Empresa

Siguiendo estos hábitos podrás ser cada día más inteligente

habitos ser inteligente

Quizá la genialidad no sea solo cosa de suerte o genética. Te enseñamos algunos sencillos hábitos con los que poder ser más inteligente día tras día. Reflexionar profundamente y leer te ayudarán a ser cada vez más listo y brillante.

Mucho se ha hablado de los genios desde la antigüedad, pero a veces cuando hacemos referencia a este tipo de mentes privilegiadas del mundo de la ciencia o la cultura pareciera que lo son por acción divina o su propia condición.

Esta claro, que existe una capacidad inherente en todos ellos y que no todo el mundo puede conseguir escribir melodías como las de Mozart o alcanzar el premio Nobel de Física. Pero aunque quizá no todos podamos optar a ser ese tipo de mentes brillantes si que podemos conseguir ser más inteligentes con un poco de esfuerzo y constancia.

De hecho, cada vez más investigaciones muestran que, si bien el talento es realmente responsable de algunos resultados extraordinarios, la mayoría de los logros generalmente resultan de una combinación de práctica, hábito y mentalidad.

Por ello aquí te contamos algunos hábitos que podrán ayudarte a ser más inteligente día tras día.

Dedica un tiempo a reflexionar

Los mejores ejercicios de meditación para tu día a día

Cada día dedica una pequeña parte de tu rutina a preguntarte por qué haces las cosas que haces. No se trata de reflexionar sobre por qué te vistes o pagas las facturas, si no de intentar reflexionar sobre aquello que te emociona, preocupa o interesa.

Hacerte una pregunta difícil todos los días y tomarte el tiempo necesario para reflexionar en profundidad contribuirá a que nuestra mente se acostumbre a pensar y con ello poco a poco se acostumbrará a al pensamiento crítico.

Lee 20 minutos al día

Leer libros online de descarga gratis en Planetalibro

Leer es sin duda un gran entrenamiento para la mente y algo que nos llevará a ser más brillantes. Enfrentarse a textos algo más complejos o artículos cada vez más complejos te permitirán ir adquiriendo poco a poco una mayor capacidad de análisis y reflexión.

Al mismo tiempo, familiriarizarte con ideas y términos más complicados a medida que consigas un hábito podrá hacerte capaz de construir respuestas y reflexiones cada vez más complejas. Leer también incluye hacer caso a aquellos pensamientos tangentes que surgen en la propia mente mientras interpretamos lo que el escritor intenta decir. Y ahí es donde el cerebro hace el trabajo real de afilarse.

Concéntrate

Una manera de ir entrenando nuestra mente para conseguir ser cada vez más inteligentes  es pasar ciertos periodos de tiempo plenamente concentrados en algo. En estados de profundo enfoque, cuando una actividad nos desafía y nos empuja, también estamos perfeccionando nuestra maquinaria mental general.

Estamos mejorando nuestra capacidad para interiorizar esa información, y este proceso presenta una ventaja intelectual que se transfiere fácilmente.

Aprender a aprender es una de las cualidades más importantes que se requieren en un mundo en constante cambio. Introduciendo estos sencillos hábitos en nuestra rutina, conseguiremos exigirnos a nosotros mismos cada vez más.

Vía | CNBC

Sobre el autor de este artículo

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.