Empresa

Técnicas de negociación que te ayudarán a conseguir un aumento

Técnicas efectivas de negociación para lograr un aumento de sueldo

Aunque no existe una fórmula del éxito absoluta, hay una serie de técnicas que puedes llevar a cabo si quieres conseguir una subida de salario.

A la hora de renegociar las condiciones económicas de tu salario, es recomendable ser cauteloso. Nunca es sencillo hablar con tus superiores sobre tu trayectoria profesional, sobre todo si te encuentras ante uno con un carácter “particular”, pero si lo has reflexionado adecuadamente y crees con firmeza que tus resultados y tu buen rendimiento deben desembocar en una revisión de tu salario, deberás poner en práctica una técnica apropiada, usando el lenguaje corporal y verbal apropiado, desde una posición de respeto.

Si supieras lo que gana tu jefe, ¿serías más productivo?

Escoge una o varias de las siguientes técnicas para negociar tu aumento. Recuerda que es fundamental encontrar el momento apropiado para hablar con calma y en intimidad, sin prisas y huyendo de los momentos de estrés como entregas de proyectos, reuniones o presentaciones de producto.

Técnicas para negociar tu subida de salario

  • Utiliza números precisos y concretos. Malla Mason, autor de un estudio para la Columbia Business School afirma que la exactitud conduce a pensar que has hecho una investigación exhaustiva centrada en esos números particulares.
  • Sugiere un rango de sueldo en lugar de un solo número: Esta posibilidad te permite obtener mejores resultados, negociar con más amplitud e incluso, por encima de tu objetivo deseado.
  • Comparte datos personales durante la negociación: Diversos estudios apuntan a que aquellos empleados que han compartido datos relevantes para negociar asuntos relativos al sueldo o al desempeño -desde aficiones a lugares de origen- obtuvieron mejores resultados que aquellos que se centran exclusivamente en el aspecto monetario. Esto sucede porque envías la señal de que eres digno de confianza. 
  • Tómate la negociación como una competencia contra ti mismo: Para desarrollar tus capacidades  y ascender debes implementar estrategias competitivas y de colaboración que aborden los problemas de forma abierta sin ser complaciente ni tampoco agresivo.
  • No rehuyas el contacto visual durante la negociación: Como hemos señalado en múltiples ocasiones, el lenguaje corporal es fundamental para tener éxito. Mirar a tu interlocutor es fundamental para causar una buena impresión y dar impresión de confianza y alta autoestima. 
  • Expón tus preocupaciones e inquietudes en torno al aumento: No tienes porqué parecer feliz u ocultar tu decepción. Si tu gerente o responsable conoce todas tus inquietudes y pensamientos podrá ponerse mejor en tu lugar y sopesar tu situación con todos los puntos sobre la mesa.
  • Haz tú la primera oferta: De esta manera, establecerás “el ancla” de la negociación o punto de partida -tanto a efectos de diálogo como en términos económicos- para iniciar la previa a tus objetivos.
  • Consigue que tu interlocutor hable de si mismo: Segun la neurocientífica de Harvard Diana Tamir, los efectos neurológicos de hablar de uno mismo provocan sensaciones de placer similares a la comida o el dinero.
  • Clasifica y comparte tus prioridades: En una oferta de trabajo o en una entrevista, puedes relatar si el salario es lo más importante para ti, o por el contrario, priorizas otros aspectos como las vacaciones, la flexibilidad y la conciliación laborales, la posibilidad de ascenso o la ubicación.
  • Pregunta acerca de las prioridades de la empresa: De esta manera podréis buscar soluciones de compromiso mutuo beneficiosas para ambas partes.

Estas son algunas de las mejores técnicas de negociación con las que podrás, por ejemplo, conseguir un aumento de sueldo. ¿Conoces algunas más?

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.