Empresa

“¿Tienes alguna pregunta más?” Cómo responder al reclutador en una entrevista

"¿Tienes alguna pregunta más?" Cómo responder al reclutador en una entrevista

Uno de los momentos más importantes en una entrevista de trabajo es aquel en el que la persona encargada del proceso de selección te comenta si tienes alguna pregunta que hacerle. Te respondemos cómo resolver esta cuestión.

¿En alguna ocasión no has sabido cómo enfrentarte a la oportunidad de preguntar lo que quieras a la empresa o al responsable de Recursos Humanos al final de una entrevista de trabajo? Según la autora superventas Suzy Welch, la importancia de esta parte o momento de la entrevista reside en que puede constituir el impulso final para que seas contratado o, por el contrario, disminuir considerablemente tus posibilidades.

La experta en liderazgo recomienda tener cuidado en torno a esta pregunta y sobre todo, no meter la pata haciendo alguna pregunta anodina o superficial del estilo de “¿cómo sería un día normal para mí en la empresa?, algo que desde luego no te ayudará a destacar sobre el resto de los candidatos. Para aprovechar al máximo la oportunidad de brillar, las mejores preguntas que puedes realizar a un responsable de contratación deben reflejar dos cosas: que has estado escuchando y que piensas en grande, viéndote a largo plazo implicado en el proyecto de la empresa. 

Cómo sentarte en una entrevista de trabajo

Según Welch, “es tu oportunidad de demostrar que eres una persona totalmente comprometida”. Para ello, pon el foco de la pregunta en uno de los aspectos del trabajo que se hayan descrito, profundizando en sus funciones o características. Un ejemplo sería: “me encantaría saber más acerca de mi función en el departamento de atención al cliente y las responsabilidades que tendría”.

También es importante demostrar que piensas de forma “expansiva”, realizando una pregunta de futuro relacionada con la competencia, la industria o los proyectos a largo plazo de la compañía. Puedes preguntar acerca de un nuevo producto o servicio que la empresa acaba de lanzar, pedir información sobre una nueva tendencia que afecta al sector o aprovechar para mencionar un artículo que hayas leído para formular la cuestión, plasmando tu interés y tu permanente búsqueda actual de información.

Recuerda que hay temas que debes evitar durante esta parte de la entrevista, como los beneficios extra, las oportunidades de promoción o el salario. Todo ello puede discutirse una vez tengas la oferta sobre la mesa, pero no antes. 

Vía | CNBC

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.