Empresa

La patente única europea entra en suspenso por una denuncia de los tribunales alemanes

El sistema de la patente única europea entra en suspenso, de momento

Una denuncia de los tribunales alemanes suspende momentáneamente la patente única europea y podría conllevar a que se aborde una nueva ley comunitaria del sistema.

Según han publicado diversos medios de comunicación alemanes, el Tribunal Unitario de Patentes (UPC) y la patente única europea podrían violar la ley alemana. A pesar de que ya existe un sistema de patentes a escala europea, en el momento de una infracción esta se decide bajo las leyes de cada país, por lo que la denuncia de este país europeo provoca que, al menos de forma momentánea, la ley entre en suspenso mientras el Tribunal Constitucional estudia el caso.

¿Cómo registrar una patente en España?

Desde 2014, los países europeos han ratificado progresivamente el acuerdo. Para el proceso ha resultado clave la intervención de Reino Unido -antes de abandonar la UE-, Alemania y Francia, que aprobó el acuerdo en 2014 mientras que España e Italia lo han rechazado por el régimen lingüístico. De hecho, nuestro país es uno de los que se oponen de forma más férrea.

¿En qué consiste la patente única europea?

El propósito del conjunto de medidas de la UE  sobre patentes es simplificar el acceso al sistema de patente y lograr que sea más seguro y menos costoso desde un punto de vista jurídico, estableciendo protección uniforme de las patentes  en todos los Estados miembros participantes. La patente unitaria coexistirá con patentes europeas ordinarias concedidas por la Oficina Europea de Patentes (OEP), que deben atravesar un procedimiento de validación nacional en los Estados designados.

Para solicitar una patente unitaria, su titular debe presentar en el plazo de un mes desde la fecha de la concesión, una “solicitud de efecto unitario” y, durante un período transitorio, la traducción aplicable. Tal y como señalan desde la revista especializada Wipo- de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual-, las patentes europeas seguirán concediéndose en alemán, francés o inglés. Las que están en inglés deberán traducirse a cualquier otro idioma de un Estado miembro de la Unión Europea, mientras que las presentadas en alemán o francés se traducirán al inglés.

Una de las principales ventajas es que, una vez concedida -tras ello deberán abonarse de forma anual de tasas de renovación progresivas-, es posible hacer valer, ceder, revocar y limitar una patente unitaria en todos los Estados miembros participantes, y esta puede dejar de surtir efecto en todos ellos, además de poder ser cedida bajo licencia con respecto a la totalidad o una parte de los territorios de los Estados

España no se adhiere, por el momento

Las patente única europea puede validarse en hasta 38 Estados que son partes en el Convenio sobre Concesión de Patentes Europeas y en dos Estados a los que se hace extensiva su aplicación (Bosnia y Herzegovina y Montenegro). Unicamente los Estados de la Unión Europea (UE) podrán ser parte en el Reglamento sobre la patente unitaria. Sin embargo, tanto España como Italia no lo han querido adoptar.

El ministro De Guindos indicaba el pasado mes de abril que nuestro país no se adhiere a la Patente Unitaria debido a la exclusión del español como lengua cooficial y por dudas respecto a la seguridad jurídica, al asumir que los litigios se llevarán a cabo ante el Tribunal en una de las tres lenguas oficiales, alemán, inglés y francés.

Sin embargo, el presidente de la Oficina Europea de Patentes, Benôit Battistelli, afirmaba recientemente como salida que si nuestro país decide unirse a la Patente Unitaria, se podría crear una división local en Madrid o en Barcelona del Tribunal Europeo Único. En ella se podía emplear el español, lo que posibilitaría a las pymes españolas defender su propiedad intelectual a nivel europeo en España y en español.

Fuente | Silicon | Wipo

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.