Empresa

Sólo el 10% de los empleos se consiguen a través de un currículum

entrevista
Escrito por Eduardo Álvarez

El barómetro del CIS refleja la inquietante realidad del mercado laboral español, en el que el principal método para encontrar empleo son los contactos familiares.

El mercado laboral español da muestras de recuperación, al menos en lo que respecta al paro registrado y las altas en la Seguridad Social. Sin embargo, son demasiados los interrogantes que surgen en otros aspectos. Uno de ellos es el de las posibilidades de encontrar un nuevo empleo, tremendamente reducidas si no posees los contactos suficientes.

Así lo dice el barómetro del CIS del mes de febrero, en el que se refleja cómo encuentran trabajo los españoles. Las cifras son verdaderamente inquietantes para un mercado laboral que afrontó la crisis como el último tren para modernizarse: sólo el 10% de los empleos se consiguen entregando un currículum.

Si se desglosan las cifras de forma completa, son verdaderamente preocupantes. Sumando los que responden haber encontrado empleo por medio de un familiar, junto con los que dicen haberlo hecho a través de un amigo, y por último añadiendo los que lo hicieron gracias a un conocido, el número de personas que accedieron a un trabajo gracias a sus contactos alcanza el 41,3%, más de 4 de cada 10 puestos de trabajo.

Esto significa, en la práctica, que el mercado laboral no existe. Si entendemos el mercado como un lugar virtual en el que existe una amplia oferta y demanda de empleo y mano de obra, significa que la mayoría de puestos de trabajo no llegan a estar abiertos a la competencia, sino que se adjudican en base a criterios sin dar prioridad a la cualificación o la experiencia, sino a las conexiones.

Del 50% restante, esos que no encuentran empleo gracias a sus conocidos o a su currículum, todo está muy repartido. El 11% opta por hacerse funcionario gracias a unas oposiciones, cifra que vive un ligero repunte. Con menos del 4%, encontramos un miríada de formas de encontrar trabajo que pueden considerarse como residuales: las ETT, anuncios en prensa o a través del centro de estudios.

Las mejores alternativas a Infojobs

Entre las formas que aportan menos del 5% del empleo encontramos dos muy llamativas: Internet y las agencias públicas de colocación. Es sorprendente que las webs de empleo online, las más utilizadas por la mayoría de los parados, apenas sean capaces de colocar al 2,9% de las personas, mientras que los servicios públicos se quedan con el 3,7%.

En España, el INEM y sus herederos autonómicos funciona como meras agencias de gestión de subsidios por desempleo y de otro tipo, más que como verdaderas agencias de colocación. En un contexto en el que las ETT no han tomado el relevo, esto supone un auténtico varapalo a las expectativas de encontrar trabajo.

Cuatro errores comunes al buscar trabajo

Por último, pero no menos importante, queda la cifra de personas que deciden hacerse autónomas, que se ha disparado hasta el 12,9%. Sin duda algo tienen que ver las facilidades dadas por el Gobierno en los últimos años, aunque también el número de falsos autónomos, auténticamente desbocado. Según la UPTA, hay 175.000 empleados por cuenta propia que sólo trabajan para una empresa.

Los datos aportados por el CIS muestran un mercado laboral arcaico y anclado en tradiciones que han demostrado su falta de eficacia. La competencia a la hora de encontrar empleo es una de las vías más rápidas a la hora de mejorar la productividad laboral, pues las empresas consiguen a los mejores trabajadores y los asalariados pueden encontrar mejores ofertas. Sin embargo, en España esta posibilidad se ve tremendamente reducida por la querencia a los contactos y a los denominados “enchufes”.

Una cosa que hay que valorar, es la diferencia entre sectores y zonas geográficas. Los sectores relacionados con la tecnología son bastante más dinámicos a la hora de contratar y seleccionar a los empleados.

Sobre el autor de este artículo

Eduardo Álvarez