Empresa

SoundCloud, obligada a reducir costes, despide al 40% de su plantilla

Escrito por Marcos Merino

La compañía de deshace de 173 trabajadores y de 2 de sus 3 oficinas tras el fracaso de las negociaciones con Deezer para que adquiriera la plataforma.

Hace unos años SoundCloud proyectaba en el mercado europeo una imagen de startup con gran potencial de crecimiento. Tras su fundación, ahora ahora exactamente 10 años, esta plataforma de audio en la nube ha tenido que hacer frente a un largo periodo de incertidumbre, que finaliza ahora de la peor manera posible: anunciando el despido del 40% de su plantilla, así como el cierre de 2 de sus 3 oficinas (manteniendo únicamente la original en Berlín y deshaciéndose de las que poseía en San Francisco y Londres). Ha habido sorpresa por lo repentino de la medida, pero no por la situación económica de la empresa que la ha motivado.

Su CEO, Alexander Ljung, reconocía que el nivel de suscripciones de la plataforma se alejaba del que los directivos de la compañía esperaban alcanzar, lo que les obligaba a reducir costos, “asegurando nuestro camino a largo plazo” y situándoles así “en el camino hacia la rentabilidad” y hacia un “futuro independiente” para SoundCloud. Esta última mención explícita ha extrañado a muchos, dado que existían rumores insistentes en las últimas semanas de la existencia de negociaciones con Deezer para la adquisición de SoundCloud (así como de que el fracaso de las mismas podría ser el motivo último de esta repentina ola de despidos).

Tampoco parece que la independencia de la compañía haya sido la meta perseguida por Ljung en los últimos 3 años, dado que, antes de sentarse con Deezer, estuvo hasta hace unos meses en negociaciones con Spotify (que fracasaron fundamentalmente porque los suecos no querían “añadir otro dolor de cabeza más a la salida a bolsa“), y dos años antes lo había intentado también con Twitter. En este caso, dicha compañía aceptó invertir en SoundCloud más de 60 millones de euros a principios de 2016, un movimiento con el que la red de microblogging parecía querer buscar su propio hueco en el mercado de la música en streaming y atraer a los creadores de contenidos a su propia red (Jack Dorsey llegó a comparar este acuerdo con la adquisición de Vine y Periscope).

Los 173 despidos anunciados por Ljung quizá ayuden a cuadrar las cuentas a corto plazo, pero no despejan las dudas sobre la estrategia o viabilidad de la compañía.

Vía | Musically

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.