Empresa

Señales de que tu entorno de trabajo es tóxico (y las claves para desintoxicarse)

Entorno de trabajo toxico

Si cada día vas a la oficina cabizbajo y cuentas los minutos – por no decir los segundos – para que llegue el fin de la jornada, puede que tu entorno de trabajo sea tóxico. Descubre cómo identificar un mal ambiente de trabajo y las claves para desintoxicarse.

Cada día estás menos motivado y levantarte de la cama para a ir a trabajar se convierte en un reto mayor… Puede que necesites cambiar de empleo o dormir más horas, pero también es posible que tu falta de entusiasmo sea consecuencia de un ambiente de trabajo tóxico.

El éxito de una compañía depende de sus empleados, pero el éxito de los empleados también depende de la empresa. La realidad es que mucha compañías no valoran la importancia del bienestar del trabajar y el impacto que puede tener su felicidad sobre su desempeño y, consecuentemente, sobre los resultados de la empresa.

La cultura empresarial es uno de los principales impulsores del éxito personal y colectivo“, revela Annie McKee en su libro “How to be Happy at Work“. La experta en felicidad en las empresas también revela las claves para identificar un ambiente de trabajo tóxico:

  • Hay mucha presión por alcanzar resultados irreales a corto plazo.
  • Nadie muestra respeto por los demás, especialmente tu jefe.
  • En general hay una actitud pesimista en la oficina. Buscan problemas en vez de soluciones.
  • No existe un objetivo común que una a toda la empresa.
  • Hablan mucho sobre sus excelentes valores, pero ninguno realmente se lleva a la práctica.
  • Nunca muestran aprecio por el trabajo por hecho.
  • Hay desigualdad de condiciones o trato entre trabajadores.
  • Toleran las ofensas y las actitudes poco cívicas.
  • Retar a tus superiores está prohibido.

Trabajar en una empresa con una cultura tóxica no solo es una barrera para llegar al éxito, también es una causa de infelicidad.

Tipos de empleados tóxicos y cómo evitarlos

En vez de rendirte y dejar que tu trabajo te amargue, McKnee recomienda intentar desintoxicar a la compañía y promover una cultura positiva en la empresa.

Estas son los rasgos de un ambiente de trabajo positivo y deseable:

  • Toda la empresa está unida por un propósito admirable.
  • Valores como la honestidad, la gratitud, la sabiduría y el amor están presentes en todos los aspectos.
  • Hay una clara visión y objetivos para el futuro.
  • No existe el rencor.
  • Los trabajadores destacan por ser generosos con su tiempo y recursos.
  • Está prohibido dañar al resto, así como ser deshonesto o cínico.
  • Todo el mundo tiene la oportunidad de crecer profesionalmente.
  • Las diferencias son positivas.
  • La justicia e igualdad son dos valores prioritarios.
  • Hay un ambiente divertido.

Cultivar la felicidad en el trabajo es una labor intencionada y consciente“, explica McKee.

Si no tienes suficiente poder en la empresa para implementar estos cambios y adoptar una cultura positiva también puedes ayudar. Empieza por adoptar esta actitud tu mismo, e intenta incitar a tu equipo para que haga lo mismo. Todo se contagia, incluida la actitud positiva.

Vía | CNBC

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!