Empresa

Trucos para que un emprendedor tenga seguridad en sí mismo

Trucos emprendedor tenga seguridad en si mismo
Escrito por Redacción TICbeat

En el duro mundo de los negocios las oportunidades surgen cuando menos se esperan y proyectar una correcta imagen personal puede ser clave para aprovecharlas.

Emprender no es desde luego una tarea sencilla, y la seguridad en uno mismo es un arma que el emprendedor debe tener de su parte. Un emprendedor seguro de sí mismo atrae más oportunidades que alguien que no tiene esta seguridad. Quien no confía en sí mismo probablemente tendrá tantos miedos que le impedirán demostrar sus virtudes, mientras que el que tiene confianza en sí mismo conoce sus capacidades y es capaz de transmitirlas a los demás. Porque la seguridad en nosotros mismos no consiste sólo con creérnoslo, sino que también es necesario trabajar nuestra imagen para transmitir esa seguridad a los demás.

¿Cómo podemos lograrlo?

Aunque para muchos no sea una tarea sencilla, es posible convertirse en una persona segura siguiendo unos pasos relativamente sencillos. El primero podría ser repetirnos una y otra vez “soy una persona segura” hasta que terminemos creyéndolo y actuando como tal, porque la mente es capaz de producir un comando precondicionado que actuará cuando así se requiere. Pero, claro está, no basta solo con creer en nuestra propia seguridad, también hay que trabajar nuestra imagen para que la transmita a los demás y para eso podemos recurrir a una serie de trucos relacionados con nuestra forma de pensar y actuar:

  • Tono de voz. En el mundo de la empresa, un tono de voz adecuado es clave para transmitir seguridad y ser escuchado. Un tono correcto, sereno y modulado denota confianza, mientras que hablar muy rápido o muy alto puede proyectar ansiedad o prepotencia, y hacerlo muy bajo o con titubeos proyecta inseguridad.
  • Dicción. A la hora de iniciar una conversación, es conveniente hablar de forma pausada y pronunciar bien las palabras. Además, hay que ser amable pero firme al mismo tiempo. Para hacer valer tus ideas no es necesario gritar o ser agresivo. Se pueden exponer las ideas de forma educada, la clave es ser directo y firme.
  • Lenguaje no verbal. Los gestos son una parte esencial del lenguaje corporal que pueden llevar a muchas interpretaciones. Si algo no nos gusta o no lo entendemos, puede que tratemos de disimular pero seguramente nuestros gestos (abrir mucho los ojos, cerrar los labios con fuerza…) lo pondrán de manifiesto. Por eso es muy importante mantener el control y controlar el lenguaje corporal. Cuerpo erguido, cabeza alta, hombros relajados y brazos descruzados son la postura relajada de la persona que siente seguridad en sí misma y así lo proyecta. Por el contrario, doblar el cuerpo, bajar la cabeza, cruzar los brazos, esconder las manos al hablar, jugar con el cabello, morderse las uñas, aclarar la garganta o pestañear en exceso suelen denotar (y proyectar) inseguridad.
  • Sonrisa. Se trata de una característica que se englobaría dentro del lenguaje no verbal pero que destacamos por su importancia. Y es que ser capaz de sonreír de forma natural denota tranquilidad, confianza en uno mismo y capacidad para socializar. Eso sí, sonreír constantemente puede ser perjudicial y proyectar falsedad ante tu interlocutor.
  • Postura. La forma de sentarnos también transmite seguridad (o lo contrario). Lo ideal es sentarse de manera erguida (cabeza en posición neutral, con la barbilla un poco levantada) para demostrar confianza. Por el contrario, las malas posturas (mirar hacia el suelo, doblar los hombros…) te proyectan como una persona insegura o desinteresada. Así que mantén tu cabeza en una posición neutral con la barbilla un poco levantada.
  • Forma de caminar. Andar de forma apresurada puede hacernos parecer desesperados, asustados o estresados, y hacerlo de forma demasiado lenta proyectar una imagen de dejadez o pasividad. Lo ideal para ofrecer una imagen de seguridad en uno mismo es caminar derecho y con buen ritmo.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.