Empresa

Sólo el 34% de los trabajadores españoles está orgulloso de su empresa

Qué hacer cuando somos despedidos y estamos en paro

Las diferencias de reputación, formación y acceso a la tecnología entre la clase trabajadora y los mandos directivos es enorme en España, según un estudio.

Una empresa no sólo se mide por su productividad o por el rendimiento de sus trabajadores, sino que también se valora -cada vez más- su carácter mismo como organización y la reputación de la misma. Unas asignaturas en las que, por el momento, las compañías españolas no aprueban ni de lejos.

Así lo asegura un reciente estudio de Oracle, en el que se afirma que apenas el 34% de los empleados no directivos en España asegura sentirse orgulloso de trabajar para su organización. Por el contrario, el 59% de los directivos se siente de este modo. Ese mismo informe asegura que solo el 19% de los no directivos siente que su empleador se preocupa sobre su bienestar general, por un escaso 28% percibe a sus jefes como alguien visible y cercano.

Un ‘gap’ que se reproduce también en la formación y el fomento de las carreras profesionales de los trabajadores. Solo el 28% de los no directivos en España dice que su aprendizaje y formación forma parte de su plan de desarrollo, comparado con casi el 57% de directivos. Al mismo tiempo, apenas el 23% ha recibido un plan de desarrollo regular en la empresa el año pasado, comparado con el 54% de los directivos.

Este vacío en la satisfacción del empleado tiene un impacto en la cultura empresarial que va mucho más allá de las compensaciones económicas. Los trabajadores de base y mandos intermedios tienen sombrías perspectivas sobre su futuro en la empresa actual, tanto en sus posibilidades de ascenso como en un futuro a largo plazo dentro de la compañía.

Los resultados del estudio también muestran que los empleados no directivos también parecen estar poco satisfechos con las tecnologías de colaboración que tienen a su disposición. Solo el 25% siente que su empleador le ofrece herramientas de aprendizaje online o colaborativas que les sirvan para el desarrollo de su carrera, comparado con el 51% de los directores. Este resultado sugiere que o bien las empresas están ‘reteniendo’ valiosos recursos al personal de base, o que hay grandes diferencias en las expectativas de los empleados senior y los no directivos sobre las tecnologías empresariales.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.