Empresa

Steve Ballmer reconoce que Microsoft entró tarde en el negocio del hardware por su culpa

Steve Ballmer

Según Steve Ballmer, el fracaso de Microsoft en la venta de smartphones se debió a su falta de previsión sobre el potencial de esta industria.

El exconsejero delegado de Microsoft, Steve Ballmer, ha dejado por un momento su labor al frente del equipo de baloncesto de Los Angeles Clippers para hacer repaso de su etapa al frente de la mayor compañía de software del mundo. Una etapa que estuvo marcada por una tímida apuesta por algunos de los negocios más lucrativos hoy en día -como la nube o los servicios empresariales- y por el sonado fracaso de su división de movilidad y la controvertida compra de Nokia en 2013.

A este respecto, Ballmer ha admitido en una reciente conferencia que no hizo todo lo que estaba en su mano para liderar la, en su momento, incipiente industria del smartphone. “Las empresas logran el éxito con tres elementos: una buena idea, el talento adecuado y la capacidad para ejecutar esa idea. Pero no siempre es fácil lograr esas capacidades de la noche a la mañana”, ha indicado el exdirectivo. “Si tienes suerte de cumplir los dos primeros puntos, tienes la oportunidad de aprovechar esa capacidad nueva. Pero creo que yo era demasiado lento a la hora de reconocer estas posibilidades”.

Una confesión en toda regla que aclara el propio Steve Ballmer: “Me hubiera gustado haber podido construir una compañía de hardware con liderazgo mundial, porque una de las mejores expresiones del software es esencialmente el hardware… y hemos llegado tarde. Creo que Microsoft debería haber fusionado ambos mundos bajo mi dirección, antes que otros”.

Lo cierto es que el negocio móvil que Ballmer impulsó resultó ser muy débil en comparación con los dos grandes contendientes de esta particular arena (Google y Apple), hasta el punto de que hoy en día es ya historia de la compañía. Todo lo contrario que la línea de tablets Surface, creada bajo la batuta del primer heredero de Bill Gates, que está logrando un peso cada vez mayor en la estrategia de los de Redmond.

“El fallo fue que utilizamos las técnicas equivocadas. Elegimos mal el modelo de monetización y tuvimos el modelo de entrega equivocado. Por todo eso no pudimos construir estas nuevas capacidades”, añadió Ballmer.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.