Empresa

Take Eat Easy tira la toalla ante el empuje de Deliveroo y UberEats

Take eat Easy tira la toalla

La startup Take Eat Easy (referente en la entrega de comida a domicilio en Europa) echa el cierre de forma inmediata ante la imposibilidad de captar capital y la creciente competencia.

Hace justo dos semanas que Take Eat Easy anunciaba su gran hito: superar el millón de entregas de comida a domicilio en España, Francia, Bélgica y Reino Unido. Sin embargo, esta hazaña no ha evitado el triste final de esta compañía, que ha echado hoy el cierre ante la dificultad para conseguir financiación y la intensa competencia proveniente de rivales como Deliveroo o UberEats.

La financiación ha sido el factor fundamental que ha dado al traste con las esperanzas de este startup. Y es que, mientras que Deliveroo captó más de 200 millones de euros en 2015, Take Eat Easy apenas logró un apoyo económico de 16 millones de euros, insuficiente para plantar cara en igualdad de condiciones, más aún en un mercado donde el marketing y la capacidad de llegada al público objetivo tiene un coste tan alto.

Si a este elemento le unimos la creciente competencia, tenemos el cóctel perfecto para la defunción de este actor, tan rompedor en sus inicios por su modelo de negocio (entregar cualquier pedido en menos de media hora en las principales ciudades europeas). En ese sentido, la entrada de UberEats en este negocio o el inminente lanzamiento de Amazon en el sector Premium han hecho que los inversores se muestren cautos y quieran primero ver el impacto de estos dos gigantes en el mercado.

Más de 150 personas perderán su empleo al pinchar esta startup en los cuatro mercados principales en que operaba Take Eat Easy hasta el momento.

Take Eat Easy en números

En el mercado francés, Take Eat Easy tenía presencia en un total de 13 ciudades, 8 de las cuales se habían abierto entre 2015 y 2016. El crecimiento también fue destacado en Bélgica, con un total de 4 mercados locales que incluían la zona de habla belga y flamenca del país. En nuestro país, Take Eat Easy daba servicio a tres ciudades (Madrid, Barcelona y Valencia).

En número de clientes, la aventura de Take Eat Easy tampoco iba mal: si hace un año apenas superaban los 30.000 usuarios, en la actualidad más de 350.000 personas estaban registradas en esta app. Igualmente sucede con los restaurantes adheridos a la plataforma: de 500 a más de 3.000 en el momento del cierre.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.