Empresa

SONY se mete de lleno en la inteligencia artificial con la compra de Cogitai

sony_moble

SONY ha confirmado la compra de Cogitai, una startup californiana especializada en inteligencia artificial y ‘machine learning’. Futuros robots de SONY podrían incorporar esta tecnología.

SONY continúa tratando de reorientar su negocio a las áreas con más proyección en estos momentos, como la robótica, los sensores de imagen, la realidad aumentada o los drones. Así, y después de comprar los sensores de imagen de Toshiba o  la startup de realidad aumentada y virtual Softkinetic, -y de desprenderse de algunos negocios en declive como Vaio-, ahora hemos conocido que la empresa nipona se acaba de hacer con una nueva compañía especializada en inteligencia artificial.

La startup recién adquirida recibe el nombre de Cogitai y es una empresa californiana de nuevo cuño (apenas dos años de vida) que aprovecha el ‘machine learning’ para que los dispositivos puedan aprender de forma autónoma distintos comportamientos o respuestas ante estímulos y hábitos que van detectando conforme interactúan con su entorno.

La inversión en Cogitai puede tener consecuencias inmediatas, como el lanzamiento de nuevos productos de SONY basados en esta tecnología de inteligencia artificial, los cuales podrían cobrar la forma de un robot doméstico. Este extremo aún no está confirmado por la multinacional de origen japonés pero es el paso natural que una firma especializada en hardware como SONY podría dar con una compra de esta índole. Más aún si se tiene en cuenta que la robótica es uno de los pilares en los que la empresa confía para recuperar la fortaleza perdida en su travesía por el mercado de smartphones y de televisores.

SONY y la inteligencia artificial

Más allá de esta adquisición, Sony tiene una larga historia de investigación y desarrollo en inteligencia artificial. En 1999, Sony lanzó AIBO, un robot completamente autónomo, que incorporaba capacidades de reconocimiento de caras y reconocimiento de voz, tecnologías que luego se incorporaron a productos y servicios como sus cámaras digitales y servicios de recomendación de programas de TV de Sony.

Además, Sony creó un Laboratorio de Dinámicas de Inteligencia en 2004, que estudiaba el desarrollo autónomo de la inteligencia en una vertiente conocida como inteligencia dinámica, que se basa en la predicción y el autodesarrollo de la motivación intrínseca. Estas actividades fueron disgregadas en 2006 entre distintos grupos de I+D.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.