Empresa Salud

Toshiba sigue vendiendo activos, ahora le toca a sus sistemas médicos

Toshiba

Toshiba acaba de alcanzar un acuerdo con Canon para venderle todo su negocio de sistemas médicos por unos 5.900 millones de dólares.

Después de su escándalo contable, Toshiba está pasando por una situación delicada que le ha llevado a recortar el pasado curso nada menos que 7.000 puestos de trabajo en su división de electrónica de consumo, especialmente en las áreas de PC y fabricación de televisores. Además, otra de las medidas que ha puesto en marcha la firma nipona para salir de este momento está siendo la venta de ciertas unidades no estratégicas de su negocio, como sus sensores de imagen (comprados por SONY), su división de PC (que se integrará en una gran fusión con Fujitsu y Vaio).

Hoy hemos conocido que estos movimientos no serán los últimos, ya que Toshiba acaba de alcanzar un acuerdo con Canon para venderle todo su negocio de sistemas médicos por unos 5.900 millones de dólares. Así lo afirma Reuters, que explica que estos ingresos extra le permitirán afrontar con éxito la reestructuración de la empresa y también realizar algunas inversiones estratégicas en ciertos negocios como el de sus semiconductores o la energía nuclear.

La unidad de la que Toshiba se va a desprender se dedica principalmente a fabricar todo tipo de equipos de diagnóstico, siendo en la actualidad el segundo mayor productor mundial de máquinas de escaneo CT (Tomografía computarizada).

Operación controvertida

De cara a la venta, la empresa transferirá todos estos activos a una compañía instrumental que será la que, posteriormente, comprará Canon. Se trata de una medida inusual, pero que permitirá contabilizar la operación dentro del año fiscal actual, aunque el análisis y visto bueno de los organismos de competencia se dilate aún unos meses y, por ende, retrasen el culmen de la adquisición hasta dentro de varios meses.

De hecho, indican desde Reuters, algunos de los competidores de Toshiba y Canon han elevado sus quejas antes esta maniobra. Es el caso de Fujifilm, empresa que ha emitido un comunicado en el que manifiestan su malestar con toda esta situación, ya que consideran que Toshiba y Canon están saltándose varios parámetros de las leyes antimonopolio nipona.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.