Empresa

Tesla emitirá 1.500 millones de dólares en deuda “basura” para financiar su Model 3

tesla logo

Con el fin de garantizar la producción del Model 3, Tesla seguirá engrosando su abultada deuda, considerada ya como “basura” por Moody’s.

Tesla ha anunciado hoy que emitirá bonos de deuda por valor de 1.500 millones de dólares, con vencimiento en 2025, que se unirán a los 8.200 millones de dólares en préstamos que ya figuran en su balance  y de los que más de la mitad (4.700 millones) son deuda a largo plazo.

El objetivo de esta financiación no es otro que garantizar la producción del Model 3, la gran apuesta de Tesla para afianzarse en el mercado del motor de una vez por todas. Este vehículo, de ‘apenas’ 35.000 dólares, pretende posicionarse en el segmento eléctrico de gama media, con lo que la compañía de Elon Musk se enfrentará a una demanda de fabricación como nunca antes ha vivido. El propio fundador de la empresa tuvo ya que salir en el pasado a desmentir cualquier peligro de que la firma alcance una tasa de producción de 10.000 coches a la semana para el próximo año.

Los trabajadores de Tesla arman sus quejas a Elon Musk por el caos que viven en sus fábricas

Sin embargo, parece que los analistas no están nada convencidos de las promesas de Elon Musk. Hasta el punto de que la firma de calificación Moody’s acaba de clasificar estos bonos como de grado especulativo (B3) o, como suele llamarse normalmente, de “deuda basura”. En opinión de estos expertos, como adelanta MarketWatch, existen numerosos “riesgos de ejecución considerables asociados con la rápida subida en la producción de un vehículo totalmente nuevo”.

Además, Moody’s también arroja un jarrón de agua fría a cualquiera que pudiera esperar que Tesla presente beneficios en algún momento del futuro próximo, después de 14 años sin dejar de perder dinero, incluyendo el último trimestre. “Como resultado de la rápida aceleración de la producción del Model 3 y el aumento significativo de los gastos de capital requeridos bajo el plan de producción, esperamos que Tesla siga estando en negativo en 2019”, afirman los analistas, quienes prevén nuevas demandas de efectivo para mantener la empresa a flote en los tiempos venideros.

Hemos de recordar, además, que Moody’s no es la primera firma de inversión que da una mala recomendación sobre Tesla en los últimos tiempos. Hace apenas un mes, Goldman Sachs recomendó vender las acciones de este fabricante después de que la compañía de Musk incumpliera sus propias previsiones de ventas para el segundo trimestre del año (y, por supuesto, las del consenso del mercado).

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.