Empresa

Steve Ballmer y Bill Gates rompieron su amistad por culpa de los smartphones

microsoft-steve-ballmer-bill-gates

La apuesta de Steve Ballmer por el hardware móvil le enfrentó directamente con Bill Gates y el resto de la junta directiva, quienes rechazaban el lanzamiento de Surface o la compra de Nokia.

Cuando Bill Gates cedió el liderazgo de Microsoft a Steve Ballmer, todo el sector tecnológico entendió que se trataría de una transición entre dos buenos amigos que se admiraban mutuamente. Sin embargo, su amistad no pudo soportar los devenires de la compañía, acabando por romperse en los últimos años de Ballmer al frente de los de Redmond.

En ese sentido, la estrategia de Steve Ballmer de apostar por vender dispositivos móviles (las tablets Surface y los smartphones con Windows Phone, compra multimillonaria de Nokia incluida) fue el germen de la discordia entre ambos directivos. El actual dueño de Los Angeles Clippers -el popular equipo de la NBA- ha reconocido en una entrevista en Bloomberg que él y Gates se “distanciaron” debido a “un desacuerdo sobre si Microsoft debería fabricar sus propios teléfonos y tabletas”. 

En concreto, el exdirectivo reconoció que se produjo un “desacuerdo fundamental sobre lo importante que era estar en el negocio del hardware. Había impulsado la Surface, pero la junta había sido un poco reacia a apoyarla, y entonces las cosas llegaron al clímax en torno a qué hacer con el negocio del smartphone“.

En sus propias palabras, “definitivamente no fue algo sencillo para ninguno de los dos”. Ballmer explicó además que “hacia el final, todo se volvió un poco más difícil, especialmente con el cambio de dirección estratégica y dado que el precio de las acciones no iba a ninguna parte, por lo que el resto del consejo de administración sintió presión… a pesar de que los beneficios estaban funcionando bien”.

Pese a que el negocio de dispositivos móviles no ha logrado consolidarse en Microsoft (abandonando la producción de los históricos terminales de Nokia), Steve Ballmer no se arrepiente de su apuesta por los smartphones: “Me habría metido en el negocio del hardware más rápido y reconocería que lo que teníamos en el PC, donde había una separación de chips, sistemas y software, no iba a reproducirse en gran medida en el mundo móvil”, ha confesado.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.