Empresa

Sólo tres de cada diez empresas españolas dan formación a sus trabajadores

Formación

En un país donde la mitad de los desempleados no tiene la enseñanza secundaria, la formación continua es una opción para el reciclaje profesional.

La formación continua en las empresas es la fórmula idónea para que los trabajadores puedan adquirir las habilidades profesionales que su compañía demanda en cada momento, adaptándose así a las necesidades del mercado y alineándose mejor con los objetivos de negocio de su organización. Sin embargo, y mientras que antes de la crisis crecía el número de entidades que ofrecían este servicio a sus empleados crecía a un ritmo del 5%, a partir de 2013 éste lo hace a un raquítico 2%. Ello hace que, hoy por hoy, apenas el 30% de las empresas españolas ofrece cobertura formativa a sus trabajadores.

Un dato insuficiente y que deja a España a la cola de la formación continuada en Europa que compensaría la escasa enseñanza de base con que cuenta la base laboral de nuestro país. No en vano, según los datos analizados por Aenoa y basados en la Encuesta de Población Activa, la tasa de paro de quienes sólo tienen estudios primarios es muy alta (37%), muy por encima de los que disponen de estudios superiores (14%). Además, las estadísticas señalan que el 52% de los desempleados no han superado la educación secundaria.

En este sentido, y de un modo colateral, la formación continua es el instrumento con el que las empresas buscan mejorar las aptitudes y capacidades de sus empleados, por lo tanto es un factor que puede incrementar la competitividad de las empresas. Sin embargo, muchas de ellas, especialmente las micropymes, desconocen cómo pueden aprovechar estos sistemas de formación de carácter público, como es el caso de la formación bonificada, cuya financiación se obtienen de las cuotas que todas las sociedades pagan a la Seguridad Social.

Es decir, que el coste de esos cursos de formación lo bonifican las empresas a través de sus cuotas. Pese a ello, la demanda de formación por parte de empleados y empresarios de micropymes de España es tan sólo del 30%, frente al 50% de los trabajadores en Alemania o el 60% en los países nórdicos.

Administración, Medio Ambiente y marketing, los cursos más demandados

Los cursos que se han impartido en los últimos años están relacionados principalmente con las áreas de administración y gestión, seguridad y medio ambiente, Comercio y marketing, y otras materias transversales. A su vez, los contenidos principales son los de Prevención de Riesgos, inglés, gestión comercial, higiene alimentaria e Informática.

En España, en el sector de la formación continua participan más de 470.000 empresas privadas, deduciendo parte de los costes de formación en los seguros sociales y facilitando el reciclaje profesional de casi 3.300.000 profesionales. En este sistema formativo las empresas utilizan anualmente unos 580 millones de euros de los fondos disponibles para formación en el empleo.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.