Empresa

Trump y Clinton gastaron más en anunciarse en Uber que en taxis

eeuu
Escrito por Marcos Merino

Sin embargo, ambos candidatos invirtieron mucho más en hoteles que en plataformas para compartir alojamiento (como Airbnb).

En 2012, durante las penúltimas elecciones presidenciales estadounidenses que enfrentaron a Barack Obama y a Mitt Romney, la economía colaborativa y la economía a demanda (frecuentemente confundida con la anterior) estaban empezando a despegar y a llegar al gran público de la mano de startups de reciente creación. Pero en las siguientes elecciones, que hemos presenciado en los últimos meses y que se saldaron con la inesperada victoria de Donald Trump, el estatus de este sector de la economía era ya muy diferente, y los equipos de campaña (tanto el ganador como la derrotada demócrata Hillary Clinton) optaron en 2016 por invertir significativas sumas de dinero para anunciarse en plataformas como Uber, Lyft, Airbnb o Homeaway.

Esto es lo que se deduce de los informes presentados a la FEC (Comisión Electoral Federal estadounidense) por la productora Hamilton Places Strategies, de los que se deduce otro dato aún más revelador del cambio económico y sociológico que están sufriendo los Estados Unidos: la de 2016 fue la primera campaña presidencial en que los candidatos invirtieron más dinero en Uber que en los taxis tradicionales.

Entre todas las compañías citadas, la campaña de Clinton gastó un total de 18.640 dólares. Su gasto en Uber superó los 17.000 dólares, frente a los 5.826 gastados en taxis, si bien esa tendencia no se mantuvo en las startups vinculadas al ámbito del alojamiento, pues la candidata demócrata gastó más de 3,6 millones en hoteles frente a poco más de 1000 invertidos en Airbnb.

Por contra, el equipo de campaña de Trump mostró una diferencia algo menos abultada en este último ámbito (dato curioso, habida cuenta de que Trump es un magnate del sector hotelero): invirtieron 22.660 dólares en Airbnb y 19.000 en su competidor HomeAway, frente a los 4,58 millones invertidos en hoteles. En lo relativo al transporte, Trump no invirtió demasiado en Uber (4.791 dólares), pero aún así el gasto fue mayor que los 3.780 invertidos en taxis tradicionales. En total, el candidato republicano gastó 46.487 dólares en empresas de economía colaborativa y a demanda.

Vía | Recode

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.