Empresa

Travis Kalanick vuelve a liarla en Uber: nombra a dos miembros del consejo por sorpresa

El fundador y exconsejero delegado de Uber, Travis Kalanick, se niega a perder poder en la compañía después de su dimisión forzada por sucesivos escándalos sexuales, laborales y legales.

La historia de las luchas de poder en Silicon Valley no está exenta de sonados capítulos, pero la telenovela que está protagonizando Uber va camino de aglutinar todos los clichés posibles en la crónica de un fracaso anunciado. El pasado junio, su fundador y consejero delegado -Travis Kalanick, dimitía (primero de forma temporal, luego definitivamente) ante la presión casi unánime de todos los accionistas de la startup, el mayor unicornio del mundo con una valoración de más de 70.000 millones.

Lo hacía marcado por los malos resultados financieros de Uber pero, especialmente, por los escándalos sexuales que han azotado la compañía, las acusaciones de espionaje a usuarios y competencia o el robo de más de 14.000 documentos sobre el coche autónomo de Google. su marcha fue bien acogida por los mercados, celebrada por el respetable, pero criticada por algunos empleados leales al controvertido personaje encarnado por Kalanick. Igualmente generó un vacío de poder inmenso que fue resuelto tras una tómbola en la que todos los favoritos para el cargo fueron renunciando al ver el desastre que había de puertas hacia dentro y que finalmente nos trajo al conciliador de Dara Khosrowshahi como nuevo consejero delegado.

En su momento, el círculo más próximo a Travis Kalanick descartó la vuelta al ruedo del directivo. Pero lo que no negó es que seguiría hilando sus tramas en la oscuridad para garantizar su poder en la compañía. La prueba de ello es la noticia que cogió por sorpresa este viernes a todos los medios y analistas: el fundador de Uber colocaba a dos nuevos miembros del consejo de administración. 

Se adelanta así a las intenciones de Khosrowshahi, quien pensaba reestructurar la junta para reducir el peso de los fieles a Kalanick y renovar los aires y la filosofía que se viven en Uber. Tan inesperada ha sido el golpe sobre la mesa de Travis Kalanick que hasta la propia firma ha tenido que emitir un comunicado oficial reconociendo su “sorpresa” ante este movimiento, en tanto que existe un gran debate entre los inversores sobre si este hombre ya no sólo puede nombrar a otros miembros del consejo, sino sobre su mera pertenencia al mismo.

Por el momento, Kalanick ha nombrado a la exCEO de Xerox, Ursula Burns, y al exdirector ejecutivo de Merrill Lynch, John Thain, para ocupar sendos asientos en el consejo de Uber. Recordemos que la junta de la startup tiene actualmente once miembros. Según adelanta VentureBeatKhosrowshahi quería transferir uno de estos dos sillones al fondo de inversión Softbank a cambio de una fuerte inyección de capital que ahora estaría en peligro.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.