérdidas económicas.

El CEO de la empresa,  Travis Kalanick, admitió que precisa de ayuda para poder sacar adelante la compañía.

No cabe duda de que aún queda mucho por hacer y más medidas por tomar. Resulta indignante que una denuncia en redes sociales por parte de una empleada, e investigaciones al respecto sean necesarios para ponerle fin a una  situación tan inaceptable.

Vía | BBC

 

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!