Empresa

Qué gigantes tecnológicos invierten más para influir en la UE

Qué gigantes tecnológicos gastan más para influir en la Comisión Europea

Los lobbies tecnológicos destinan grandes partidas presupuestarias a reunirse con Bruselas para tener influencia en la maquinaria legislativa de la Unión Europea. Te contamos cuáles son las empresas con más peso dentro de la Comisión.

Las compañías tecnológicas se han enfrentado a diversos conflictos legales y sanciones económicas por parte de Bruselas debido a su ingeniería fiscal para tributar menos, sus prácticas antimonopolísticas o el incumplimiento de normativas como el GDPR. Los gigantes estadounidenses del sector se reúnen varias veces al año con la Comisión Europea para incrementar su peso e influencia en la máquina legislativa de la Unión Europea. 

Los ‘pecados’ de Google en Europa: así es su ingeniería financiera para pagar menos impuestos

Tal y como plasma la siguiente infografía de Statista elaborada con datos procedentes de la Transparency International EU, la inversión de los lobbies tecnológicos en Bruselas es multimillonario. Recogiendo información referente al período de tiempo entre diciembre de 2014 y diciembre de 2018, el gráfico destaca tanto el presupuesto anual como la cantidad de reuniones de las grandes compañías tech con Margrethe Vestager y los suyos.

El que más veces se reúne con Brusela es Google, casi duplicando a la segunda posición. Los de Mountain View tienen un presupuesto anual de 6.000 millones de euros y un numero total de 203 reuniones con personal de la Comisión Europea. Le siguen el gigante Microsoft, con 5.000 millones de presupuesto y 110 reuniones a sus espaldas en los últimos cuatro años y Facebook, con 103 reuniones pero la mitad de partida presupuestaria, de 2.250 millones de euros.

Cuánto gastan los gigantes en Bruselas

Infografía | Statista

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.