Tribuna

Smart Cities: ¿Y si la ciudad nos devolviera nuestro preciado tiempo?

alvaro garcia intel
Escrito por Tribuna

Se habla cada vez más de la aparición de una nueva forma de pobreza en la sociedad urbana, algo que se denomina “escasez de tiempo”. Un concepto que conecta inevitablemente con la reducción del bienestar, un aumento de los niveles de la ansiedad y del insomnio, además de una peor salud y mayores niveles de obesidad. Lo que nos lleva, en definitiva, a una importante disminución de la felicidad.

En la actualidad, una de cada dos personas en el planeta vive y se traslada por las ciudades. Y en vista de la predicción de las Naciones Unidas, que estima que en 2030 dos tercios de la población mundial van a residir en mega ciudades densamente pobladas, es necesario examinar las promesas que ofrecen las “ciudades inteligentes” para ayudar a sus ciudadanos a prosperar en entornos urbanos complicados.

Esto hace especialmente relevante el último estudio de Intel que examina el impacto de las ciudades inteligentes en las personas desde la perspectiva del tiempo personal que se puede ahorrar. ¿Pueden reducir los datos conectados y en tiempo real el estrés de los habitantes de las ciudades? El estudio realizado por Juniper Research no solo concluye afirmativamente sino que va más allá: las ciudades inteligentes, en donde millones de sensores se conectan para crear unos entornos urbanos más seguros, más saludables y con mayor eficiencia energética, tienen el potencial necesario para “devolver” la asombrosa cantidad de 125 horas a cada residente al año.

La inversión en smart cities alcanzará este año los 80.000 millones de dólares en todo el mundo

El estudio clasifica las principales 20 ciudades inteligentes del mundo, entre las que Barcelona se encuentra en el puesto número 9, de todo el mundo según cuatro índices: movilidad, sanidad, seguridad pública y productividad, para indicar la capacidad de estas ciudades a la hora de proporcionar beneficios a sus ciudadanos, incluyendo gratificaciones de tiempo, una mayor eficiencia, la tan deseada productividad, calles y hogares más seguros, acceso más democrático a servicios gubernamentales, y mejora de la atención sanitaria y la salud personal.

Las ciudades son motores de actividad económica e innovación, y tenemos el deber de hacerlas más resistentes y con mayor capacidad de respuesta. Intel está ayudando a estas metrópolis a hacerse más inteligentes, seguras y habitables, mediante la creación y el despliegue de soluciones para Internet de las Cosas que ofrecen seguridad de extremo a extremo, conectividad inteligente, rendimiento excepcional y gran facilidad de gestión.

Aún desconocemos cómo aprovecharán los ciudadanos el tiempo que les proporcionan las ciudades inteligentes, pues depende en gran medida de las elecciones personales: mayor tiempo de ocio, experiencias de más calidad con familiares y amigos o para incrementar la productividad. No importa, lo que está claro es que 125 horas más al año representa un gran impacto en la vida de una persona, y esto hace que nos preguntemos: ¿van a ser las ciudades inteligentes las puertas a la muy debatida semana de cuatro días? Las posibilidades son ilimitadas, y el futuro que nos pueden ofrecer las ciudades inteligentes está lleno de beneficios potenciales.

 

El autor de este artículo es Álvaro García, director de Comunicación de Intel España

Sobre el autor de este artículo

Tribuna

Los principales CEO, CIO, CTO y personalidades relevantes del ecosistema empresarial y emprendedor español y mundial, tienen su hueco en TICbeat.com para contarnos su punto de vista en artículos libres e independientes.