Empresa

Toshiba evita la sanción de la SEC por sus controvertidas prácticas contables

Toshiba

Toshiba falseó sus cuentas desde 2008 hasta 2015 para ocultar hasta 1.300 millones de dólares en pérdidas, lo cual generó una crisis que a punto estuvo de llevar a la quiebra a la multinacional. Ahora supera poco a poco el bache, evitando la sanción de la SEC por estas prácticas.

El gigante asiático Toshiba ha logrado superar un obstáculo más en su tortuoso camino hacia la recuperación, después de varios años en los que incluso llegó a reconocer estar en riesgo de desaparición. En concreto, la firma japonesa ha logrado superar una investigación contable de la Comisión de Valores de EEUU (SEC) por sus controvertidas prácticas contables… sin recibir ninguna sanción.

Así lo ha asegurado la propia compañía a Reuters. “Entendemos que todas las investigaciones de la SEC con respecto a nuestra contabilidad se han completado”.

El escándalo contable de Toshiba data de 2015, cuando se descubrieron errores de contabilidad generalizados en el conglomerado de ordenadores a centrales nucleares que alcanzaban incluso al año 2008. La firma nipona falseó sus cuentas esos ejercicios para ocultar hasta 1.300 millones de dólares en pérdidas. Desde que se hicieran públicas estas maniobras ilegales, ya van 26 grupos e individuos los que han denunciado a Toshiba con el fin de recuperar hasta 108.400 millones de yenes en inversiones y acuerdos fallidos.

¿Hubo o no presiones políticas a PwC para aprobar las cuentas de Toshiba?

El escándalo también llevó a la compañía a reconocer enormes sobrecostes en la unidad nuclear estadounidense, ahora en quiebra, Westinghouse, y obligó al conglomerado a vender su preciada unidad de chips de memoria por 18.000 millones de dólares.

Recordemos que Toshiba ha estado en la punta de mira de muchos analistas y reguladores internacionales por motivos derivados de la crisis de la multinacional. Así pues, Toshiba protagonizó importantes desacuerdos con su auditor, que se negó a firmar las cuentas de la empresa, al intentar ésta ocultar que llevaba dos años consecutivos con patrimonio neto negativo (tres si nos atenemos a la contabilidad original de su auditor, previa a su aprobación condicional), lo cual constituía motivo de expulsión directa de la Bolsa.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.