Empresa

Solamente 9 de cada 100 autónomos españoles son menores de 30 años

Solamente 9 de cada 100 autónomos españoles son menores de 30 años

La radiografía de los trabajadores por cuenta propia en nuestro país apunta hacia el problema del envejecimiento: mientras que la cantidad de autónomos mayores de 45 no deja de subir, los menores de 30 son la rara avis del segmento.

Cada vez son menos los jóvenes españoles que deciden apostar por el autoempleo y darse de alta como autónomos. El informe Observatorio de Ocupaciones, realizado por el Ministerio de Empleo apunta hacia un considerable incremento de la edad media de los trabajadores por cuenta propia: sube en diez puntos el porcentaje de mayores de 45 y años, mientras que el de menores de 30 cuenta con una escasa cifra. Así, el segmento más joven sigue cuesta abajo y sin frenos.

Ayudas e incentivos para autónomos y pymes que hagan contratos en prácticas

Este documento revela que todos los tramos de edad a partir de los 45 años han experimentado una importante subida, un fenómeno que contrasta con los menores de 30, cuya presencia es cada vez menos significativa. Entre 2012 y 2016, el porcentaje de autónomos con edades comprendidas entre los 55 y los 59 años creció un 14%. Los mayores de 59 subieron 10%, un porcentaje en el que también crecieron los profesionales entre 50 y 54 años. Además, los autónomos de 45 a 49 años se incrementaron en un 7%.

Si echamos un vistazo a la evolución del trabajo por cuenta propia por edades en la última década en España, hace diez años menos de la mitad (45%) eran mayores de 45, mientras que en la actualidad este sector ha subido diez puntos porcentuales, un evidente indicio del envejecimiento que sufre. Los mayores de 45 ya son a día de hoy 1.765.350 trabajadores. 

Los menores de 30, la rara avis

La representación de los profesionales más jóvenes en el colectivo no ha dejado de menguar. Solamente en el último ejercicio, nuestro país ha perdido 6.600 autónomos menores de 30, cuya representación es irrisoria, ya que únicamente un 8,89% de estos trabajadores están todavía en la veintena. 

Las raíces del envejecimiento confirman la necesidad urgente de fomentar este tipo de empleo a edades más tempranas y revela que el sistema experimente un cambio radical, ya que de lo contrario el RETA será insostenible y a medio-largo plazo no podrá autoabastecerse con sus cotizaciones.

Fuente | Cinco Días

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.