Empresa

‘Sorpasso’ de Google a Apple: ya es la marca más valiosa del mundo

Google declina las acusaciones de Bruselas que acusan a Android de posición dominante en el mercado
Escrito por Eduardo Álvarez

Un estudio de mercado sitúa a Google como la marca más valiosa del mundo. Supera a Apple, que ha ocupado el trono durante cinco años consecutivos.

Apple contra Google, una cantinela que lleva sonando ya más de una década y que amenaza con hacerse omnipresente. Las dos compañías tecnológicas más importantes del mundo luchan por convertirse en la más valiosa, una carrera en la que Google acaba de situarse por delante.

Tras cinco años consecutivos copando el ranking como la compañía más valiosa, Apple se ha visto superada por Google. El cambio de paradigma es el reflejo de los problemas que está teniendo el fabricante del iPhone para aumentar las ventas de sus dispositivos, que siguen siendo muy elevadas pero que decrecen a un ritmo sostenible.

El débil resultado de Apple en 2016 -salvando a los iPhone 7 y 7 Plus, que se venden a todo tren– ha propiciado que Google le pase a toda velocidad. Un 27% de su valor es lo que se dejó la primera de ellas en los últimos doce meses, en contraste con el espectacular crecimiento del 24% de la segunda.

Con 109.500 millones de dólares de valoración, los de Mountain View se sitúan como la empresa más poderosa en general, especialmente en el sector tecnológico, seguida de cerca por su mencionado rival y también por Amazon, otra compañía que da un salto con +53% de valoración en 2017.

Estos son los cinco primeros puestos:

  • Google (+24%)
  • Apple (-27%)
  • Amazon (+53)
  • AT&T (+45%)
  • Microsoft (+13%)

Estas son las tecnológicas mejor valoradas por los usuarios en Europa

Así lo dice Brand Finance’s Global 500, la clasificación que elabora la consultora líder del sector de la comunicación a nivel mundial. También se establecen apartados similares en los que se compartimentan datos sobre distintos mercados, desde el de la alimentación hasta el de los juguetes.

Los motivos para el sorpasso van más allá de los problemas que Apple pueda tener para vender hardware, sobre todo ordenadores portátiles MacBook y sobremesa iMac. La fidelidad es un rasgo característico de los usuarios de Google que cuenta con una red de aplicaciones y servicios muy completa, con fuerte presencia tanto en Android como en iOS. Son tantas que algunas de ellas son completamente desconocidas.

Android, el sistema operativo móvil, es uno de los principales activos de la firma. Mantiene el control de su desarrollo, aunque son los fabricantes de dispositivos móviles lo que luego lo implementan en sus terminales. Google consigue así que el flujo de clientes hacia sus aplicaciones sea constante y creciente, sobre todo a medida que este SO se afianza en el liderato entre móviles, tablets y ahora en ordenadores portátiles.

Compara los precios de todos los Chromebook a la venta en Amazon España: son una auténtica ganga

Los llamados Chromebook prometen ampliar el dominio de esta firma más allá de los dispositivos móviles. Ya ha conseguido desplazar a Apple, y ahora va a por la principal fuente de ingresos de Microsoft. Estos portátiles baratos son todo lo que necesita la mayor parte de los usuarios de Internet, y su bajo coste los convierte en apetecibles.

La metodología de este estudio no sólo toma como referencia el precio de las acciones en el mercado bursátil. De hecho, es un factor más a tener en cuenta, junto con la inversión en marketing, familiaridad, lealtad, satisfacción del personal y reputación corporativa. De momento, la imagen que proyecta Google es mayoritariamente positiva en todo el mundo, y eso pesa mucho.

Vía | Brand Directory

Sobre el autor de este artículo

Eduardo Álvarez

  • Sandra Trujillo

    Se usa gratuitamente la palabra italiana “sorpasso”, que o bien debería usarse como término específico para el adelantamiento de un país a otro, con respecto al PIB (palabra que no tenemos en español con este matiz) o de un partido político a otro.

    De lo contrario, podemos empezar a usarla hasta cuando un futbolista marque más goles que otro: “Sorpasso de Mesi a Ronaldo…”. Así de absurdo queda cuando se usa indiscriminadamente una palabra, haciendo que pierda parte de significado e igualándola con términos que ya existen en nuestro idioma.