Empresa

Tras un año de Trump, esto es lo que los CEOs piensan de su efecto en los negocios

ceos opinan como ha influido trump en sus empresas

Donald Trump ha cumplido su primer año como presidente de los EEUU. Esto es lo que un buen número de CEOs de empresas emergentes opina sobre la forma en que las políticas y reformas de la administración han influido en los negocios del país.

Donald Trump esta siendo un presidente sin lugar a dudas peculiar. Su figura y sus maneras distan mucho de aquello a lo que nos tiene acostumbrados La Casa Blanca. Sus propuestas, opiniones y actuaciones no han dejado de protagonizar titulares, desde incluso antes de ser nombrado presidente.

Este mes se ha cumplido el primer año de mandato de Trump como presidente de los EEUU y a pesar de que parece que el magnate acumula cada vez más detractores algunas cosas podrían no haber ido tan mal en el país bajo su peculiar forma de entender la política.

Estos son los grandes líderes y CEOs que han abandonado a Trump

Según una encuesta realizada por el portal Inc. a más de 100 directores ejecutivos de  algunas de las empresas de mayor crecimiento representadas en el  Inc. 5000, el 71 %  de los encuestados consideró el impacto de la administración Trump en los negocios empresariales como de alguna manera positiva.

Solo el 22% de los CEOs describió la influencia de las políticas de Trump en los negocios como mala o mayoritariamente negativa.

Y aunque en las 20 entrevistas de seguimiento, muchos  de los encuestados expresaron incomodidad con el tono de su liderazgo, la mayoría estuvo de acuerdo en que, hasta ahora, las políticas de la administración han sido buenas para sus negocios.

Reforma fiscal

“Es una administración controvertida y hay muchas cosas que no me gustan, pero en cuanto a las cosas que deben hacerse, se están haciendo”, dice David Shields, CEO de Component Surfaces, una empresa de revestimiento industrial con sede en Poway, California que está experimentando sus mejores ventas en 14 años. Gran parte de las cuales Shields atribuye a un entorno regulatorio más flexible para el cliente.

En cuanto a los mayores aciertos llevado a cabo en las políticas económicas de Trump, destaca la ley de taxas firmada el pasado mes de diciembre.

Según los resultados de la encuesta, el 65% de los CEOs encuestados cree que la ley de impuestos de diciembre es lo mejor que el gobierno hizo por sus compañías durante el pasado año.

La reforma fiscal de Donald Trump provocará una oleada de divorcios en 2018

“En los últimos dos años, lo que realmente me ralentizó fue tener que ahorrar para pagar impuestos”, confiesa David Twite, director ejecutivo de MacDonald & Owen Lumber Company, un fabricante de maderas con sede en Sparta, Wisconsin quien planea invertir parte de los ahorros en expandir una instalación en Wisconsin y adquirir hornos especializados. 

En la misma línea se sitúa  Adam Wonus, directos ejecutivo de Atrium Management, una compañía de administración de propiedades en Lake Mary, Florida. Wonus considera que los ahorros  conseguidos con la bajada de impuestos le permitirán adquirir más edificios este año de lo que había planeado.

Por su parte, otros empresarios consultados fueron más cautelosos, e hicieron hincapié en la prisa con que se armó la ley y el impacto que podrán generar disposiciones cuyos detalles aún no conocen bien.

Desregulación de sectores

En cuanto a la reversión regulatoria llevada a cabo por Trump, tan solo el 13 %de los encuestados la citaron la como el mayor beneficio para sus negocios. Y de esta cifra, tan solo unos pocos pudieron citar algún cambio regulatorio que los afectara directamente.  

Pero en las entrevistas de seguimiento, los empresarios sí como esta medida tomada por Trump les influyó para aumentar sus propios ingresos. 

“Hemos duplicado el tamaño y tiene todo que ver con la desregulación de todos los sectores”, dice Kevin Burr, CEO de Barracuda Staffing, un negocio con sede en Tulsa. “Las empresas han despegado porque no están tan agobiadas con todos los informes requeridos por la administración anterior”. 

El trato de favor de Twitter hacia Donald Trump y sus locas publicaciones

Pero no todo ha sido igual de favorable desde la llegada de Trump. A medida que las reglas y normativas se han ido aliviando y volviendo más laxas en muchos sentidos, las pequeñas empresas han empezado a percibir mayor la amenaza de las grandes corporaciones. 

La derogación de la neutralidad de la red por parte de la FCC es probablemente el ejemplo de más claro de esto. Tanto los expertos como los dueños de negocios dicen que amenaza a las pequeñas empresas con costes más altos para sus actividades en línea.

Por otro lado, cuando la administración de Trump retiró los estándares propuestos para certificar los alimentos venidos de animales como orgánicos, muchas pequeñas empresas vieron minar su trabajo.

Donald Trump carga contra Amazon: se está cargando el comercio minorista

Andrew Buerger dirige una empresa con sede en Baltimore, que bajo el nombre B’More Organic produce batidos de proteínas orgánicos e  invierte mucho para que sus vacas tengan acceso a los pastos.

Muchas grandes lecherías no hacen eso, y ahora no tendrán que hacerlo, comentaba el CEO. “Hay casos de personas que no tratan bien a sus animales y aún obtienen la certificación orgánica”.

En cuanto a las políticas que menos aceptación recogieron por parte de los CEOs encuestasdos, la inmigración o la asistencia sanitaria fueron algunas de las más citadas y que cuentan con menor aceptación por parte de los directivos.

Pero a pesar de ello, ninguno las citó como ejemplos negativos que hubieran podido repercutir directamente en el desarrollo de sus empresas.

Sobre el autor de este artículo

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.